La fies­ta que más bri­lla en pri­ma­ve­ra Tra­di­cio­nes

Es una de las fies­tas más ri­cas de Es­pa­ña en per­so­na­jes y ri­tos. Ele­gi­mos seis esen­cia­les

ABC - Viajar - - Viajar - POR CÉ­SAR JUSTEL

Pa­sa­ron a la his­to­ria aque­llos Cor­pus en «jue­ves que re­lum­bra­ba más que el sol». Con al­gu­na ex­cep­ción, co­mo en Toledo, ca­si to­dos se ce­le­bran aho­ra en do­min­go (es­te año, día 18). Pe­ro fue –y to­da­vía si­gue sien­do– una de las fies­tas más com­ple­jas por la di­ver­si­dad de per­so­na­jes que par­ti­ci­pan. En ellos que­dan res­tos de an­ti­guos autos sa­cra­men­ta­les con­ver­ti­dos en pro­ce­sio­nes, dan­zas, sal­tos so­bre ni­ños, al­fom­bras de flo­res, des­fi­les de ani­ma­les mi­to­ló­gi­cos y más­ca­ras... En mu­chos sub­ya­ce en el fon­do la lu­cha en­tre la Vir­tud y el Pe­ca­do, con el triun­fo fi­nal de la pri­me­ra.

Los Hom­bres del Mus­go. Bé­jar (Sa­la­man­ca)

Des­fi­lan seis per­so­na­jes cu­bier­tos de pies a ca­be­za con mus­go. Se re­cuer­da la to­ma de la ciu­dad por los cris­tia­nos (en el si­glo IX), quie­nes, dis­fra­za­dos así, con­si­guie­ron acer­car­se a la puer­ta « de la Trai­ción » pa­ra in­tro­du­cir­se en la vi­lla. Des­de el XVII hay da­tos del des­fi­le de es­tos hom­bres de mus­go en la pro­ce­sión del Cor­pus acom­pa­ñan­do al San­tí­si­mo y a ni­ños de Pri­me­ra Co­mu­nión por las ca­lles du­ran­te ca­si cin­co ho­ras.

El Co­la­cho. Cas­tri­llo de Mur­cia (Bur­gos)

El «Co­la­cho» es una es­pe­cie de bo­tar­ga ves­ti­da de vi­vos co­lo­res, quien, cu­bier­ta la ca­ra con una más­ca­ra, sal­ta por en­ci­ma de col­cho­nes en los que es­tán los ni­ños na­ci­dos du­ran­te el úl­ti­mo año. Se cree que li­be­ra a los pe­que­ños de en­fer­me­da­des co­mo la her­nia, cu­yo ori­gen, en la Edad Me­dia, se atri­buía al dia­blo. La fies­ta se re­mon­ta a 1620. En las puer­tas de al­gu­nas ca­sas se co­lo­can al­ta­res. Es, o al me­nos era, tra­di­ción que la jo­ven que co­gie­ra al ni­ño des­pués del sal­to se ca­sa­ría an­tes del pró­xi­mo Cor­pus.

El Apos­to­la­do. Laguna de Ne­gri­llos (León)

En la pro­ce­sión des­ta­ca el «Se­bas­tián», an­ti­guo ca­pi­tán de ban­di­dos, que en­ca­be­za el cor­te­jo, cu­bier­to con man­tón de ma­ni­la y arras­tran­do los za­pa­tos. De­trás Je­su­cris­to, acom­pa­ña­do por los do­ce após­to­les con ca­re­tas y ca­da uno con su sím- La pro­ce­sión del Cor­pus va­len­ciano es una de las más co­lo­ris­tas de Es­pa­ña. Hay ac­tos to­do el fin de se­ma­na, pe­ro es el do­min­go cuan­do sa­le el gran cor­te­jo des­de la ca­te­dral. Des­ta­can las «ro­cas» (tro­nos ale­gó­ri­cos) y los gi­gan­tes que dan­zan al son de la dul­zai­na, la mo­ma y los mo­mos (dan­zan­do), los ca­va­llets... y nu­me­ro­sos per­so­na­jes del An­ti­guo y Nue­vo Tes­ta­men­to con sus sím­bo­los. Ce­rran­do el cor­te­jo, la Cus­to­dia con el San­tí­si­mo.

Sal­to so­bre be­bés en la fies­ta de El Co­la­cho, en Cas­tri­llo de Mur­cia

El Apos­to­la­do, en Laguna de Ne­gri­llos, pro­vin­cia de León

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.