La is­la en la que ex­plo­rar tus lí­mi­tes

Del sen­de­ris­mo o el moun­tain bike a las ac­ti­vi­da­des de agua, Te­ne­ri­fe es un pa­raí­so del tu­ris­mo ac­ti­vo a una tem­pe­ra­tu­ra ideal

ABC - Viajar - - Viajar -

Si ce­rra­mos los ojos y pen­sa­mos en un lu­gar que com­bi­ne to­dos los re­qui­si­tos pa­ra ser un des­tino que con­tem­ple ocio, gas­tro­no­mía fres­ca y va­ria­da y la po­si­bi­li­dad de prac­ti­car de­por­tes y ac­ti­vi­da­des al ai­re li­bre en cual­quier épo­ca del año, la ima­gen de ese pen­sa­mien­to nos lle­va a Te­ne­ri­fe.

Sus 22 gra­dos cen­tí­gra­dos de tem­pe­ra­tu­ra me­dia anual, sus mi­cro­cli­mas que va­rían ca­da 10 ki­ló­me­tros y sus pai­sa­jes na­tu­ra­les, que com­pren­den des­de pla­yas a fron­do­sos bos­ques de lau­ri­sil­va, con el Par­que Na­cio­nal del Tei­de co­mo jo­ya pai­sa­jís­ti­ca, con­fi­gu­ran el des­tino per­fec­to pa­ra los aman­tes del de­por­te y la na­tu­ra­le­za.

Te­ne­ri­fe cuen­ta con una am­plia red de sen­de­ros, en con­ti­nua am­plia­ción, que ac­tual­men­te al­can­za los 1.500 km. La prác­ti­ca de es­te de­por­te per­mi­te al sen­de­ris­ta re- co­rrer al­gu­nos de los 43 es­pa­cios na­tu­ra­les pro­te­gi­dos de los que dis­po­ne la Is­la y que re­pre­sen­tan ca­si la mi­tad de su su­per­fi­cie.

Pa­ra los aman­tes del ciclismo, Te­ne­ri­fe ofre­ce más de 200 ki­ló­me­tros de re­co­rri­dos pa­ra la prác­ti­ca de moun­tain bike. El ciclismo por ca­rre­te­ra es po­si­ble gra­cias a la ex­ten­sa red de vías de has­ta 2.000 me­tros de al­ti­tud, a los pies del Tei­de o a ni­vel del mar.

Cuen­ta ade­más con una ofer­ta de es­pe­leo­lo­gía úni­ca en Eu­ro­pa, ya que los más aven­tu­re­ros po­drán re­co­rrer par­te de La Cue­va del Vien­to, el ma­yor tu­bo vol­cá­ni­co del vie­jo con­ti­nen­te, que cuen­ta con cer­ca de 27.000 años de an­ti­güe­dad y más de 17 ki­ló­me­tros de lon­gi­tud.

Pa­ra los que op­ten por la es­ca­la­da, la Is­la ofre­ce to­do un re­to en al­tu­ra, gra­cias a la mul­ti­tud de pa­re­des de ro­ca vol­cá­ni­ca.

El mar, con sus aguas cris­ta­li­nas, es uno de los te­so­ros más pre­cia­dos de Te­ne­ri­fe,

SUS 22º DE TEM­PE­RA­TU­RA ME­DIA ANUAL Y Y SUS PAI­SA­JES NA­TU­RA­LES CON­FI­GU­RAN UN DES­TINO PER­FEC­TO

por ello, no es de ex­tra­ñar que las ac­ti­vi­da­des acuá­ti­cas ten­gan gran im­por­tan­cia. Gra­cias a sus 60 pun­tos de in­mer­sión dis­tri­bui­dos por to­da la cos­ta, con fon­dos de are­na, ro­ca o arrecife vol­cá­ni­co, Te­ne­ri­fe es el des­tino per­fec­to pa­ra la prác­ti­ca de bu­ceo y ap­nea y dis­po­ne de unas con­di­cio­nes cli­ma­to­ló­gi­cas idea­les pa­ra los aman­tes del windsurf o ki­te surf, ya que los vien­tos so­plan fuer­te ca­si 300 días al año y la tem­pe­ra­tu­ra del agua se man­tie­ne en­tre los 16-26 gra­dos.

Rea­li­zar surf, body board o padd­le surf es po­si­ble gra­cias a las más de 33 lo­ca­li­za­cio­nes pa­ra prac­ti­car es­tos de­por­tes, mien­tras que los afi­cio­na­dos al ka­yak pue­den en­con­trar en la zo­na de Los Acan­ti­la­dos de los Gi­gan­tes –con más de 600 me­tros de al­tu­ra– unas im­pre­sio­nan­tes lo­ca­li­za­cio­nes de cue­vas y ca­las na­tu­ra­les.

Pa­ra dis­fru­tar de la sin­gu­la­ri­dad del te­rri­to­rio a vis­ta de pájaro, Te­ne­ri­fe cuen­ta con es­pa­cios es­pe­cí­fi­cos pa­ra la prác­ti­ca de pa­ra­pen­te. www.web­te­ne­ri­fe.com/te­ne­ri­fe­no­li­mits

El pa­ra­pen­te, otra op­ción de tu­ris­mo ac­ti­vo en Te­ne­ri­fe

Cue­va del Vien­to, en Icod de los Vinos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.