Ga­briel Mar­tí­nez re­va­li­da co­mo pre­si­den­te de los Puer­tos va­len­cia­nos

Ha si­do re­ele­gi­do por ter­ce­ra vez pre­si­den­te de la Agru­pa­ción de Puer­tos De­por­ti­vos y Tu­rís­ti­cos de la Co­mu­ni­da­dVa­len­cia­na

ABC - Vela - - Front Page - DE­SI­RÉE TORNERO

La elec­ción se ha rea­li­za­do en la Asam­blea Ge­ne­ral ce­le­bra­da ha­ce dos se­ma­nas en el Puer­to De­por­ti­vo y Tu­rís­ti­co Ma­ri­na de De­nia, se­de ofi­cial de la mis­ma. Ga­briel Mar­tí­nez, ac­tual director ge­ne­ral de Ma­ri­na de Dé­nia, fue co­fun­da­dor de la Agru­pa­ción, de la que en su pri­mer pe­rio­do for­mó par­te en ca­li­dad de vi­ce­pre­si­den­te 1º. Ade­más, es vi­ce­pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Española de Aso­cia­cio­nes de Puer­tos De­por­ti­vos y Tu­rís­ti­cos, de­le­ga­do na­cio­nal an­te el Clús­ter Ma­rí­ti­mo Es­pa­ñol —Aca­ba de ser re­ele­gi­do, por ter­ce­ra vez, pre­si­den­te de la Agru­pa­ción de Puer­tos De­por­ti­vos y Tu­rís­ti­cos de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na ¿qué ha su­pues­to pa­ra us­ted es­ta re­elec­ción? —En pri­mer lu­gar, ex­pli­ca­ré las pe­cu­lia­ri­da­des del sis­te­ma elec­to­ral de la Agru­pa­ción, ya que to­dos sus miem­bros es­tán obli­ga­dos a pre­sen­tar­se co­mo can­di­da­tos a la pre­si­den­cia y re­sul­ta im­po­si­ble abs­te­ner­se, la fi­na­li­dad del sis­te­ma es ge­ne­rar en­tre sus miem­bros una com­pe­ten­cia en con­di­cio­nes de igual­dad, com­ple­ta­men­te li­bre, trans­pa­ren­te y to­tal­men­te abier­ta a to­dos los que par­ti­ci­pan en el ac­to elec­to­ral. Res­pon­dien­do a la pre­gun­ta de for­ma más con­cre­ta, la re­su­mi­ré en cua­tro pun­tos. Sa­tis­fac­ción: Pa­ra mí, la re­elec­ción su­po­ne un re­co­no­ci­mien­to a la la­bor desa­rro­lla­da du­ran­te to­do es­te tiem­po por el equi­po del que ten­go la suer­te de po­der for­mar par­te co­mo uno más. Gra­ti­tud. Es­toy muy agra­de­ci­do a to­dos mis co­le­gas por de­mos­trar­me por ter­ce­ra vez con­se­cu­ti­va su in­que­bran­ta­ble con­fian­za, su to­le­ran­cia y su com­pren­sión, es­pe­cial­men­te en los mo­men­tos di­fí­ci­les. Res­pon­sa­bi­li­dad. La con­fian­za se ga­na con la res­pon­sa­bi­li­dad y la res­pon­sa­bi­li­dad obli­ga y si te la otor­gan por ter­ce­ra vez más que obli­gar, aprie­ta. Com­pro­mi­so. So­me­tién­do­me con fir­me­za al cum­pli­mien­to de las obli­ga­cio­nes que me im­po­ne la pre­si­den­cia, ve­lan­do por el fu­tu­ro de nues­tro co­lec­ti­vo, es­for­zán­do­me en apor­tar nue­vas in­quie­tu­des y pre­sen­tar nue­vos pro­yec­tos que ge­ne­ren ilu­sión y nos ayu­den a la re­no­va­ción y modernización de nues­tras ins­ta­la­cio­nes, adap­tan­do nues­tra ges­tión al fu­tu­ro de la náu­ti- ca, que no es otro que el con­se­guir la ex­ce­len­cia en el tra­ta­mien­to del tu­ris­mo náu­ti­co, al­go que pue­de y de­be con­ver­tir­se en un apar­ta­do es­tra­té­gi­co de nues­tra eco­no­mía. —¿Qué ob­je­ti­vos tie­ne la Agru­pa­ción? —Pa­ra los miem­bros de la Agru­pa­ción es prio­ri­ta­rio al­can­zar una se­rie de ob­je­ti­vos: se­guir tra­ba­jan­do en pro de la crea­ción de em­pleo es­ta­ble y de ca­li­dad. Rea­li­zar tan­tos es­fuer­zos co­mo sean pre­ci­sos pa­ra deses­ta­cio­na­li­zar la ac­ti­vi­dad. Se­guir in­sis­tien­do en el cui­da­do del mar y el pai­sa­je, in­ci­dien­do con mu­cha fuer­za en que es­te cui­da­do sea com­pa­ti­ble con la ac­ti­vi­dad, ya que, si la im­po­si­bi­li­ta­mos, nos ne­ga­re­mos los re­cur­sos y sin ellos no es po­si­ble cui­dar na­da. Se­guir crean­do ri­que­za a tra­vés de la pro­mo­ción del te­rri­to­rio en el que es­tán en­cla­va­dos nues­tros puer­tos, ge­ne­ran­do flu­jos de tu­ris­mo des­de el mar ha­cia el in­te­rior pró­xi­mo. Tra­ba­jar en la cons­truc­ción de puen­tes de co­mu­ni­ca­ción y dia­lo­go con la Ge­ne­ra­li­tat. Co­la­bo­rar in­ten­sa­men­te con la Fe­de­ra­ción Española de Aso­cia­cio­nes de Puer­tos De­por­ti­vos y Tu­rís­ti­cos (FEAPDT) pa­ra in­ten­si­fi­car nues­tras re­la­cio­nes con Puer­tos del Es­ta­do, Ma­ri­na Mer­can­te y Tu­rEs­pa­ña en­tre otros, con la fi­na­li­dad de al­can­zar el equi­li­brio pro­fe­sio­nal y em­pre­sa­rial que nos ha­ga ser más com­pe­ti­ti­vos en­tre otros paí­ses del en­torno eu­ro­peo. —¿Cuál es la si­tua­ción ac­tual de los puer­tos y ma­ri­nas de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na? —Es­ta­mos en una en­cru­ci­ja­da muy di­fí­cil, ya que, la Ge­ne­ra­li­tat Va­len­cia­na nos es­tá ne­gan­do el pan y la sal. Con­se­guir ha­blar con la con­se­lle­ra de In­fra­es­truc­tu­ras es pa­ra nues­tra Agru­pa­ción al­go prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble. Por si la in­co­mu­ni­ca­ción no fue­ra su­fi­cien­te, nos so­me­ten a un tra­to to­tal­men­te dis­cri­mi­na­to­rio y po­si­ble­men­te ile­gal, em­pu­ján­do­nos a una si­tua­ción en la que es im­po­si­ble ser com­pe­ti­ti­vos den­tro y fue­ra de nues­tra co­mu­ni­dad. Con es­ta ac­tua­ción, la Ge­ne­ra­li­tat es­tá po­nien­do gra­ve­men­te en ries­go la con­ti­nui­dad de nues­tras em­pre­sas y con ellas el em­pleo de mi­les de fa­mi­lias va­len­cia­nas. Por su par­te la Agru­pa­ción se­gui­rá tra­ba­jan­do en es­ta­ble­cer puen­tes de diá­lo­go cons­truc­ti­vo y si no nos lo per­mi­ten, in­ten­ta­re­mos re­cla­mar ju­rí­di­ca­men- te lo que con arre­glo a de­re­cho cree­mos que nos co­rres­pon­de y has­ta la fe­cha nos nie­gan. Pa­ra no­so­tros el tra­ba­jo y la em­pre­sa van uni­das y son de­ma­sia­do im­por­tan­tes pa­ra de­jar­las en ma­nos de unos po­lí­ti­cos que has­ta el mo­men­to han de­mos­tra­do muy po­co in­te­rés por nues­tras ma­ri­nas y por las per­so­nas que te­ne­mos el em­pleo y el bien es­tar de nues­tras fa­mi­lias en ellas. —¿Qué apor­tan las ma­ri­nas a ca­da uno de los mu­ni­ci­pios en los que es­tán ubi­ca­das? —El he­cho de que una ma­ri­na se ubi­que en una po­bla­ción cos­te­ra, su­po­ne que es­ta se con­vier­ta au­to­má­ti­ca­men­te en un des­tino tu­rís­ti­co de ca­li­dad. Es­te he­cho por sí mis­mo, ha­ce que las po­si­bi­li­da­des de ese nú­cleo ur­bano y su en­torno co­mar­cal pue­dan mul­ti­pli­car sus po­si­bi­li­da­des de me­jo­ra y con ellas las de sus ha­bi­tan­tes. La ubi­ca­ción de una ma­ri­na bien cons­trui­da y res­pe­tuo­sa con el me­dioam­bien­te, es ca­paz de me­jo­rar la vi­da de mu­chas per­so­nas en muy po­co tiem­po. —¿Cuál es el pa­pel que jue­gan las ma­ri­nas en el con­cep­to de tu­ris­mo náu­ti­co? —Los puer­tos ges­tio­na­dos em­pre­sa­rial­men­te «Las Ma­ri­nas» son en sí mis­mos, tu­ris-

mo náu­ti­co. Con su mo­de­lo de ges­tión abier­ta han con­se­gui­do po­si­bi­li­tar el li­bre trán­si­to de per­so­nas y em­bar­ca­cio­nes con fi­nes lú­di­cos, de­por­ti­vos y cul­tu­ra­les a lo lar­go de nues­tra cos­ta. Vol­can­do so­bre es­te co­lec­ti­vo la per­ti­nen­te in­for­ma­ción pro­mo­cio­nal del te­rri­to­rio, pro­vo­can­do de es­te mo­do el flu­jo del tu­ris­mo náu­ti­co ha­cia el in­te­rior de las co­mar­cas y ade­más lo con­si­gue sin in­cre­men­tar el con­su­mo del es­ca­so sue­lo dis­po­ni­ble en la cos­ta. —¿Considera que en un mo­men­to co­mo el ac­tual, en el que hay una sa­tu­ra­ción del mo­de­lo sol y pla­ya, el tu­ris­mo náu­ti­co pue­de abrir nue­vos ca­mi­nos y po­si­bi­li­tar el ac­ce­so a un tu­ris­mo de ca­li­dad? —En pri­mer lu­gar, un aplau­so pa­ra el tu­ris­mo de sol y pla­ya, por­que sin él no ha­bría­mos po­di­do lle­gar has­ta aquí. Di­cho es­to, an­tes de mo­rir de éxi­to, te­ne­mos que reac­cio­nar y em­pe­zar a ex­plo­rar nue­vas al­ter­na­ti­vas que nos per­mi­tan bá­si­ca­men­te lo si­guien­te: no con­su­mir sue­lo, ge­ne­rar em­pleo de ca­li­dad, deses­ta­cio­na­li­zar la ac­ti­vi­dad, que se so­me­ta el te­rri­to­rio al me­nor de­te­rio­ro po­si­ble. Si to­ma­mos es­tos in­gre- dien­tes y pre­pa­ra­mos con ellos un coc­tel pro­fe­sio­nal­men­te bien agi­ta­dos, el pro­duc­to re­sul­tan­te se lla­ma­rá tu­ris­mo náu­ti­co, o lo que es igual tu­ris­mo de ca­li­dad, sos­te­ni­ble, pro­duc­ti­vo y muy ren­ta­ble en tér­mi­nos em­pre­sa­ria­les y so­cia­les.Te­ne­mos mu­cho por ha­cer y un mar de po­si­bi­li­da­des si com­pren­de­mos el con­cep­to y so­mos ca­pa­ces la ad­mi­nis­tra­ción y las em­pre­sas de po­ner­nos a tra­ba­jar en la crea­ción y pro­mo­ción de una ofer­ta bien mo­du­la­da y atrac­ti­va, en de­fi­ni­ti­va, un pro­duc­to ven­di­ble. —Ha­ce po­co que la agru­pa­ción ha par­ti­ci­pa­do en la fe­ria náu­ti­ca de Düs­sel­dorf y aho­ra tam­bién va a es­tar pre­sen­te en Ma­drid Azul y en el Me­dSea de Ali­can­te. ¿Qué su­po­ne to­da es­ta pro­mo­ción? —En pri­mer lu­gar, de­jar cla­ro que lo del tu­ris­mo náu­ti­co es al­go que nos he­mos to­ma­do muy en se­rio. El mun­do em­pre­sa­rial es más de ha­cer que de ha­blar y he­mos de re­co­no­cer que a pe­sar de lo arries­ga­do de la ac­ción, ha va­li­do la pe­na. El tra­ba­jo pre­vio que ha­bía­mos rea­li­za­do pa­ra ir bien pre­pa­ra­dos a Düs­sel­dorf nos ha va­li­do el re­co­no­ci­mien­to del per­so­nal de Puer­tos de Es­pa- ña y no quie­ro de­jar pa­sar la oca­sión pa­ra agra­de­cer a Puer­tos del Es­ta­do la opor­tu­ni­dad que nos ha da­do am­pa­rán­do­nos en su stand. En Düs­sel­dorf hi­ci­mos un tra­ba­jo in­ten­si­vo pa­ra po­der che­quear con la má­xi­ma am­pli­tud nues­tras opor­tu­ni­da­des de ca­ra al fu­tu­ro, los re­sul­ta­dos van lle­gan­do a lo lar­go del año y se­rá en­ton­ces cuan­do po­da­mos va­lo­rar­los con ob­je­ti­vi­dad. A raíz de nues­tra pre­sen­cia en Düs­sel­dorf, la Agen­cia Va­len­cia­na de Tu­ris­mo nos ci­tó rá­pi­da­men­te a nues­tro re­gre­so, lo que ha he­cho po­si­ble que po­da­mos asis­tir a Ma­drid Azul y a la Me­dsea de Ali­can­te. Ac­ti­tu­des co­mo la de la Agen­cia Va­len­cia­na ha­cen y ex­pli­can que nues­tra co­mu­ni­dad en tu­ris­mo sea un re­fe­ren­te in­ter­na­cio­nal y en otros cam­pos don­de las ac­ti­tu­des son dis­tin­tas sea­mos los eter­nos co­lis­tas. Re­su­mien­do, Düs­sel­dorf nos ha abier­to las puer­tas a in­tere­san­tes po­si­bi­li­da­des con Puer­tos de Es­ta­do y con la Agen­cia Va­len­cia­na de Tu­ris­mo y es­to ya es un he­cho muy po­si­ti­vo y muy va­lio­so pa­ra la Agru­pa­ción de Puer­tos De­por­ti­vos y Tu­rís­ti­cos de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na.

VEN­TA­JAS «TO­DA PO­BLA­CIÓN CON MA­RI­NA ES UN DES­TINO TU­RÍS­TI­CO» QUE­JA «LA CO­MU­NI­DAD VA­LEN­CIA­NA NOS NIE­GA EL PAN Y LA SAL»

Ga­briel Mar­tí­nez es el director de Ma­ri­na de De­nia y si­gue co­mo pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Puer­tos De­por­ti­vos de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.