En­tre­vis­ta a Ja­vier Sanz, pre­si­den­te del Náu­ti­co de Pal­ma

Ja­vier Sanz apu­ra los mo­men­tos pa­ra po­ner en mar­cha la 37 edi­ción de la Co­pa del Rey Map­fre

ABC - Vela - - Front Page - NI­CO­LÁS TERRY

El má­xi­mo man­da­ta­rio del Real Club Náu­ti­co de Pal­ma re­zu­ma op­ti­mis­mo y es que se­gún las cir­cuns­tan­cias ac­tua­les de la Co­pa del Rey Map­fre, es pa­ra es­tar­lo. Con una flo­ta de más de 150 uni­da­des y do­ce cla­ses en cin­co cam­pos de re­ga­tas, el Real Club Náu­ti­co de Pal­ma quie­re vol­ver a or­ga­ni­zar la re­ga­ta más im­por­tan­te del Me­di­te­rrá­neo, co­mo ya lo hi­zo en la dé­ca­da de los no­ven­ta. —¿No es con­tra­pro­du­cen­te se­guir au­men­tan­do bar­cos y cla­ses? —Si cre­yé­ra­mos que es así, no lo ha­ría­mos. Ha­ce años apos­ta­mos por una fór­mu­la abier­ta y mul­ti­cla­se. Ba­jo es­te mo­de­lo la Co­pa del Rey Map­fre es­tá vi­vien­do su mo­men­to de ma­yor es­plen­dor, en nú­me­ro, en ca­li­dad y en paí­ses. No es con­tra­pro­du­cen­te, es to­do lo con­tra­rio. Eso sí, se­rá muy di­fí­cil, por no de­cir im­po­si­ble, que po­da­mos su­pe­rar el lis­tón de 156 bar­cos de es­te año, por­que el puer­to no tie­ne más ca­bi­da. —Con tan­to Swan, re­yes in­dis­cu­ti­bles de la Co­pa del Rey Map­fre, ¿se ha pen­sa­do dar al­gu­na sa­li­da con­jun­ta en el mis­mo cam­po de re­ga­tas? —No. Son bar­cos dis­tin­tos, de es­lo­ras dis­tin­tas (de 42 a 50 pies) y ca­rac­te­rís­ti­cas dis­tin­tas. Y to­dos ellos co­rren en tiem­po real. Los Swan son mo­no­ti­pos. No tie­ne nin­gún sen­ti­do dar­les una so­la sa­li­da. Tam­po­co en­tien­do qué ven­ta­ja ten­dría ha­cer­lo. —¿Qué mo­ti­vos hay pa­ra que la Co­pa al­ber­gue una cla­se de clá­si­cos co­mo es la 6M, si nun­ca lo ha­bía he­cho? —Los 6Mhan re­na­ci­do co­mo cla­se en el nor­te de Es­pa­ña. Hay do­ce uni­da­des ins­cri­tas, en una de ellas na­ve­ga el Rey Juan Car­los, con el que el Real Club Náu­ti­co de Pal­ma y la Co­pa del Rey Map­fre siem­pre es­ta­rán en deu­da, y cree­mos que es una flo­ta que tie­ne com­pe­ten­cia y da­rá sin du­da un buen es­pec­tácu­lo.

—¿Ten­drán con­ti­nui­dad, o so­lo es el sue­ño de una no­che de verano? —Su con­ti­nui­dad, co­mo la de cual­quier otra cla­se, de­pen­de­rá del in­te­rés de los ar­ma­do­res y la de­ci­sión del Co­mi­té Or­ga­ni­za­dor. —¿Qué apor­tan los GC 32, a par­te de un gran cam­po de re­ga­tas ex­clu­si­vo? —¿Me pre­gun­ta qué apor­ta a la Co­pa del Rey Map­fre una cla­se de ca­ta­ma­ra­nes con foils en la que com­pi­ten al­gu­nos de los me­jo­res re­ga­tis­tas del mun­do, co­mo Ben Ains­lie? Ya ve que yo me plan­teo la mis­ma cues­tión de una ma­ne­ra muy dis­tin­ta. Es­ta­mos muy or­gu­llo­sos de ha­ber abier­to la puer­ta al GC 32 y no des­car­ta­mos ha­cer­lo a cual­quier otra em­bar­ca­ción que reúna unas ca­rac­te­rís­ti­cas si­mi­la­res. Su cam­po de re­ga­tas ha de ser ne­ce­sa­ria­men­te ex­clu­si­vo por­que es­tos ca­ta­ma­ra­nes tri­pli­can en al­gu­nos ca­sos la ve­lo­ci­dad má­xi­ma de mu­chos de los de­más bar­cos. Co­mo com­pren­de­rá, no es un ca­pri­cho, sino un cri­te­rio téc­ni­co. Por cier­to, es­te año con­ta­re­mos con cin­co cam­pos de re­ga­tas que ocu­pan 30.000 hec­tá­reas. Nun­ca se ha­bía vis­to al­go igual en la Co­pa del Rey Map­fre. —¿Por qué no se lle­ga a un acuer­do con los TP 52 pa­ra que in­te­gren uno de sus even­tos en la Co­pa del Rey Map­fre? —Co­mo le he di­cho an­tes, pa­ra que una cla­se for­me par­te de la Co­pa del Rey Map­fre se han de dar dos con­di­cio­nes: que los ar­ma­do­res quie­ran ve­nir y que el Co­mi­té Or­ga­ni­za­dor lo aprue­be. Lue­go se tie­ne que al­can­zar un acuer­do que sea acep­ta­do por las dos par­tes. Los TP 52 han es­ta­do en la Co­pa del Rey Map­fre va­rias ve­ces y eso po­dría vol­ver a ocu­rrir en el fu­tu­ro. En cual­quier ca­so, es­te año hay seis uni­da­des de TP 52 que com­pe­ti­rán en la cla­se IRC. —¿Es­ta­mos con­vir­tien­do la Co­pa del Rey en una Pal­ma­ve­la? —Pal­ma­Ve­la es otra gran re­ga­ta or­ga­ni­za­da por el Real Club Náu­ti­co de Pal­ma, la que abre la tem­po­ra­da de cru­ce­ros en el Me­di­te­rrá­neo y yo me atre­ve­ría a de­cir que la se- gun­da mejor de Es­pa­ña. Es dis­tin­ta de la Co­pa del Rey Map­fre en mu­chos as­pec­tos, pe­ro es evi­den­te que las si­ner­gias exis­ten. Los Ma­xis vol­vie­ron a la Co­pa del Rey Map­fre por­que an­tes tes­ta­ron nues­tra ca­pa­ci­dad or­ga­ni­za­ti­va en Pal­ma­Ve­la.

—¿Cuál cree que va a ser es­te año la cla­se es­tre­lla? —Us­ted en­ten­de­rá que co­mo pre­si­den­te del Co­mi­té Or­ga­ni­za­dor no ten­go cla­ses fa­vo­ri­tas. Pa­ra mí es tan im­por­ta­te un J80 co­mo un Ma­xi, un ORC co­mo un Swan 50, un 6M co­mo un Ma­xi 72… Lo de ele­gir cla­ses «es­tre­lla» no es al­go que co­rres­pon­da a la or­ga­ni­za­ción. —¿Qué va a sig­ni­fi­car te­ner a dos Re­yes de Es­pa­ña pu­jan­do por el tro­feo? —Un in­men­so ho­nor. No por pa­re­cer re­pe­ti­ti­vos de­be­mos de­jar de re­cor­dar lo que la Fa­mi­lia Real ha he­cho por la Co­pa del Rey Map­fre, por el Real Club Náu­ti­co de Pal­ma, por Mallorca y por el de­por­te de la ve­la. Les de­be­mos gra­ti­tud y nos sen­ti­mos muy hon­ra­dos de que nos si­gan brin­dan­do su ca­ri­ño. —¿La po­si­ble pre­sen­cia del Rey Emé­ri­to y Fe­li­pe VI jun­tos de nue­vo en la re­ga­ta, vol­ve­rá a dar el bri­llo que la Co­pa del Rey Map­fre tu­vo an­ta­ño?

AGRA­DE­CI­DO «ES­TA­MOS MUY AGRA­DE­CI­DOS A LA FA­MI­LIA REAL ES­PA­ÑO­LA POR TO­DO LO QUE NOS HA DA­DO» IGUAL­DAD «EN LA CO­PA NO HAY BAR­COS FA­VO­RI­TOS, TO­DOS SON IGUA­LES»

—To­dos los in­di­ca­do­res, tan­to de­por­ti­vos co­mo eco­nó­mi­cos, de­mues­tran que la Co­pa del Rey Map­fre vi­ve aho­ra el mejor mo­men­to de su his­to­ria. No te­ne­mos ne­ce­si­dad de re­cu­rrir a la nos­tal­gia pa­ra en­con­trar nues­tro bri­llo, aun­que, co­mo ya le he co­men­ta­do ha­ce un mo­men­to, la pre­sen­cia iné­di­ta de los dos re­yes su­pon­drá, de pro­du­cir­se, uno de los hi­tos de la re­ga­ta. Es­ta­mos muy ilu­sio­na­dos. —Creo que en oc­tu­bre de 2019 ter­mi­na su man­da­to co­mo pre­si­den­te del Real Club Náu­ti­co de Pal­ma, y por es­ta­tu­tos ya no pue­de re­pe­tir otra le­gis­la­tu­ra. ¿ De­ja­rá tam­bién la or­ga­ni­za­ción de la Co­pa del Rey de 2020? —El Real Club Náu­ti­co de Pal­ma es una en­ti­dad con gran tra­di­ción de­mo­crá­ti­ca. Des­de los años 90 nin­gún pre­si­den­te pue­de re­pe­tir más de dos man­da­tos. En 2019 ter­mi­na mi ci­clo co­mo pre­si­den­te. Ha­brá elec­cio­nes y los so­cios de­ci­di­rán el fu­tu­ro del club, co­mo ha si­do siem­pre. En­tien­da que yo no me pue­do ade­lan­tar a lo que ocu­rra a par­tir de ese mo­men­to, en­tre otras co­sas por­que no lo sé. —¿Se acer­can los 40 años de la re­ga­ta, con­cre­ta­men­te en el año 2021, tie­ne pen­sa­do ya al­go pa­ra ce­le­brar esa efe­mé­ri­de? — Yo no ten­go na­da pen­sa­do, pe­ro se­gu­ro que quien es­té al fren­te de la Co­pa del Rey Map­fre lo ce­le­bra­rá co­mo co­rres­pon­de. —Da­do el al­to ni­vel que se en­cuen­tra la re­ga­ta en es­tos mo­men­tos, hay bar­cos que tan­to por ni­vel co­mo por cu­rrí­cu­lum, no me­re­cen es­tar en la sa­li­da, ya que en­tre otras co­sas lo úni­co que ha­cen es en­tor­pe­cer la di­ná­mi­ca de la pro­pia re­ga­ta, ¿Pa­ra cuán­do una so­lu­ción a es­te gra­ve pro­ble­ma? —No com­par­to ese diag­nós­ti­co. Es­te año he­mos te­ni­do que de­jar bar­cos fue­ra por fal­ta de es­pa­cio y mu­chos eran dig­nos de es­tar en la Co­pa del Rey Map­fre.

Ja­vier Sanz, pre­si­den­te del Real Club Náu­ti­co de Pal­ma

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.