¿DÓN­DE ES­TÁN LOS DI­NE­ROS DE LA FUN­DA­CIÓN VE­LA?

ABC - Vela - - ABC De La Náutica - JO­SÉ LUIS SUEVOS BARRERO

La ve­la ama­ter se vuel­ca con la Ru­ta de la Sal ran­te los últimos 30 años ha con­tri­bui­do de una ma­ne­ra de­ci­si­va a fo­men­tar y pro­mo­cio­nar la na­ve­ga­ción de cru­ce­ro en nues­tro país.

La Ru­ta de la Sal es una de las re­ga­tas de al­tu­ra más con­so­li­da­das del Me­di­te­rrá­neo, lí­der in­dis­cu­ti­ble en ín­di­ces de par­ti­ci­pa­ción y po­pu­la­ri­dad. Du­ran­te es­tos 31 años han na­ve­ga­do en La Sal unas 5.900 em­bar­ca­cio­nes tri­pu­la­das por cer­ca de 40.500 re­ga­tis­tas, y se han cubierto unas 8.120 mi­llas de com­pe­ti­ción por el Mar Ba­lear.

La Ver­sión de Bar­ce­lo­na zar­pa­rá des­de Port Gi­nes­ta con rum­bo a Ibi­za, 140 mi­llas has­ta la lí­nea de lle­ga­da en Sant An­to­ni de Port­many. La Ver­sión De­nia, lar­ga­rá des­de el RCN De­nia, de­jan­do las is­las de For­men­te­ra, Ta­go­ma­go e Ibi­za por ba­bor, en to­tal unas 120 mi­llas. La Ver­sión Ma­llor­ca ten­drá su sa­li­da des­de el CV An­dratx con rum­bo a Sant An­to­ni de Ibi­za, de­jan­do las is­las de Ta­go­ma­go, For­men­te­ra, Es Ve­drà, Ble­das y Co­ne­je­ra por estribor.. an pa­sa­do ya unos añi­tos, dos pre­si­den­tes de la Fe­de­ra­ción y tres Se­cre­ta­rios de Es­ta­do y aun na­die se ha preo­cu­pa­do de, ni si­quie­ra in­ten­tar sa­ber la ver­dad de dón­de fue a pa­rar aquel im­por­tan­te di­ne­ro, que Arturo Del­ga­do de­jó en la ca­ja de Luis de Sa­la­zar pro­ve­nien­te de la Fun­da­ción Ve­la. Tan­ta in­sis­ten­cia pue­de pa­re­cer reite­ra­ti­va, pe­ro la ver­dad es que yo lo veo des­de el pun­to de vis­ta de que si na­die es ca­paz de ha­cer una au­di­to­ría ex­ter­na so­bre el asun­to es que al­go muy gra­ve ha pa­sa­do y quieren echar­le tie­rra en­ci­ma.

La Ley de Fun­da­cio­nes tie­ne sus re­glas y, que yo se­pa, en es­te ca­so no se han cum­pli­do. En uno de los jui­cios que tu­vo la Fe­de­ra­ción ha­ce unos años, la Juez le re­qui­rió los pa­pe­les de la Fun­da­ción a Mar­tín Puer­tas, por en­ton­ces te­so­re­ro de la Fe­de­ra­ción, y na­die ha vuel­to a sa­ber del te­ma. Na­die es ca­paz de au­di­tar esas cuen­tas por me­dio de una em­pre­sa ex­ter­na que nos di­ga a los fe­de­ra­dos co­mo se gas­ta nues­tro di­ne­ro.

Pa­re­ce que aho­ra se van arre­glan­do los di­ne­ros de la Fe­de­ra­ción, o al menos, es­ta nue­va Jun­ta quie­re mu­cha más trans­pa­ren­cia que las an­te­rio­res. La pre­si­den­ta, cho­rra­das a par­te de dón­de tie­ne que es­tar la Fe­de­ra­ción, ha co­gi­do el ca­po­te y ha co­men­za­do a dar pa­ses aun­que sea un po­co opa­cos. No sé si no quie­re o no sa­be, o no quie­re sa­ber que en la Fun­da­ción Ve­la ha­bía cien mi­llo­nes de las an­ti­guas pe­se­tas y que na­die ha da­do razón de ellas. Es­ta era la le­gis­la­tu­ra ideal pa­ra des­en­mas­ca­rar el asun­to, ya que con nue­va gen­te en la di­rec­ción de la ve­la, que a prio­ri no de­ben es­tar prin­ga­dos en el te­ma, y un nue­vo Se­cre­ta­rio de Es­ta­do se po­dría in­ves­ti­gar dón­de han ido a pa­rar esos di­ne­ros.

El Se­cre­ta­rio de Es­ta­do Jo­sé Ra­món Le­te, que se pro­di­ga mu­cho por su tie­rra, más que na­da pa­ra ha­cer­se la fo­to de turno con una par­te de la ve­la, no quie­re sa­ber na­da de es­ta ni de nin­gu­na fe­de­ra­ción más. Él es el res­pon­sa­ble de ve­lar por los in­tere­ses de los de­por­tis­tas es­pa­ño­les por­que pa­ra eso es la ca­be­za vi­si­ble del deporte na­cio­nal. Des­de aquí le pe­di­mos por enési­ma vez que se ocu­pe de los ver­da­de­ra­men­te im­por­tan­te y que se de­je de ha­cer fo­tos en ga­las re­gio­na­les sin nin­gún in­te­rés pa­ra el res­to de los re­ga­tis­tas. En fin, to­do si­gue em­ba­rra­do en la ve­la es­pa­ño­la con unas re­ga­tas in­dig­nas de lo que ha si­do en es­te país la ve­la y que gra­cias a nues­tros di­ri­gen­tes, que han abu­sa­do de los patrocinadores, aho­ra nues­tro deporte es­tá en un lu­gar muy ba­jo del ran­king.

No di­ga­mos ya el ni­vel que hay en la ve­la oceá­ni­ca, que es­tá de­ja­da de la mano de Dios y que to­das las ayu­das se con­cen­tran en el mis­mo. Así, nues­tros re­ga­tis­tas oceá­ni­cos tie­nen que le­van­tar las co­pas de sus éxi­tos en equi­po ex­tran­je­ros.

LE­TE DE­BE­RÍA OCU­PAR­SE UN PO­CO MÁS DE NUES­TRO DEPORTE Y DE­JAR DE LA­DO LAS FO­TOS QUE SE HA­CE CON UN SO­LO LA­DO DE LA VE­LA

H

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.