SEIS OPOR­TU­NI­DA­DES CLA­RAS, PER­DI­DAS

ABC - Vela - - ABC De La Náutica - JO­SE LUIS SUEVOS BA­RRE­RO Ar­ma­dor as­tu­riano

Una vez aca­ba­da la Vol­vo Ocean Ra­ce lle­ga la ho­ra de ha­cer ba­lan­ce, al me­nos, del equi­po es­pa­ñol, ya que los otros seis no tie­nen la grím­po­la de Es­pa­ña en su po­pa.

Es­te año Es­pa­ña pre­sen­ta­ba un equi­po, que aun­que era al cin­cuen­ta por cien­to es­pa­ñol y ex­tran­je­ro, a prio­ri de­be­ría de ha­ber­se pa­sea­do por los océa­nos. Un equi­po es­pa­ñol que con­ta­ba con mu­cha ex­pe­rien­cia en­tre sus tri­pu­lan­tes y, ade­más con­ta­ba con la siem­pre ne­ce­sa­ria ayu­da de Juan Vi­la, con­si­de­ra­do co­mo mejor na­ve­gan­te del mun­do y que ya sa­be lo que es ga­nar una re­ga­ta de es­te ti­po.

Co­men­za­ron muy bien los «chi­cos» y «chi­cas» de Pe­dro Cam­pos. Lo ga­na­ban to­do, bueno, o ca­si to­do, pe­ro co­mo ya ha pa­sa­do en las cua­tro edi­cio­nes an­te­rio­res, el úl­ti­mo tra­mo se les atra­gan­ta.

Ter­mi­na­da la Vol­vo no he leí­do más que elo­gios al equi­po es­pa­ñol. Co­mo su gesta ha da­do la vuel­ta al mun­do; co­mo han per­di­do una re­ga­ta en los úl­ti­mos me­tros por la ma­la suer­te de ha­ber ele­gi­do una op­ción, que ló­gi­ca­men­te hu­bie­ra te­ni­do que ser la bue­na, pe­ro lo que no he leí­do en nin­gún si­tio han si­do las ver­da­de­ras cau­sas por lo que el equi­po que ha pa­tro­nea­do Xa­bi Fer­nán­dez, ha vuel­to a que­dar­se a las puer­tas de una vic­to­ria que se le ha re­sis­ti­do a Es­pa­ña en seis oca­sio­nes y des­pués de 200 mi­llo­nes de eu­ros gas­ta­dos.

To­dos los años, des­de 2005, cuan­do el «Mo­vis­tar» se hun­dió en el Atlán­ti­co Nor­te, he es­cu­cha­do que la si­guien­te vuel­ta al mun­do se­ría di­fe­ren­te y se ga­na­ría. Pe­ro han pa­sa­do seis pro­yec­tos y cua­tro pa­tro­nes y lo más que he­mos con­se­gui­do es un se­gun­do pues­to. Me­ri­to­rio se­gun­do pues­to, si, pe­ro co­mo di­jo aquel mi­li­tar in­glés a la Rei­na Isa­bel a la lle­ga­da de la pri­me­ra edi­ción de la Co­pa

NO HE LEIDO NIN­GÚN TI­PO DE CRÍ­TI­CA HA­CIA LOS RES­PON­SA­BLES DEL EQUI­PO ES­PA­ÑOL DE LA VOL­VO OCEAN RA­CE

Amé­ri­ca, «ma­jes­tad, el pri­me­ro ga­na, el se­gun­do pier­de y los de­más, par­ti­ci­pan».

No es mi in­ten­ción echar más le­ña al fue­go, pe­ro aquí al­go fa­lla y no es, a mi en­ten­der, el equi­po de­por­ti­vo el que lo ha­ce. De­be­ría­mos ana­li­zar un po­co más es­tas de­rro­tas y pe­dir al­gu­na ex­pli­ca­ción a su má­xi­mo res­pon­sa­ble, Pe­dro Cam­pos. No he leí­do ni una so­la crí­ti­ca en es­te sen­ti­do en nin­gún me­dio es­pa­ñol. So­lo he leí­do y es­cu­cha­do ha­la­gos y áni­mos pa­ra que la pró­xi­ma Vol­vo Ocean Ra­ce ga­ne­mos se­gu­ro.

¿Ha­re­mos al­gu­na Vol­vo Ocean Ra­ce, más? o mejor di­cho, ¿or­ga­ni­za­rá Pe­dro Cam­pos otro equi­po de vuel­ta al mun­do? Ya ve­re­mos. Lo que es­tá cla­ro es que es­ta for­mu­la se le ha atra­gan­ta­do al ar­ma­dor es­pa­ñol y eso que siem­pre ha con­ta­do con la anuen­cia real y dos de los pa­tro­ci­na­do­res más im­por­tan­tes de nues­tro país. ¡Vol­va­mos a in­ten­tar­lo!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.