Car­los Her­nán­dez «La ve­la aven­tu­ra en Es­pa­ña es­tá muy jo­di­da»

Es Car­los Her­nán­dez, ca­na­rio na­ci­do en Lan­za­ro­te ha­ce 31 años, y que en la ac­tua­li­dad, vi­ve con Sa­ra en Lan­za­ro­te

ABC - Vela - - ABC De La Náutica - NI­CO­LÁS TERRY

Ape­sar de que prac­ti­ca la ve­la des­de los 11 años, per­te­ne­ce por de­re­cho pro­pio a esa ge­ne­ra­ción de oro, que al­re­de­dor de Ray­co Ta­ba­res fue­ron cre­cien­do y crean­do una sa­ga de re­ga­tis­tas y na­ve­gan­tes sin pa­ran­gón en la his­to­ria de la ve­la Es­pa­ño­la. Car­los es uno de los gran­des des­co­no­ci­dos de la ve­la pe­sa­da es­pa­ño­la, pe­ro co­mo ca­si to­dos los gran­des, tu­vo que emi­grar a pro­yec­tos fue­ra de nues­tras fron­te­ras.

—¿Co­mo co­no­ció a Sol­di­ni?

—Fue en 2012 a ini­cia­ti­va de Da­vid Ve­ra, que ha­bía na­ve­ga­do con Sol­di­ni en el pri­mer in­ten­to de ré­cord. En el Vo 70 que ha­bían es­pe­cial­men­te mo­di­fi­ca­do pa­ra ba­tir ré­cords. El in­ten­to re­sul­to un éxi­to ya que es­ta­ble­ció un nue­vo ré­cord de la Ru­ta del Des­cu­bri­mien­to en­tre Cá­diz y San Sal­va­dor de Ba- ha­mas.

Des­pués Da­vid se ba­jo y le ha­bló a Sol­di­ni de mí. Me hi­cie­ron una prue­ba y me vi en el bar­co par­tien­do na­da más y na­da me­nos que pa­ra ha­cer el ré­cord de la Ru­ta del Oro en­tre Nue­va York y San Fran­cis­co, do­blan­do Ca­bo de Hor­nos. Y allí me que­dé con el pa­rén­te­sis de la Vol­vo Ocean Ra­ce 2014 que na­ve­gue a bor­do del «Map­fre». Una vez ter­mi­na­da me in­cor­po­re de nue­vo al «Ma­se­ra­ti», e hi­ci­mos la Sídney Ho­bart.

—¿Que le ha en­se­ña­do Sol­di­ni?

—Aser un tri­pu­lan­te po­li­va­len­te. Es­ta es una de las má­xi­mas que te exi­ge Gio­va­ni. Tie­nes que apren­der a desem­pe­ñar to­das las fun­cio­nes, des­de lle­var el bar­co, a tri­mar­lo pa­san­do por el man­te­ni­mien­to, cui­da­do de ve­las, etc. Que to­do un na­ve­gan­te mí­ti­co co­mo Sol­di­ni te per­mi­ta y exi­ja es­to di­ce mu­cho de su gran­de­za, ya que es­to mis­mo es muy di­fí­cil po­der­lo ha­cer en otros bar­cos.

—¿Los Vol­vo que le en­se­ña­ron?

—Con el Vol­vo de «Te­le­fó­ni­ca», apren­dí a na­ve­gar en un bar­co nue­vo y com­ple­ta­men­te dis­tin­to pa­ra mí, ya que con­ta­ba con avan­ces téc­ni­cos muy im­por­tan­tes, co­mo las or­zas de de­ri­va y so­bre to­do que eran bar­cos ex­tre­ma­da­men­te rá­pi­dos y ha­bía que es­tar en con­ti­nua aler­ta, ya que en un «plis plas» al­can­za­ban pun­tas de 30 nu­dos.

— ¿Cuál es su opi­nión so­bre que la pró­xi­ma VOR se na­ve­gue en los IMOCA?

—La Vol­vo de­be­ría te­ner su pro­pio mo­de­lo de bar­co des­de ha­ce al­gún tiem­po, que fue­se mo­derno de di­se­ño y atrac­ti­vo por pres­ta­cio­nes y di­se­ña­do ba­jo la fór­mu­la de las box-ru­le. A un IMOCA no lo veo en la Vol­vo na­ve­gan­do con tri­pu­la­ción, ya que es­te mo­de­lo no se­ría vá­li­do pa­ra la «ma­dre de to­das las re­ga­tas», la Ven­dée Glo­be y aquí bien el pri­mer pro­ble­ma. El se­gun­do, pa­ra mi es, que pa­ra ser jus­tos ha­bría que abrir la cla­si­fi­ca­ción a dos ti­pos de IMOCA, los que lle­ven foils y los que no lo lle­ven, ya que tra­tar de com­pe­tir por un ga­na­dor úni­co no es jus­to, pues­to que las di­fe­ren­cias de pres­ta­cio­nes son muy fa­vo­ra­bles a los di­se­ños que in­clu­yen foils en su con­fi­gu­ra­ción.

— ¿Le ape­te­ce­ría com­pe­tir con ellos en una edi­ción de la Vol­vo?

—A mí lo úni­co que me in­tere­sa es com­pe­tir en la Vol­vo. Es mi re­ga­ta fa­vo­ri­ta, lo de con qué mo­de­lo de bar­co de mo­men­to me es in­di­fe­ren­te, aun­que sí quie­ro que sea de di­se­ño mo­derno y rá­pi­do. Lo que si me gus­ta­ría y es­ta­ría dis­pues­to a im­pli­car­me con la or­ga­ni­za­ción es que fue­ra un re­ga­ta con for­ma­to de re­co­rri­dos ti­po With­bread, me­nos eta­pas y más ho­ras y días de na­ve­ga­ción, tam­bién eli­mi­nan­do en to­do lo po­si­ble los con­tro­les de pa­so y las zo­nas de ex­clu­sión de hie­los. Hay que ir al mo­de­lo que unía In­gla­te­rra co­mo pun­to de par­ti­da con Su­dá­fri­ca, pa­ra des­de allí y cru­zan­do to­do el gran sur arri­bar a un puer­to aus­tra­liano o neo­ze­lan­dés. Des­de allí y con el ca­bo de Hor­nos co­mo pa­so obli­ga­to­rio arrum­bar a Bra­sil o Uru­guay y des­pués a la lí­nea de me­ta es­ta­ble­ci­da en In­gla­te­rra u otro país cer­cano.

—En el su­pues­to que fi­nal­men­te el bar­co ele­gi­do sea un IMOCA. ¿Cree que en Es­pa-

ña ha­bría si­tio pa­ra más pro­yec­tos, o so­lo ves a Pe­dro Cam­pos con ca­pa­ci­dad de mon­tar uno? —Hoy por hoy lo veo di­fí­cil, ya que el cos­te se­ría si­mi­lar a un Vol­vo, no por el ta­ma­ño del bar­co en si sino por lo que aca­rrea un pro­yec­to de vuel­ta al mun­do, aun­que hay que es­pe­rar pa­ra ver qué mo­de­lo de bar­co es fi­nal­men­te ele­gi­do, ya que la es­lo­ra, el nú­me­ro de tri­pu­lan­tes, las ve­las y de­más son muy im­por­tan­te a la ho­ra de di­se­ñar los pre­su­pues­tos. En cuan­to a Pe­dro Cam­pos so­lo ha si­do el úni­co que ha con­se­gui­do par­ti­ci­par con dos gran­des com­pa­ñías co­mo han si­do Te­le­fó­ni­ca y Map­fre.

—¿Su gran ex­pe­rien­cia en mul­ti­cas­cos le da un ro­le de re­ga­tis­ta aven­ta­ja­do a la ho­ra de su po­si­ble in­cor­po­ra­ción a una tri­pu­la­ción pa­ra un pro­yec­to oceá­ni­co?

—No, pa­ra na­da to­do el mun­do que na­ve­gue en re­ga­tas oceá­ni­cas tie­ne una gran ex­pe­rien­cia acu­mu­la­da y los ar­ma­do­res y di­rec­to­res de pro­yec­to, se­gún sea el ca­so, quie­ren a gen­te ex­per­ta en su bar­co sea es­te un mono o mul­ti­cas­co.

—¿Por qué no na­ve­gó en la Ru­ta del Te?

— Ufffff (son­ríe), es una res­pues­ta que me po­dría traer pro­ble­mas, y pre­fie­ro no en­trar a fon­do. Di­ga­mos que me que­de es­pe­ran­do una lla­ma­da pa­ra sus­ti­tuir a un tri­pu­lan­te que se ha­bía le­sio­na­do.

—Dí­ga­me una co­sa, Car­los, ¿en Ca­na­rias os re­co­no­ce el pú­bli­co y a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción les in­tere­sa lo que ha­céis?

—Pa­ra el gran pú­bli­co y pa­ra ca­si to­dos los me­dios so­mos unos per­fec­tos des­co­no­ci­dos. Los pe­rió­di­cos lo­ca­les se in­tere­san más por un par­ti­do de fút­bol de la re­gio­nal ca­na­ria que por uno de nues­tros ré­cords. Que yo se­pa a mi nin­gún me­dio de Ca­na­rias me ha he- cho ja­más una en­tre­vis­ta. Pe­ro lo tris­te del ca­so es que Ray­co Ta­ba­res con 5 tí­tu­los mun­dia­les en J80 es­tá ca­si igual que no­so­tros. —¿Cuán­tos ré­cord acu­mu­la con Oli­ver a bor­do del Ma­se­ra­ti? — Con el úl­ti­mo de la Ru­ta de Te, 5. —Pe­ro al me­nos la Fe­de­ra­ción tan­to Es­pa­ño­la co­mo Ca­na­ria y al­gu­na ins­ti­tu­ción y club os ha­brán no­mi­na­do pa­ra al­gún re­co­no­ci­mien­to, con tan im­por­tan­te pal­ma­res. —A mi ab­so­lu­ta­men­te na­die me ha re­co­no­ci­do mis éxi­tos de­por­ti­vos. Es más ni tan si­quie­ra el club náu­ti­co de Arrecife, que es el club de to­da mi vi­da y ba­jo su grím­po­la por el que na­ve­go.

—¿Cuál es su diag­nós­ti­co de la ve­la aven­tu­ra es­pa­ño­la?

—Es­ta jo­di­da, muy jo­di­da, va­mos que sal­vo con­ta­das oca­sio­nes no exis­te. El exi­lio en Fran­cia de Alex Pe­lla, el úni­co re­ga­tis­ta es­pa­ñol con­si­de­ra­do por la eli­te fran­ce­sa, es el que mejor mar­ca la pro­ble­má­ti­ca ac­tual de la ve­la aven­tu­ra es­pa­ño­la.

—¿Y cuál es la mejor te­ra­pia pa­ra me­jo­rar al en­fer­mo?

—Pa­ra mí, y lo ten­go muy cla­ro, apli­car el mo­de­lo fran­cés, que con­sis­te en na­ve­gar en to­do lo que sea el má­xi­mo tiem­po po­si­ble, Una vez com­ple­ta­da esa eta­pa acu­dir a una de las es­cue­las es­pe­cia­li­za­das don­de no so­lo te en­se­ñan a re­ga­tear, sino a dar­te lec­cio­nes de mar­ke­ting pa­ra que la la­bor de en­con­trar a tus pa­tro­ci­na­do­res te sea más fá­cil.

—¿Cree que la ve­la aven­tu­ra tie­ne fu­tu­ro en Es­pa­ña?

—Se­gu­ro que sí, ya que ca­da día son más los re­ga­tis­tas es­pa­ño­les que se in­cor­po­ran al mer­ca­do de los ma­xis y de la ve­la oceá­ni­ca. Pe­ro las ins­ti­tu­cio­nes ten­drían mu­cho que de­cir y so­bre to­do ha­cer, ya que has­ta el mo­men­to y sal­vo con­ta­das oca­sio­nes, no han he­cho ab­so­lu­ta­men­te na­da.

VOR «NO CREO QUE EL MO­DE­LO IMOCA SIR­VA PA­RA LA VOL­VO, AUN­QUE HAY QUE ES­PE­RAR» PO­PU­LA­RI­DAD «EN MI TIE­RRA JA­MÁS ME HAN HE­CHO UNA EN­TRE­VIS­TA»

Car­los Her­nán­dez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.