Re­li­gión y le­yen­da en Re­don­de­la

ABC - Viajar - - Viajar -

La ce­le­bra­ción re­li­gio­sa del Cor­pus Ch­ris­ti, que tra­ta de con­me­mo­rar la Eu­ca­ris­tía y que tie­ne lu­gar 60 días des­pués del do­min­go de Re­su­rrec­ción, es en el mu­ni­ci­pio pon­te­ve­drés de Re­don­de­la una fies­ta po­pu­lar que ha al­can­za­do el es­ta­tus de fies­ta de in­te­rés tu­rís­ti­co de Ga­li­cia y que tras­pa­sa las fron­te­ras de lo pu­ra­men­te re­li­gio­so pa­ra aden­trar­se en un mun­do de le­yen­das lle­nas de mis­te­rio y con si­glos de tra­di­ción.

Es­te año, las jor­na­das fes­ti­vas irán del miér­co­les 14 de ju­nio al do­min­go 18. Así, un día an­tes del día del Cor­pus se inau­gu­ra en la lo­ca­li­dad ga­lle­ga la lle­ga­da de tan es­pe­ra­do even­to y se ini­cian los tra­ba­jos de al­fom­bras flo­ra­les tí­pi­cos de es­ta fes­ti­vi­dad, pa­ra con­cluir con los dis­tin­tos ac­tos con­me­mo­ra­ti­vos el do­min­go de la mis­ma se­ma­na. Cin­co in­ten­sos e inolvidables días pa­ra aque­llos que de­ci­dan su­mer­gir­se en una de las fies­tas po­pu­la­res más es­pe­cia­les de la zo­na, car­ga­da de mú­si­ca, bai­le, per­so­na­jes milenarios, pro­ce­sio­nes y be­llos pai­sa­jes flo­ra­les crea­dos por de­ce­nas de vo­lun­ta­rios.

Es pre­ci­sa­men­te la par­te pro­fa­na de la pe­cu­liar ce­le­bra­ción ga­lle­ga por lo que des­ta­ca el Cor­pus en es­ta lo­ca­li­dad, co­no­ci­da co­mo la fies­ta de la Co­ca. Y es que en es­te lu­gar, vin­cu­la­do al mar y con tra­di­ción ma­ri­ne­ra, una es­pe­cie de mons­truo­so dra­gón ate­mo­ri­za­ba a los ha­bi­tan­tes con una vi­si­ta ca­da año en la que rap­ta­ba al­gu­na mo­za del pue­blo. La Co­ca es aquel legendario mons­truo al que los hom­bres del mar lo­gra­ron ven­cer tras una va­le­ro­sa lu­cha.

Dan­zas mi­le­na­rias

Es­ta le­yen­da da hoy en día pie a una de las prin­ci­pa­les atrac­cio­nes de es­te en­cuen­tro y que es la Dan­za de las Es­pa­das y la Dan­za de las Pen­las. Se­gún ex­pli­can des­de el Ayun­ta­mien­to de la lo­ca­li­dad pon­te­ve­dre­sa de Re­don­de­la, « los bai­les y de­mos­tra­cio­nes eran más co­rrien­tes en si­glos pa­sa­dos, en los que se sa­lía a bai­lar por las ca­lles, ha­cien­do re­pre­sen­ta­cio­nes de di­fe­ren­te te­má­ti­ca, y lle­va­das a ca­bo por her­man­da­des y co­fra­días de di­fe­ren­te ads­crip­ción, co­mo los ma­rean­tes, los za­pa­te­ros, las pa­na­de­ras». Mu­chas de esas dan­zas des­apa­re­cie­ron con los años, mien­tras que «por suer­te en Re­don­de­la, po­de­mos aún hoy dis­fru­tar de la co­no­ci­da co­mo Dan­za de las Es­pa­das, y la más ra­ra –y po­si­ble­men­te úni­ca en Ga­li­cia– Dan­za de las Pen­las», sub­ra­yan.

En es­ta úl­ti­ma dan­za, uno de los even­tos más ca­rac­te­rís­ti­cos de es­ta ce­le­bra­ción de la Co­mu­ni­dad ga­lle­ga, unas ni­ñas ves­ti­das con alas de án­gel bai­lan a hom­bros de dos mu­je­res que las lle­van su­je­tas con la­zos, al son de una me­lo­día de gai­ta y tam­bo­ril muy par­ti­cu­lar. «To­do es­to tie­ne hoy en día un va­lor in­des­crip­ti­ble, ya que en es­tos mo­men­tos no se re­pi­te es­ta dan­za en nin­gu­na par­te. Es un ves­ti­gio im­por­tan­tí­si­mo del pa­tri­mo­nio de Re­don­de­la, que me­re­ce ser con­ser­va­do y pro­te­gi­do » , se­ña­lan fuen­tes de la con­ce­ja­lía de cul­tu­ra del Ayun­ta­mien­to. Es­ta dan­za se ce­le­bra du­ran­te dos días de las fies­tas, el pro­pio jue­ves y el do­min­go, que cie­rra los es­pe­ra­dos fes­te­jos.

Con el ob­je­ti­vo de hon­rar tam­bién al Cor­pus en su día, el mu­ni­ci­pio vis­te al­gu­nas de sus prin­ci­pa­les ca­lles con ma­ra­vi­llo­sas al­fom­bras flo­ra­les ela­bo­ra­das por ma­nos vo­lun­ta­rias, con un tra­ba­jo de cien­tos de ho­ras en su preparación, di­se­ño, ma­ne­jo del ma­te­rial ve­ge­tal y dis­po­si­ción de las flo­res. Es­tas es­pe­cia­les al­fom­bras lu­cen du­ran­te va­rios días en la lo­ca­li­dad pon­te­ve­dre­sa y tie­nen co­mo des­tino ser pi­sa­das por las dis­tin­tas pro­ce­sio­nes re­li­gio­sas y la co­mi­ti­va que acom­pa­ña a la Co­ca.

«Des­de lo hu­mano a lo di­vino, to­do es­tá re­pre­sen­ta­do en es­tas fies­tas, don­de con­vi­ven en per­fec­ta ar­mo­nía cos­tum­bres y ce­le­bra­cio­nes me­die­va­les de ori­gen pa­gano con otras que ofren­dan al Cor­pus, fies­ta gran­de re­li­gio­sa, que mu­chos ni­ños y ni­ñas eli­gen pa­ra ha­cer sus pri­me­ras co­mu­nio­nes», apun­tan los or­ga­ni­za­do­res.

ES UNA FIES­TA DE IN­TE­RÉS TU­RÍS­TI­CO EN GA­LI­CIA POR SU PE­CU­LIA­RI­DAD E HIS­TO­RIA

ABC

Las al­fom­bras flo­ra­les, tí­pi­cas de es­ta ce­le­bra­ción, de­co­ran du­ran­te va­rios días las ca­lles de la lo­ca­li­dad

ABC

Una ima­gen de la pe­cu­liar Dan­za de las Pen­las

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.