CA­SA­NUE­VA, PROTEJAMOS AL EQUI­PO OLÍMPCO

ABC - Vela - - Abc De La Náutica - PE­DRO SAR­DI­NA

Da mu­cha pe­na que la Real Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Ve­la si­ga la mis­ma po­lí­ti­ca que ins­tau­ró cuan­do Arturo Del­ga­do de­jó de ser pre­si­den­te: no de­jar a los re­ga­tis­tas del equi­po olím­pi­co cam­par a sus an­chas. Di­go es­to por­que la his­to­ria de­mues­tra que la ve­la olím­pi­ca es to­tal­men­te in­com­pa­ti­ble con la ve­la oceá­ni­ca y con la ve­la, lla­mé­mos­la, de es­pec­tácu­lo.

Es­pa­ña acu­dió a los Jue­gos de Río con un equi­po es­pe­ran­za­dor, y aun­que no se con­si­guie­ron me­da­llas, la co­sa pin­ta­ba muy bien. Ha­bía­mos lo­gra­do los mim­bres pa­ra in­ten­tar el asal­to a los Jue­gos de To­kio, con me­da­llas se­gu­ras en 470 mas­cu­lino y fe­me­nino, 49 FX y 49er. Pe­ro la Fe­de­ra­ción se de­sen­tien­de de sus de­por­tis­tas y les de­ja na­ve­gar a sus an­chas. Por ejem­plo, Jor­di Xam­mar, nues­tro fu­tu­ro in­me­dia­to y nues­tra ilu­sión olím­pi­ca, se es­tá dis­tra­yen­do (lo lla­ma­ré así de mo­men­to) con esa cho­rra­da de par­ti­ci­par el la Jo­ven Co­pa Amé­ri­ca. A las prue­bas me re­mi­to, cuan­do el ca­ta­lán re­nun­ció a par­ti­ci­par en la Fi­nal de la World Sai­ling de San­tan­der y ha si­do in­ca­paz, si­quie­ra, de cla­si­fi­car­se pa­ra la «me­dal ra­ce» del Mun­dial de 470. Xam­mar, que siem­pre es­tá en­tre los diez pri­me­ros y, ade­más, ga­nan­do re­ga­tas, en Gre­cia ha ob­te­ni­do unos muy po­bres re­sul­ta­dos (UDF/3/7/5/18/5/12/20/ 18/23/11) lo­gran­do el de­ci­mo­quin­to pues­to a más de ochen­ta pun­tos del ga­na­dor. Es­te no es el Xam­mar que en el Mun­dial de San­tan­der enar­bo­la­ba la ban­de­ra es­pa­ño­la des­pués de ga­nar la «me­dal ra­ce». ¿Youth Ame­ri­ca’s Cup? No me­re­ce la pe­na, de ver­dad. Lo mis­mo pa­sa si ha­bla­mos de Die­go Bo­tín, que hi­zo el es­fuer­zo de estar en la fi­nal de la World Sai­ling de San­tan­der, pe­ro con la ca­be­za des­via­da al ca­ta­ma­rán «vo­la­dor».

No quie­ro ni pen­sar co­mo va a vol­ver nues­tra cam­peo­na olím­pi­ca Ta­ma­ra Eche­go­yen, que has­ta aho­ra no se ha subido a su FX na­da más que pa­ra ha­cer el Re­to de las Cam­peo­nas Mo­vis­tar, cuan­do vuel­va de la Vol­vo Ocean Ra­ce, en la que va a par­ti­ci­par co­mo tri­pu­lan­te del «Map­fre».

Es­tos ex­pe­ri­men­tos ya los he­mos su­fri­do con va­rios gran­des re­ga­tis­tas, que po­drían ha­ber ba­ti­do to­dos los ré­cords de Ben Ains­lie en la ve­la olím­pi­ca y se han que­da­do en eso, mer­ce­na­rios bien pa­ga­dos de la ve­la de cru­ce­ro.

La Fe­de­ra­ción de­be­ría to­mar car­tas en el asun­to des­de ya mis­mo y pro­te­ger al mag­ní­fi­co equi­po olím­pi­co que te­ne­mos en la ac­tua­li­dad.

SI TA­MA­RA ECHE­GO­YEN SE VA A LA VOL­VO, PERDEREMOS UN BA­LUAR­TE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.