En­tre­vis­tas a Ma­rie Riou y a Char­les Cau­dre­lier

Es una de las chi­cas en las que Char­les Cau­dre­lier ha con­fia­do pa­ra for­mar par­te de la tri­pu­la­ción del «Dong­Feng»

ABC - Vela - - Front Pa­ge - PE­DRO SAR­DI­NA

Ma­rie Riou ( 21- 08-1981) es una re­ga­tis­ta de ve­la olím­pi­ca que com­pi­tió en los Jue­gos de Lon­dres y Río. Ma­rie ha na­ve­ga­do en Na­cra 17 con su com­pa­trio­ta Billy Bes­son du­ran­te cua­tro años. Cin­co ve­ces cam­peo­na del Mun­do, cre­ció na­ve­gan­do en Bre­ta­ña, el mis­mo lu­gar en el que se for­ja­ron la ma­yo­ría de los re­ga­tis­tas fran­ce­ses del «Dong­feng». Ha es­ta­do ca­si to­da su ca­rre­ra na­ve­gan­do con hom­bres y, se­gún Char­les Cau­dre­lier, tie­ne un gran es­pí­ri­tu, lo que le con­vier­te en la de­ci­sión na­tu­ral pa­ra el equi­po. —¿De dón­de le vie­ne la afi­ción a la ve­la? —Em­pe­cé muy jo­ven, a los sie­te años en la cla­se Op­ti­mist, des­pués di el pa­so al 420 y a los bar­cos olím­pi­cos y des­pués ya pa­sé al cru­ce­ro mien­tras no ha­bía re­ga­tas de ve­la li­ge­ra. —¿Có­mo una gran re­ga­tis­ta de ve­la li­ge­ra se en­ro­la en una aven­tu­ra co­mo es­ta? —Cuan­do vi la opor­tu­ni­dad de que hu­bie­ra equi­pos mix­tos me pu­se en con­tac­to con Char­les, al que co­no­cía des­de ha­cía mu­cho tiem­po, y le di­je que me gus­ta­ría mu­cho in­ten­tar com­pe­tir con su equi­po. Que me hi­cie­ra una prue­ba y si la pa­sa­ba po­dría ir a na­ve­gar en el «Dong­Feng». Ob­via­men­te la pa­sé y aquí es­toy. —¿Cuán­do le vino a la ca­be­za ha­cer ve­la oceá­ni­ca? —Ha­ce tiem­po que en mi ca­be­za ron­da­ba en que que­ría in­ten­tar ha­cer re­ga­tas de Fi­ga­ró pa­ra co­ger ex­pe­rien­cia en otro ti­po de ve­la. Los so­li­ta­rios me lla­man la aten­ción, pe­ro de re­pen­te sur­gió es­ta opor­tu­ni­dad y ten­dré que pos­po­ner esa op­ción pa­ra un fu­tu­ro in­me­dia­to. Creo que la Vol­vo Ocean Ra­ce es el me­jor me­dio pa­ra des­cu­brir la ve­la oceá­ni­ca. — ¿ Es la Vol­vo una re­ga­ta pa­ra equi­pos mix­tos o se­ría me­jor in­ten­tar ha­cer equi­pos del mis­mo gé­ne­ro? —Es­ta­mos de­mos­tran­do que los equi­pos mix­tos fun­cio­nan muy bien. So­mos na­ve­gan­tes y sea­mos chi­cas o chi­cos, no cam­bia na­da. La re­gla di­ce que se pue­den lle­var cin­co chi­cos y cin­co chi­cas o sie­te chi­cos y dos chi­cas. De mo­men­to hay que con­for­mar­se con es­ta úl­ti­ma op­ción pa­ra po­der de­mos­trar que lo po­de­mos ha­cer igual de bien que los hom­bres. —Con las bue­nas na­ve­gan­tes que hay en Fran­cia, ¿por qué no hay un equi­po to­tal­men­te fe­me­nino? —Es ver­dad que te­ne­mos muy bue­nas chi­cas y muy buen ni­vel y se po­dría ha­cer per­fec­ta­men­te. Ya hu­bo en la pa­sa­da Vol­vo un equi­po com­ple­ta­men­te fe­me­nino y no des­en­to­nó en na­da. So­lo nos que­da que los pa­tro­ci­na­do­res nos apo­yen y quie­ran te­ner un equi­po de mu­je­res. To­do se an­da­rá en un fu­tu­ro pró­xi­mo. —¿Le gus­ta­ría den­tro de un tiem­po ha­cer la Ven­dée Glo­be? —No. No en­tra en mis pla­nes ha­cer una vuel­ta al mun­do en so­li­ta­rio. Creo que no se­ría ca­paz de ha­cer­lo so­la. La Ven­dée es la ma­dre de las re­ga­tas y hay que te­ner­la res­pe­to y es­tar con­ven­ci­da de que eres ca­paz de ha­cer­la, sino más va­le que no lo in­ten­tes. De mo­men­to quie­ro na­ve­gar con equi­pos y, al­gu­na vez, ha­cer al­go en so­li­ta­rio, pe­ro de no más de 6.000 mi­llas. —¿Qué re­ga­ta le gus­ta­ría ga­nar? —Aho­ra mis­mo la Vol­vo Ocean Ra­ce y des­pués un oro olím­pi­co. Ya soy cam­peo­na de Eu­ro­pa y del mun­do, por lo que no es­ta­ría mal con­se­guir la «tri­ple co­ro­na» —¿Es­tá «Dong­Feng» en con­di­cio­nes de ga­nar la Vol­vo? —Sí. Creo que lo te­ne­mos to­do pa­ra ga­nar es­ta re­ga­ta, pe­ro es muy lar­ga y en es­te de­por­te no hay na­da fá­cil ni se­gu­ro. No te­ne­mos mar­gen de error. So­mos muy rá­pi­dos y te­ne­mos el po­ten­cial pa­ra ga­nar. La ter­ce­ra eta­pa y la cuar­ta pue­den ser la cla­ve pa­ra sa­ber quien pue­de ser el ga­na­dor fi­nal. —¿Cuál es su tra­ba­jo en el bar­co? ——To­dos los que va­mos en el bar­co sa­be­mos ha­cer de to­do. Ha­ce­mos guar­dias de cua­tro ho­ras y ahí hay que ha­cer de to­do pa­ra ha­cer­lo más ameno y po­der des­can­sar de un mis­mo tra­ba­jo. A ve­ces con­duz­co y a ve­ces tri­mo las ve­las, sin de­jar de ha­cer los tra­ba­jos más du­ros. Una vez na­ve­gan­do, no hay mar­cha atrás y hay que apor­tar to­do al equi­po. —¿Quiés es su ído­lo? —Ellen MaCart­hur. Me pa­re­ce in­crei­ble lo que ha he­cho es­ta mu­jer.

FU­TU­RO «NO SE­RÍA CA­PAZ DE HA­CER UNA VEN­DÉE GLO­BE»

Ma­rie Riou es una de las re­ga­tis­tas más im­por­tan­tes de Fran­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.