Des­cu­brir Aus­tria: un re­co­rri­do por el país

Aus­tria es una gran idea de va­ca­cio­nes, un país que com­bi­na mon­ta­ñas, pue­blos con en­can­to, gran­des ciu­da­des, cul­tu­ra e his­to­ria

ABC - Viajar - - Viajar - POR JA­VIER CA­RRIÓN

Salz­bur­go

Salz­bur­go pro­po­ne es­te año una su­cu­len­ta ofer­ta de atrac­ti­vos: 4.000 even­tos cul­tu­ra­les, 20 cons­truc­cio­nes ba­rro­cas, 50 galerías de ar­te, 20 museos y la Salz­burg Foun­da­tion, que ex­hi­be un ra­mi­lle­te de obras de ar­te mo­der­nas. Y a la ca­be­za de to­dos sus edi­fi­cios, la for­ta­le­za Hohen­salz­burg, que re­ci­be más de un mi­llón de vi­si­tas al año. To­do muy cer­ca de las mon­ta­ñas de los Al­pes en una her­mo­sa ciu­dad an­ti­gua que vi­ve en­tre la mú­si­ca de Wolf­gang Ama­deus Mo­zart, el más cé­le­bre de sus pa­sa­dos ve­ci­nos, y un gran­dio­so «es­ce­na­rio ba­rro­co», re­tra­ta­do en la pe­lí­cu­la «Son­ri­sas y Lá­gri­mas».

Inns­bruck

Sí, con bo­tas de mon­ta­ña y za­pa­tos de ta- cón. Am­bas op­cio­nes son po­si­bles en Inns­bruck, la ca­pi­tal de los Al­pes, por­que po­cos des­ti­nos en Eu­ro­pa pue­den pre­su­mir de que so­lo en me­nos de me­dia ho­ra se pue­de lle­gar des­de el cas­co vie­jo me­die­val has­ta la ci­ma de sus mon­ta­ñas a dos mil me­tros de al­ti­tud. La ca­pi­tal de los Al­pes y del Ti­rol po­ne a dis­po­si­ción de los vi­si­tan­tes un pro­gra­ma gra­tui­to de sen­de­ris­mo de mon­ta­ña. Las ex­cur­sio­nes in­clu­yen el tra­yec­to en au­to­bús has­ta el pun­to de sa­li­da de la ex­cur­sión, el al­qui­ler de ma­te­rial y un guía pro­fe­sio­nal. Y si vas en ve­rano puedes pre­sen­ciar el Fes­ti­val de Mú­si­ca An­ti­gua, con obras ba­rro­cas y re­na­cen­tis­tas, el Fes­ti­val de Dan­za, y el New Or­leans Fes­ti­val, pa­ra los afi­cio­na­dos al jazz, el swing y el soul.

ES­TE AÑO SE FES­TE­JA EL 300 ANIVER­SA­RIO DEL NA­CI­MIEN­TO DE MA­RÍA TE­RE­SA I DE AUS­TRIA

Vie­na

El Mu­seum­sQuar­tier (Ba­rrio de los Museos) mues­tra aho­ra una en­can­ta­do­ra ex­pla­na­da con el par­que de es­cul­tu­ras MQ Amo­re y aca­ba de inau­gu­rar­se el MQ Som­mer Öff­nung, con en­tra­da gra­tui­ta a to­dos los museos e ins­ti­tu­cio­nes de es­te foco cul­tu­ral. Otra ci­ta de es­te año es el Mu­seo de Ca­rrua­jes Im­pe­ria­les, anexo al Pa­la­cio de Schön­brunn, que al­ber­ga una de las cua­tro ex­po­si­cio­nes que con­me­mo­ran el 300 aniver­sa­rio del na­ci­mien­to de la em­pe­ra­triz Ma­ría Te­re­sa I. Has­ta el 29 de no­viem­bre. Y, ade­más, no hay que de­jar de vi­si­tar la Ca­sa de la Mú­si­ca, la úni­ca re­si­den­cia de Mo­zart que se con­ser­va en la ca­pi­tal, «di­ri­gien­do» a la Fi­lar­mó­ni­ca de Vie­na.

Graz

Los aus­tria­cos de­fi­nen a Graz co­mo la ca­pi­tal cul­tu­ral y ca­pi­tal cu­li­na­ria gas­tro­nó­mi­ca. Una ur­be cos­mo­po­li­ta, pea­to­nal y uni­ver­si­ta­ria don­de los es­tu­dian­tes se ven por to­das par­tes, re­ple­ta de fa­cha­das his­tó­ri­cas, ba­rro­co, mo­der­nis­mo, ca­fés y res­tau­ran­tes en pa­tios in­te­rio­res re­na­cen­tis­tas en uno de los cascos an­ti­guo me­jor con­ser­va­dos de Eu­ro­pa. Las sor­pre­sas aguar­dan a ca­sa pa­so, co­mo la Ar­me­ría, de la que se di­ce que al­ber­ga la co­lec­ción de ar­mas his­tó­ri­cas más im­por­tan­te del mun­do con unas 30.000 pie­zas, o el Ayun­ta­mien­to, la Pla­za Ma­yor y el Cas­ti­llo, pa­san­do por el edi­fi­cio de la Ope­ra, rea­li­za­do por los ar­qui­tec­tos vie­ne­ses Hell­mer y Fell­ner.

Linz

En un cru­ce de ca­mi­nos en­tre la im­pe­rial Vie­na y la ba­rro­ca Salz­bur­go, a ori­llas del Da­nu­bio, se al­za Linz, una an­ti­gua ciu­dad in­dus­trial y gris con­ver­ti­da en los úl­ti­mos años en una me­tró­po­lis cul­tu­ral lle­na de atrac­ti­vos. Des­de que fue­ra ele­gi­da ca­pi­tal cul­tu­ral eu­ro­pea en 2009, la an­ti­gua ciu­dad cel­ta y ro­ma­na se ha trans­for­ma­do en un des­tino mo­derno con ai­res fu­tu­ris­tas y su ofer­ta cul­tu­ral abar­ca des­de la ópe­ra más mo­der­na de Eu­ro­pa has­ta el « Mu­ral Har-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.