EN BUS­CA DE LOS PRE­CEP­TOS DE LA NÁU­TI­CA

ABC - Vela - - Abc De La Náu­ti­ca - SER­GIO W. SMIT

pun­ta de lan­za de la Fór­mu­la Ki­te en nues­tro país des­pués de la organización de la Co­pa de Es­pa­ña en 2017, con el Club Ma­ri­na el Por­tet de Dé­nia co­mo an­fi­trión.

Del 25 al 27 de ma­yo Dé­nia pon­drá el co­lo­fón fi­nal a es­te pri­mer cir­cui­to de For­mu­la Ki­te en Es­pa­ña, que ade­más de co­ro­nar al cam­peón de la Co­pa de Es­pa­ña de For­mu­la Ki­te 2018, tam­bién lo ha­rá del cam­peón au­to­nó­mi­co de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na.

Tres tí­tu­los que se ju­ga­rán en el cam­po de re­ga­tas de­no­mi­na­do «La Ta­ri­fa del Le­van­te» por sus ex­cep­cio­na­les con­di­cio­nes pa­ra la prác­ti­ca del de­por­te de la ve­la. La pla­ya del Ca­ga­rri­tar y Ma­ri­na El Por­tet de Dé­nia, a par­te de ser se­de de la úl­ti­ma prue­ba del cir­cui­to de For­mu­la Ki­te, vol­ve­rá a aco­ger a los me­jo­res es­pe­cia­lis­tas de es­ta dis­ci­pli­na pa­ra dispu­tar el Cam­peo­na­to de Es­pa­ña de For­mu­la Ki­te 2018 en­tre el 7 y 10 de ju­nio, con­vir­tien­do a es­te mu­ni­ci­pio de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na en el pun­to de en­cuen­tro du­ran­te tres se­ma­nas de los me­jo­res re­ga­tis­tas de For­mu­la Ki­te­boar­ding del país, a par­te de atraer a grandes fi­gu­ras in­ter­na­cio­na­les que ya han con­fir­ma­do sus asis­ten­cia a las dos prue­bas de Dé­nia.

La «Ta­ri­fa del Le­van­te» se ha con­ver­ti­do en uno de los spots con más pe­so es­pe­cí­fi­co de los úl­ti­mos años con una cla­ra ten­den­cia a ser un can­di­da­to pa­ra aco­ger prue­bas in­ter­na­cio­na­les en los pró­xi­mos años.

Miem­bros de la IKA - In­ter­na­tio­nal Ki­te­boar­ding As­so­cia­tion - vi­si­ta­ron la se­de du­ran­te la ce­le­bra­ción de la I Co­pa de Es­pa­ña de For­mu­la Ki­te con hi­dro­foils el pa­sa­do ve­rano, que­dan­do gra­ta­men­te sor­pren­di­dos del po­ten­cial pa­ra la organización de even­tos de gran ca­la­do.

Se­gún da­tos de la World Sai­ling, en 2017 ya se con­ta­bi­li­za­ban más de diez mil uni­da­des de ki­te­boar­ding na­ve­gan­do en el mun­do, co­lo­cán­do­se en tan só­lo cin­co años co­mo la tercera cla­se más po­pu­lar de to­das las dis­ci­pli­nas de ve­la, olím­pi­cas y no olím­pi­cas.

En lo que si es lí­der in­dis­cu­ti­ble la For­mu­la Ki­te es en el ran­king de cre­ci­mien­to de una cla­se vin­cu­la­da al de­por­te de la ve­la sien­do la que más de­por­tis­tas ha con­quis­ta­do a lo lar­go del 2017, lo que le ha lle­va­do a con­ver­tir­se en uno de los ejes cen­tra­les de la es­tra­te­gia de promoción de la World Sai­ling As­so­cia­tion.

Cla­ves de su éxi­to

La For­mu­la Ki­te con foils, y el ki­te­boar­ding en ge­ne­ral, ba­san su po­pu­la­ri­dad en la fa­ci­li­dad pa­ra prac­ti­car­lo y su rá­pi­da cur­va de apren­di­za­je ha­cien­do que mu­chos re­ga­tis­tas de la ve­la li­ge­ra tra­di­cio­nal es­tén pa­sán­do­se a es­ta nueva cla­se por la in­creí­ble sen­sa­ción de vo­lar so­bre el agua a al­tas ve­lo­ci­da­des y su es­pec­ta­cu­la­ri­dad.

To­do ello ha lle­va­do que las mar­cas de au­to­mo­ción, tu­ris­mo, mo­da, be­bi­das y ban­cos, a tra­vés de sus re­des so­cia­les, es­tén apos­tan­do por la For­mu­la Ki­te co­mo una he­rra­mien­ta de mar­ke­ting exi­to­sa pa­ra la co­mu­ni­ca­ción en­tre su pú­bli­co más jo­ven, el com­pren­di­do en­tre los 16 y los 35 años. Los «foils» ya im­pe­ran tam­bién en las ta­blas lti­mos días de es­te 2017 y voy a ter­mi­nar con una de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes de ca­ra a 2018 a tra­vés de es­ta co­lum­na. La ver­dad, más que una de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes per­so­nal es un lla­ma­mien­to a to­do el sec­tor náu­ti­co ya que el re­sul­ta­do no se­ría to­do lo ob­je­ti­vo que de­bie­ra si só­lo apor­ta­ra una per­so­na.

Me gus­ta­ría que a lo lar­go de 2018 en­con­trá­ra­mos los ver­da­de­ros pre­cep­tos de la náu­ti­ca, a prio­ri en Es­pa­ña, pe­ro que a buen se­gu­ro se­rán to­tal­men­te vá­li­dos si los ex­tra­po­lá­se­mos a ni­vel in­ter­na­cio­nal.

Pen­sar en pre­cep­tos siem­pre es com­pli­ca­do, pe­ro creo que me­re­ce­ría la pe­na el po­der ayu­dar a la náu­ti­ca a evo­lu­cio­nar y cre­cer con sen­ti­do. A mi me hu­bie­ra en­can­ta­do, cuan­do co­men­cé mis pri­me­ros pro­yec­tos em­pre­sa­ria­les en el sec­tor - y aho­ra tam­bién - ha­ber po­di­do en­con­trar do­cu­men­tos y aná­li­sis don­de po­der apo­yar mis teo­rías so­bre el rumbo que de­be­ría se­guir, mar­can­do los pri­me­ros es­bo­zos es­tra­té­gi­cos de una idea en el sec­tor ma­rí­ti­mo.

Hay cier­tos pre­cep­tos fi­lo­só­fi­cos que bien po­drían em­pe­zar a for­mar par­te de las ver­da­de­ras re­glas del jue­go de cual­quier pro­yec­to, y evi­den­te­men­te náu­ti­co tam­bién, co­mo los apli­ca­dos en el orácu­lo de Del­fos, san­tua­rio del dios grie­go Apo­lo, co­mo «No con­fíes en la suer­te», «Re­fle­xio­na so­bre lo que ha­yas es­cu­cha­do» o «En­se­ña a los más jó­ve­nes» pe­ro se­ría fan­tás­ti­co lo­grar con­se­guir al­gu­nos pi­la­res maes­tros pa­ra el mun­do del mar.

El pro­ble­ma que veo es que el pen­sar no es­tá bien vis­to en los tiem­pos que vi­vi­mos. Los nue­vos sa­bios son víc­ti­mas de un «Bull­ying» par­ti­cu­lar ya que la ve­lo­ci­dad que se im­pri­me al día a día les po­ne muy di­fí­cil su­pe­rar las pri­me­ras ca­pas de una idea o pro­yec­to.

Pa­ra su­plir esa ne­ce­si­dad ha na­ci­do una pseu­do con­sul­to­ría em­pre­sa­rial y la fi­gu­ra del coach, tan de mo­da, que son, en una gran ma­yo­ría, unos en­can­ta­do­res de ser­pien­tes o maes­tros de ce­re­mo­nia que dan lo que se les pi­de, que no es más que una bar­niz su­per­fi­cial que no da­ña el ego de na­die y bri­lla mu­cho, lo­gran­do evan­ge­li­zar a tra­vés de unos pre­cep­tos que sir­ven co­mo una na­va­ja sui­za, pa­ra to­do.

Lle­vo ya dos años ma­du­ran­do el pro­yec­to «Se bus­can ma­ri­ne­ros va­lien­tes». Si­go per­se­ve­ran­do y ani­ma­do en que fi­nal­men­te ve­rá la luz ya que en es­te cor­to ca­mino que lle­vo re­co­rri­do me he en­con­tra­do con per­so­nas in­creí­ble­men­te in­te­li­gen­tes, que no son egoís­tas del co­no­ci­mien­to y es­toy se­gu­ro que po­dré apo­yar­me en ellos, y sus re­des, pa­ra con­se­guir em­pe­zar a es­bo­zar los ver­da­de­ros pre­cep­tos de la náu­ti­ca. O al me­nos en­con­trar un pun­to de par­ti­da.

A lo lar­go de es­te 2018 se­gu­ro que se me si­guen plan­tean­do un mon­tón de pre­gun­tas y tu es po­si­ble que ten­gas la res­pues­ta. ¿Te ani­mas a su­mar?

«RE­FLE­XIO­NA SO­BRE LO QUE HA­YAS ES­CU­CHA­DO» O «EN­SE­ÑA A LOS MÁS JÓ­VE­NES» PE­RO SE­RÍA FAN­TÁS­TI­CO LO­GRAR CON­SE­GUIR AL­GU­NOS PI­LA­RES MAES­TROS PA­RA EL MUN­DO DEL MAR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.