SE­GUN­DA OPOR­TU­NI­DAD

ABC - Vela - - Abc De La Náutica - JAU­ME SO­LER AL­BER­TI Pe­rio­dis­ta

LA PA­SA­DA EDI­CIÓN, LA RE­GA­TA RO­ZÓ EL DESAS­TRE POR CUL­PA DE UNA MA­LA OR­GA­NI­ZA­CIÓN Y UNA PÉ­SI­MA SE­GU­RI­DAD

Es­ta­mos a las puer­tas de la ce­le­bra­ción de la re­ga­ta oceá­ni­ca Huel­va-La Go­me­ra, que lle­gó a ser una de las re­fe­ren­cias en nues­tro país y que bus­ca re­sur­gir co­mo la re­ga­ta em­ble­má­ti­ca y que se­pa­ra la pe­nín­su­la de las Is­las Ca­na­rias.

En la Huel­va-La Go­me­ra par­ti­ci­pa­ron gran­des pro­yec­tos, quién no re­cuer­da el «An­da­lu­cía Te Quie­re» de Ra­fa Díaz, ven­ce­dor en 2004. Eran mo­men­tos dul­ces de la re­ga­ta y don­de rei­na­ba cier­to or­den.

Des­pués de unos años en los que la re­ga­ta su­frió va­rios al­ti­ba­jos el año pa­sa­do bus­ca­ron re­cu­pe­rar­la, no fal­ta­ron pro­yec­tos co­mo el «Puer­to de Huel­va» o el «Adrián Ho­te­les-Ma­ca­ro­ne­sia», con tri­pu­la­cio­nes ex­pe­ri­men­ta­das y con mu­cho ni­vel, pe­ro tam­bién em­bar­ca­cio­nes con tri­pu­lan­tes más ama­teurs y que al fi­nal aca­ba­ron su­frien­do de lo lin­do, ya que las con­di­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas se fue­ron com­pli­can­do por mo­men­tos y a pun­to es­tu­vo de ro­zar­se el dra­ma, con fuer­tes tem­po­ra­les al fi­nal de la tra­ve­sía. Pe­ro lo más gra­ve de to­do no fue eso, bueno sí, en lo ma­te­rial y aními­co sí. Lo peor fue la fal­ta de or­ga­ni­za­ción, pla­ni­fi­ca­ción e in­for­ma­ción. En una re­ga­ta de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, don­de hay una tra­ve­sía tan lar­ga, con tan­tas mi­llas y con po­cos si­tios por los que es­ca­par, la se­gu­ri­dad de­be ser lo pri­me­ro. Es­te es un te­ma que me lo re­cor­dó muy mu­cho un mag­ní­fi­co or­ga­ni­za­dor de re­ga­tas, Eu­ge­nio Ló­pez Santos, con el que coin­ci­dí en la Dis­co­ve­ries Race, re­ga­ta que el año pa­sa­do se­pa­ró Lis­boa de Las Pal­mas de Gran Ca­na­ria, en don­de la or­ga­ni­za­ción tu­vo un con­trol per­ma­nen­te las 24 ho­ras con to­dos y ca­da uno de los bar­cos par­ti­ci­pan­tes.

En la Huel­va-La Go­me­ra del año pa­sa­do es­to no fue así ya fue­ra el Dios cris­tiano o el Po­sei­dón o Nep­tuno de turno, se­gún mi­to­lo­gía grie­ga o ro­ma­na se re­fie­ran, se apia­da­ron de la flo­ta y no hu­bo que la­men­tar más que da­ños ma­te­ria­les, y con una or­ga­ni­za­ción sin ape­nas ca­pa­ci­dad de reac­ción, y es que los me­dios fue­ron más que li­mi­ta­dos, y sino que se lo pre­gun­ten a los bar­cos a la lle­ga­da a San Se­bas­tián.

Un ser­vi­dor se en­te­ró de to­do lo ocu­rri­do gra­cias a la in­for­ma­ción trans­mi­ti­da por los par­ti­ci­pan­tes, ya que de la ofi­cial, na­da de na­da. Es­te año vuel­ve la Huel­va-La Go­me­ra, en un prin­ci­pio te­nía co­mo ob­je­ti­vo el cru­zar el Atlán­ti­co has­ta La Habana, pe­ro la fal­ta de ins­cri­tos pa­ra el se­gun­do tra­mo ha obli­ga­do a la anu­la­ción.

La or­ga­ni­za­ción go­za de una se­gun­da opor­tu­ni­dad. Si la des­apro­ve­chan, el año que vie­ne ya pue­den ir pen­san­do en ce­rrar el chi­rin­gui­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.