«Az­zu­rra», la cos­tum­bre no se to­ca

Es la cuar­ta vez que «Az­zu­rra» re­pi­te pro­ce­di­mien­to. La cos­tum­bre no se to­ca. Los últimos cua­tro bar­cos del equi­po han na­ci­do en King Ma­ri­ne

ABC - Vela - - ABC De La Náutica -

os tres últimos han sa­li­do del or­de­na­dor y la maes­tría de Mar­ce­lino Bo­tín, el de 2009 fue de Vro­lijk. Los cua­tro bar­cos se han bo­ta­do a me­dia­dos de mar­zo y, por su­pues­to, han co­men­za­do a na­ve­gar con el rui­do de fon­do de los pe­tar­dos de las Fa­llas en las aguas de la Marina de Va­len­cia don­de es­ta tem­po­ra­da las 52 Su­per Se­ries ce­rra­rán su tem­po­ra­da en sep­tiem­bre.

Ca­da tres años, pun­tua­les, re­pi­ten el ri­tual… Y es­te año to­ca­ba vol­ver a las Fa­llas sin ver las Fa­llas. En­tre­nar no es com­pa­ti­ble con el ocio. El nue­vo «Az­zu­rra» ya es­tá en el agua. Ha si­do el se­gun­do nue­vo ve­le-

Lro de las 52 Su­per Se­ries 2018 que ha sa­li­do a en­tre­nar, tras el «Sled» de Ta­kas­hi Oku­ra que lo hi­zo ha­ce ca­si un mes en Auc­kland. La cos­tum­bre es un ac­ti­vo en es­te equi­po. El más im­por­tan­te. La re­gu­la­ri­dad y crear una ba­se só­li­da de tra­ba­jo y de tri­pu­la­ción es la má­xi­ma de es­te pro­yec­to. Es­te año no han te­ni­do más re­me­dio que ha­cer cam­bios en la tri­pu­la­ción, dos de sus nom­bres más im­por­tan­tes se han mu­da­do a equi­pos de Co­pa Amé­ri­ca. Se han ido Vas­co Vascotto (Lu­na Rossa) y Ma­ciel Ci­chet­ti (Quan­tum) y han lle­ga­do San­tia­go Lange y Grantz Lo­rentz, tam­bién vie­jos co­no­ci­dos. Los tre­men­dos va­cíos crea­dos por las dos marchas creen que han si­do bien se­lla­dos por dos de los re­ga­tis­tas más ex­per­tos y res­pe­ta­dos del

SE MARCHA VAS­CO VASCOTTO A «LU­NA ROSSA» Y LLE­GA SAN­TIA­GO LANGE A SUS­TI­TUIR­LE

pa­no­ra­ma de ve­la de eli­te.

Y al fren­te del pro­yec­to se man­tie­ne Gui­ller­mo Pa­ra­da (Bue­nos Ai­res, 1967). El ca­ña ar­gen­tino tie­ne la do­ble fun­ción de lle­var la ca­ña del bar­co en el agua y lle­var la ca­ña del pro­yec­to fue­ra del lí­qui­do ele­men­to. Y Pa­ra­da se sien­te muy có­mo­do con la fi­lo­so­fía de «man­te­ner-lo-que-fun­cio­na». Y «Az­zu­rra» fun­cio­na. Su úl­ti­mo ve­le­ro ga­nó dos de las tres edi­cio­nes de las 52 Su­per Se­ries. Por eso, en mar­zo ha vuel­to a Va­len­cia a pro­bar su nue­vo bar­co he­cho en King Ma­ri­ne con di­se­ño de Bo­tín. «No­so­tros man­te­ne­mos las tra­di­cio­nes. Es­te año no he­mos te­ni­do más re­me­dio que ha­cer al­gu­nos cam­bios en la tri­pu­la­ción. Tam­bién he­mos cam­bia­do al­gu­nas co­sas que pen­sa­mos que hay que cam­biar por­que ire­mos a me­jor. Pe­ro te­ne­mos cla­ro que lo que nos ha fun­cio­na­do no se cam­bia. Por eso es­ta­mos muy con­ten­tos de es­tar aquí, de em­pe­zar un nue­vo pro­yec­to y la nue­va tem­po­ra­da con es­te nue­vo bar­co que tras los pri­me­ros días de prue­bas nos ha pa­re­ci­do in­creí­ble. Es­ta­mos muy con­ten­tos con el tra­ba­jo de King Ma­ri­ne. Es­pe­ra­mos que los cam­bios va­yan en la bue­na di­rec­ción», di­ce el bo­nae­ren­se.

Adiós a Vascotto

Uno de los con­tra­tiem­pos más so­na­dos ha si­do la marcha de Vascotto a Lu­na Rossa. El ar­gen­tino pier­de a su com­pa­ñe­ro de po­pa du­ran­te mu­chos años: «Vas­co ob­via­men­te es un shock que se ha­ya ido, es un gran ta­len­to co­mo re­ga­tis­tas y un gran ami­go y com­pa­ñe­ro. Al prin­ci­pio cuan­do nos anun­ció la de­ci­sión fue muy du­ro pa­ra no­so­tros. Pe­ro en­ten­de­mos que él es­tá cum­plien­do un sue­ño que te­nía des­de pe­que­ño que era es­tar en una Co­pa Amé­ri­ca con un equi­po ita­liano co­mo el Lu­na Rossa. Por eso es­ta­mos muy con­ten­tos por él. No es fá­cil re­em-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.