«Mo­bi­mo», ga­na­dor en Le­mán

Las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas ad­ver­sas en el la­go de Le­mán no im­pi­die­ron al ve­te­rano na­ve­gan­te sui­zo Ch­ris Wahl ga­nar la Bol d’Or

ABC - Vela - - Abc De La Náutica -

Más de 500 bar­cos sur­ca­ron las aguas del es­pec­ta­cu­lar la­go Le­mán, en Gi­ne­bra

Se tra­ta de la ma­yor re­ga­ta del mun­do or­ga­ni­za­da en un la­go, que atrae a es­te sun­tuo­so es­ce­na­rio del la­go Le­mán, en Gi­ne­bra, des­de 1939, a na­ve­gan­tes y ve­le­ros de to­da Eu­ro­pa. Es­ta es la sép­ti­ma vez que Wahl al­za­ba el co­di­cia­do tro­feo in­te­gran­do así el pal­ma­rés de otros grandes na­ve­ga­do­res co­mo Phi­lip­pe Durr, Phi­lip­pe Stern y Pie­rre-Yves Jo­rand, que co­mo él lo­gra­ron an­te­rior­men­te rea­li­zar es­ta proeza.

Una re­ga­ta ga­na­da por el «Mo­bi­mo» con só­lo tres mi­nu­tos de di­fe­ren­cia res­pec­to al «Okalys Youth Pro­ject», pa­tro­nea­do por Ar­naud Gran­ge y el mí­ti­co na­ve­gan­te fran­cés Loïck Pey­ron, que con­si­guió el se­gun­do pues­to se­gui­dos por «Ylliam Com­ptoir Im­mo­bi­lier » , de Bre­trand De­mo­le y del mí­ti­co «Aling­hi», pro­pie­dad de Er­nes­to Ber­ta­re­lli, uno de los grandes fa­vo­ri­tos.

Wahl ob­tu­vo la copa del 80 aniver­sa­rio de es­ta re­ga­ta gra­cias a su gran co­no­ci­mien­to de la na­ve­ga­ción en aguas de uno de los la­gos más com­ple­jos de Eu­ro­pa, el la­go Le­mán tie­ne más de trein­ta vien­tos di­fe­ren­tes.

En la re­ga­ta de es­te año com­pi­tie­ron 565 em­bar­ca­cio­nes que per­te­ne­cían a to­do ti­po de ca­te­go­rías, des­de pe­que­ños ca­ta­ma­ra- nes de «do­min­gue­ros» apa­sio­na­dos de la ve­la has­ta em­bar­ca­cio­nes más so­fis­ti­ca­das co­mo el D35 pa­tro­nea­do por el triun­fa­dor, Ch­ris Wahl. Aun­que mu­chos no con­si­guie­ron lle­gar a la me­ta y tu­vie­ron que aban­do­nar su in­ten­to en es­ta re­ga­ta, de ca­rác­ter fes­ti­vo, lo im­por­tan­te fue par­ti­ci­par.

De he­cho el es­pí­ri­tu de com­pe­ti­ción en el Bol d’Or no es agre­si­vo ya que la ma­yor par­te de los par­ti­ci­pan­tes se co­no­cen des­de an­te­rio­res edi­cio­nes y par­ti­ci­pan den­tro de un am­bien­te de gran ca­ma­ra­de­ría lo cual pa­ra ellos es esen­cial. Se­gún afir­ma­ba Dona Ber­ta­re­lli, una de las na­ve­gan­tes fa­vo­ri­tas de es­ta re­ga­ta, «pa­ra con­se­guir re­sul­ta­dos cons­tan­tes en ve­la lo im­por­tan­te es co­no­cer­se des­de ha­ce mu­chos años».

Los par­ti­ci­pan­tes tie­nen que re­co­rrer un cir­cui­to de unos 127 ki­ló­me­tros y atra­ve­sar el la­go de un ex­tre­mo a otro, pa­ra ello dis­po­nen de cua­ren­ta y ocho ho­ras co­mo má­xi­mo. El ré­cord ab­so­lu­to lo con­si­guió, en 1994, «Tri­ga IV» en po­co más de cin­co ho­ras gra­cias a con­di­cio­nes de vien­to.

Es­te año, los afi­cio­na­dos a la ve­la que se­guían el re­co­rri­do tu­vie­ron que es­pe­rar 14h14’02’’ tras la se­ñal de par­ti­da pa­ra que un ve­le­ro al­can­za­ra la me­ta. Una lar­ga es­pe­ra de­bi­da a con­di­cio­nes cli­má­ti­cas muy va­ria­bles.

Sin em­bar­go, los que na­ve­gan en el Le- mán sa­ben que ra­ra­men­te ten­drán con­di­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas es­ta­bles du­ran­te to­do el tra­yec­to. Por eso, en­tre los na­ve­gan­tes, es un se­cre­to a vo­ces que el ar­te del Bol d’Or con­sis­te en sa­ber sor­tear los pe­cu­lia­res vien­tos del la­go Le­mán co­mo son el jo­rán, la bri­sa ne­gra, la vau­dai­re, le mor­tet y el re­bat, en­tre otros. Sin ese co­no­ci­mien­to el me­jor de los na­ve­gan­tes se en­con­tra­rá per­di­do en es­te la­go.

El Bol d’Or Mi­ra­baud es una re­ga­ta de le­yen­da, una aven­tu­ra hu­ma­na ins­pi­ra­da por el de­seo de na­ve­gar de un la­do a otro del Le­mán lo más rá­pi­do po­si­ble. Sin em­bar­go, el he­cho de que las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas del la­go son ca­da año di­fe­ren­tes aña­de a la re­ga­ta un in­gre­dien­te de no­ve­dad que con­si­gue atraer, des­de 1939, a los na­ve­gan­tes con más ex­pe­rien­cia de­seo­sos de re­sol­ver es­ta com­ple­ja ecua­ción.

His­to­ria

Ca­da una de las edi­cio­nes de es­ta re­ga­ta tie­ne una his­to­ria di­fe­ren­te. En 1980, por pri­me­ra vez un ca­ta­ma­rán con­se­guía triun­far. Más tar­de, en 1994, la tri­pu­la­ción de «Tri­ga IV» fir­ma­ba el ré­cord de ra­pi­dez, con una tra­ve­sía efec­tua­da en cin­co ho­ras. El año pa­sa­do, fa­vo­re­ci­dos por con­di­cio­nes de vien­to ex­cep­cio­na­les, dos bar­cos de ti­po De­ci­sión 35 se man­tu­vie­ron co­do a co­do más de cin­co ho­ras pa­ra aca­bar con una di­fe­ren­cia de só­lo 94’’ en­tre ellos.

Una re­ga­ta en la que ri­va­li­zan los pe­que­ños ve­le­ros fa­mi­lia­res con au­tén­ti­cos bó­li­dos acuá­ti­cos. Una au­tén­ti­ca fies­ta la­cus­tre que re­ci­bió es­te año a más de tres mil na­ve­gan­tes y que per­mi­tió que el pú­bli­co ac­ce­die­ra a los di­fe­ren­tes even­tos.

MÁSDE500 BARCOSEN LAOCTOGÉSIMA EDICIÓNDE LAREGATAMÁS PO­PU­LAR DISPU­TADA ENUNAGUAS IN­TE­RIO­RES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.