SE BUS­CAN MA­RI­NE­ROS VA­LIEN­TES (III)

ABC - Vela - - Abc De La Náutica - SER­GIO W. SMIT

ello, ade­más de las com­pe­ten­cias de las que dis­po­nen las Co­mu­ni­da­des Au­tó­no­mas con li­to­ral en re­la­ción, so­bre to­do, en te­mas re­la­cio­na­dos con la pes­ca y los de­no­mi­na­dos puer­tos me­no­res. —¿Quien le pro­pu­so pa­ra ser el Em­ba­ja­dor de la OMI en Es­pa­ña? —Los Em­ba­ja­do­res Ma­rí­ti­mos de la Or­ga­ni­za­ción Ma­rí­ti­ma In­ter­na­cio­nal (OMI) fun­cio­nan co­mo los “Em­ba­ja­do­res de bue­na vo­lun­tad” que tie­nen otras agen­cias de la ONU. Así, la OMI designa a sus Em­ba­ja­do­res pre­via pro­pues­ta de los Es­ta­dos miem­bros. Un Em­ba­ja­dor Ma­rí­ti­mo de la OMI es un por­ta­voz o de­fen­sor de las pro­fe­sio­nes ma­rí­ti­mas sien­do su prin­ci­pal mi­sión el com­par­tir su en­tu­sias­mo ha­cia el mun­do ma­rí­ti­mo, par­ti­cu­lar­men­te con aque­llos jó­ve­nes que es­tán em­pe­zan­do su ca­rre­ra, for­ma­ción prác­ti­ca y/o tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal. Ima­gí­na­te, des­de aque­llos años en los que apren­dí a re­mar en un des­tar­ta­la­do bo­te has­ta ha­ber lle­ga­do aquí … no pue­do más que es­tar or­gu­llo­so y, so­bre to­do, agra­de­ci­do a las per­so­nas que, en su día, con­fia­ron en mí pa­ra ejer­cer es­ta gran res­pon­sa­bi­li­dad. —En es­tos mo­men­tos su pro­gra­ma «Em­bar­que» es­tá sien­do de los más no­ve­do­sos den­tro de la ma­ri­na mer­can­te ¿Có­mo se le ocu­rrió? —Ade­más de las fun­cio­nes des­cri­tas, me pro­pu­se tra­ba­jar co­mo Em­ba­ja­dor Ma­rí­ti­mo, en al­go que fue­ra más tan­gi­ble e igual­men­te di­ri­gi­do a los jó­ve­nes. Es de to­dos co­no­ci­do el pro­ble­ma que tie­nen mu­chos es­tu­dian­tes de náu­ti­ca al no en­con­trar bu­ques en los que desa­rro­llar sus prác­ti­cas obli­ga­to­rias en la mar. Por ello, me pu­se ma­nos a la obra con­tac­tan­do con na­vie­ras y agen- cias de em­bar­que tan­to na­cio­na­les co­mo ex­tran­je­ras y la ver­dad es que, ha­bien­do co­men­za­do en Es­pa­ña, el «Pro­gra­ma de Em­bar­que de Alum­nos de Náu­ti­ca» ya tie­ne una mar­ca­da com­po­nen­te in­ter­na­cio­nal. —¿Cuá­les son las pers­pec­ti­vas de es­te pro­gra­ma? —En po­co más de 2 años con­ta­mos con más de 600 Alum­nos pro­ce­den­tes de 14 paí­ses (prin­ci­pal­men­te la­ti­nos), ya lle­va­mos más de 120 Alum­nos em­bar­ca­dos y día a día, se van su­man­do com­pa­ñías na­vie­ras y agen­cias de em­bar­que que apo­yan el Pro­gra­ma por «res­pon­sa­bi­li­dad so­cial» con su pro­pio sec­tor y an­te es­te im­por­tan­te pro­ble­ma que nos preo­cu­pa a to­dos. —El ser em­ba­ja­dor de la OMI le ha­brá da­do la po­si­bi­li­dad de te­ner una vi­sión de am­plio es­pec­tro del sec­tor ¿Qué sa­lud tie­ne el mun­do del mar en Es­pa­ña? —Te­ne­mos un país úni­co, tan­to por su geo­gra­fía co­mo por su his­to­ria vin­cu­la­da a la mar. Tan so­lo nos que­da se­guir en esa sen­da pe­ro qui­zás des­ta­can­do la im­por­tan­cia de un sec­tor fuen­te de ri­que­za y pro­gre­so; pién­se­se por un mo­men­to que apro­xi­ma­da­men­te el 90% de las mer­can­cías que uti­li­za­mos y/o los pro­duc­tos que con­su­mi­mos, se trans­por­tan por vía ma­rí­ti­ma. —Con el cam­bio de Di­rec­tor Ge­ne­ral de la Ma­ri­na Mer­can­te ¿cree que ha­brá una la­bor de con­ti­nui­dad res­pec­to al tu­ris­mo y de­por­tes re­la­cio­na­dos con el mar?

En los úl­ti­mos años, el tu­ris­mo, el ocio y los de­por­tes náu­ti­cos han ex­pe­ri­men­ta­do un gran avan­ce de­bi­do, en par­te, a la sen­si­bi­li­dad que la Ad­mi­nis­tra­ción ha mos­tra­do ha­cia el sec­tor; si bien hay que decir que tam­bién el sec­tor se ha ve­ni­do acer­can­do más a la Ad­mi­nis­tra­ción lo que ha pro­pi­cia­do lí­neas de diá­lo­go y co­no­ci­mien­to mu­tuo. —¿Que im­por­tan­cia tie­nen los de­por­tes náu­ti­cos pa­ra la OMI? —La Or­ga­ni­za­ción Ma­rí­ti­ma In­ter­na­cio­nal (OMI), es el or­ga­nis­mo es­pe­cia­li­za­do de las Na­cio­nes Uni­das (ONU) res­pon­sa­ble de la se­gu­ri­dad y pro­tec­ción de la na­ve­ga­ción y de pre­ve­nir la con­ta­mi­na­ción del mar por los bu­ques; así, na­da de lo de­por­ti­vo le es ajeno siem­pre que el me­dio en el que se desa­rro­lle la ac­ti­vi­dad sea la mar. Aun­que des­de siem­pre la OMI se ha ve­ni­do cen­tran­do en el trá­fi­co de bu­ques mer­can­tes y de pes­ca, en los úl­ti­mos años se han am­plia­do sus es­fe­ras de ac­ción ha­cia los puer­tos y los de­no­mi­na­dos bu­ques de re­creo, a los que –en mu­chos ca­sos- tam­bién se les apli­can cier­tas nor­mas de se­gu­ri­dad apro­ba­das por la OMI. —¿No cree que de­be­ría ha­ber una ma­yor co­ne­xión en­tre las ca­pi­ta­nías ma­rí­ti­mas y las em­pre­sas de tu­ris­mo náu­ti­co? —Co­mo no po­dría ser de otra for­ma, y de­bi­do a las com­pe­ten­cias es­pe­cí­fi­cas de las Ca­pi­ta­nías, siem­pre ha ha­bi­do una co­ne­xión di­rec­ta con el sec­tor; des­de las cues­tio­nes de se­gu­ri­dad, pa­san­do por las ti­tu­la­cio­nes y has­ta las re­ga­tas y/o ac­tos co­lec­ti­vos en los que sue­len par­ti­ci­par es­te ti­po de em­bar­ca­cio­nes. La se­gu­ri­dad es muy im­por­tan­te pe­ro no es lo úni­co … es pre­ci­so es­ta­ble­cer las ba­ses de una ver­da­de­ra po­lí­ti­ca ma­rí­ti­ma que, abar­can­do to­dos los as­pec­tos del sec­tor (tan­to mer­can­te, de pes­ca, co­mo de­por­ti­vo o de re­creo), pro­pi­cie el desa­rro­llo y pro­gre­so de nues­tro país en la ma­te­ria y vol­va­mos –al­gún día- a ser re­fe­ren­te mun­dial. os pro­yec­tos in­tere­san­tes y con in­ten­cio­nes tras­cen­den­ta­les nor­mal­men­te se di­la­tan en el tiem­po de­bi­do a la in­ten­si­dad de sus aná­li­sis ini­cia­les y la sen­si­ble bús­que­da de sus pro­ta­go­nis­tas. A prin­ci­pios de 2016 co­men­cé mi par­ti­cu­lar sin­gla­du­ra en bus­ca de ma­ri­ne­ros va­lien­tes, que no fue­ran egoís­tas del co­no­ci­mien­to, al­truis­tas en con­cep­to y que ayu­da­ran a tra­ba­jar en bus­ca de un ob­je­ti­vo co­mún den­tro del sec­tor ma­rí­ti­mo.

La pri­me­ra in­ten­ción nos acer­ca­ba a pen­sar en arran­car es­te pro­yec­to a fi­na­les del año pa­sa­do pe­ro im­pon­de­ra­bles nos obli­ga­ron a pos­po­ner sus pri­me­ros pa­sos tan­gi­bles du­ran­te unos me­ses. Gra­cias a ellos tu­vi­mos la gran opor­tu­ni­dad de se­guir ana­li­zan­do las sen­si­bi­li­da­des del pro­yec­to y ahon­dar en la bús­que­da de sus pri­me­ros ac­to­res prin­ci­pa­les.

Ten­go que agra­de­cer la suer­te que­meha acom­pa­ña­do al en­con­trar per­so­nas de gran sa­bi­du­ría den­tro del sec­tor ma­rí­ti­mo es­pa­ñol con ex­tra­or­di­na­rios co­no­ci­mien­tos a ni­vel in­ter­na­cio­nal so­bre la mar. Una­per­so­nas que des­de un prin­ci­pio han ac­tua­do co­mo ca­ta­li­za­dor de una red de con­tac­tos que nos ha lle­va­do a se­guir su­man­do gran­des per­so­nas al pro­yec­to con ex­qui­si­ta dis­cre­ción, fun­da­men­tal en los pri­me­ros pa­sos de sin­gla­du­ras de es­ta na­tu­ra­le­za.

De­bi­do a es­tos pri­me­ros ma­ri­ne­ros va­lien­tes pu­di­mos avan­zar a tra­vés de di­ver­sos de­ba­tes nu­clei­za­dos lle­gan­do a to­mar la de­ci­sión de cam­biar la se­de prin­ci­pal de Tenerife a Cá­diz don­de se han da­do ya los pri­me­ros pa­sos de su cons­ti­tu­ción y des­de don­de da­re­mos voz a to­dos aque­llos aman­tes del mar que quie­ran apor­tar ener­gía po­si­ti­va so­bre el sec­tor ma­rí­ti­mo, sea cual sea su es­pe­cia­li­dad den­tro del mun­do del mar.

Des­de Cá­diz, pe­ro con pre­sen­cia ya de ma­ri­ne­ros va­lien­tes en ca­si to­das las zo­nas ma­rí­ti­mas de Es­pa­ña es­pe­ra­mos po­der con­vo­car la pri­me­ra reunión a fi­na­les de es­te año o prin­ci­pios del año en­tran­te. Nues­tra vo­lun­tad es pro­mo­ver un es­pa­cio, co­mo ya di­cen el úl­ti­mo bo­rra­dor de nues­tros es­ta­tu­tos «en la que ten­ga ca­bi­da la pers­pec­ti­va y vi­sión de cuan­tas per­so­nas tie­nen re­la­ción con el mar -o “la mar” co­mo nos gus­ta decir a los na­ve­gan­tes- y así re­cu­pe­rar el desa­rro­llo y pro­mo­ción de los va­lo­res y la cul­tu­ra ma­rí­ti­ma».

De en­tre esos ma­ri­ne­ros va­lien­tes, ya te­ne­mos re­pre­sen­ta­dos sec­to­res co­mo la ad­mi­nis­tra­ción ma­rí­ti­ma y por­tua­ria, el de­re­cho ma­rí­ti­mo, la for­ma­ción nau­ti­ca, la his­to­ria, el ar­te y cul­tu­ra del mar, náu­ti­ca de re­creo, tu­ris­mo y ocio náu­ti­co, de­por­tes náu­ti­cos, pes­ca, acui­cul­tu­ra y re­cur­sos ma­ri­nos, pren­sa, co­mu­ni­ca­ción y di­vul­ga­ción ma­rí­ti­ma, in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca, me­dio am­bien­te ma­rino, ser­vi­cios ma­rí­ti­mos y trans­por­tes.

Es­pe­ro que la si­guien­te co­lum­na al res­pec­to de es­te pro­yec­to ya sea pa­ra su pre­sen­ta­ción ofi­cial en so­cie­dad. Se­gui­mos na­ve­gan­do...

«EN LOS ÚL­TI­MOS AÑOS EL TU­RIS­MO, EL OCIO Y LOS DE­POR­TES NÁU­TI­COS HAN AVAN­ZA­DO MU­CHO» PRO­MO­VER UN ES­PA­CIO, CO­MO YA DI­CEN NUES­TROS ES­TA­TU­TOS «EN EL QUE TEN­GA CA­BI­DA LA PERS­PEC­TI­VA Y VI­SIÓN DE CUAN­TAS PER­SO­NAS TIE­NEN RE­LA­CIÓN CON EL MAR»

L

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.