To­do ti­po de cam­pos

La pro­vin­cia ga­di­ta­na cuen­ta con 22 clu­bes que su­man un to­tal de 405 hoyos di­fe­ren­tes

ABC - Viajar - - Golf - POR MI­GUEL ÁN­GEL BAR­BE­RO

na vez pa­sa­dos los efec­tos del car­na­val, hay que vol­ver a di­ver­tir­se por los cau­ces ha­bi­tua­les. Y, en Cá­diz, uno de los me­jo­res es el golf. Hay vein­ti­dós clu­bes cen­sa­dos que, con sus dis­tin­tas con­fi­gu­ra­cio­nes de hoyos, su­man un to­tal de 405 en los que po­der dis­fru­tar de es­te ma­ra­vi­llo­so de­por­te. Ade­más, gra­cias a la di­ver­si­dad de la pro­vin­cia, hay re­co­rri­dos pa­ra to­dos los gus­tos.

UCos­ta me­di­te­rrá­nea

La zo­na de So­to­gran­de se co­no­ce co­mo la mi­lla de oro del golf eu­ro­peo. Y con ra­zón. Ade­más del club del mis­mo nom­bre, que sir­vió de ti­rón pa­ra to­da la zo­na, en la ur­ba­ni­za­ción de lu­jo se si­túan tam­bién Val­de­rra­ma y La Re­ser­va, con un con­cep­to de clu­bes de al­to stan­ding. Allí to­do es de pri­me­ra ca­te­go­ría y la ex­pe­rien­cia la re­cuer­dan los jugadores pa­ra siem­pre.

Con un con­cep­to más co­mer­cial, ya que for­ma par­te del ho­tel NH Almenara, sus tres di­se­ños de nue­ve hoyos son to­do un re­to pa­ra los gol­fis­tas. Igual que los de ti­po links de La Al­cai­de­sa o los más mon­ta­ño­sos del ve­cino San Ro­que, que tie­ne dos cam­pos muy exi­gen­tes. El se­gun­do de ellos, di­se­ña­do por Se­ve­riano Ba­lles­te­ros, cuen­ta con un tee es­pe­cial que so­lo uti­li­za­ba el ge­nio cuan­do vi­si­ta­ba la ins­ta­la­ción.

Pa­ra de­mos­trar que el golf es po­pu­lar y que es­tá al al­can­ce de to­dos los bol­si­llos no hay más que aso­mar­se por La Ca­ña­da, un ejem­plar pro­yec­to pú­bli­co del que no ce­san de sa­lir cam­peo­nes. Ál­va­ro Quirós o Ma­ría Parra lle­van su nom­bre con or­gu­llo por to­do el mun­do.

Cos­ta atlán­ti­ca

Al igual que los vien­tos do­mi­nan­tes (el le­van­te y el po­nien­te) son muy di­fe­ren­tes, los di­se­ños ga­di­ta­nos que dan al Atlán­ti­co tie­nen otra con­fi­gu­ra­ción. Los hay clá­si­cos co­mo el Real No­vo San­cti Pe­tri, el pri­mer re­sort fir­ma­do por Se­ve en Eu­ro­pa que tie­ne dos cam­pos mí­ti­cos: el Mar y Pi­nos y el Cen­tro. A su re­bu­fo ha cre­ci­do un des­tino pro­pio en Chi­cla­na. Allí se en­cuen­tran tam­bién San­cti Pe­tri Hills (obra de Ma­no­lo Piñero) jun­to a Cam­pano y La Es­tan­cia; tam­bién otro más co­mer­cial co­mo Cos­ta Ba­lle­na, con uno de los re­co­rri­dos más pla­nos del país en Ro­ta, ve­cino del cam­po de la ba­se

HAY OP­CIO­NES PA­RA TO­DOS LOS BOL­SI­LLOS: DE LU­JO, DE VA­CA­CIO­NES Y PO­PU­LA­RES

ame­ri­ca­na. Y los hay que ador­nan los en­tor­nos va­ca­cio­na­les de Puer­to Real ( Vi­lla Nue­va), El Puer­to de San­ta Ma­ría (Vis­ta Hermosa) y San­lú­car de Ba­rra­me­da (San­lú­car).

Zo­na in­te­rior

Si las op­cio­nes cos­te­ras son de lo más va­ria­das e in­tere­san­tes, no lo son me­nos las que se pre­sen­tan tie­rra aden­tro. En Ve­jer apa­re­ce Mon­ten­me­dio, con­si­de­ra­do uno de los cam­pos más be­llos con sus vis­tas ha­cia los pue­blos blan­cos; en Be­na­lup, el Fair­way y, en Ar­cos de la Fron­te­ra, el re­cu­pe­ra­do cam­po de Ar­cos Gar­dens ba­ña­do por un mar de oli­vos.

El pla­to fuer­te de la vi­si­ta con­vie­ne de­jar­lo pa­ra el en­torno de Je­rez. La cu­na del vino es fa­mo­sa por sus bo­de­gas y, des­de ha­ce unos años, tam­bién por sus cam­pos de golf. El de Sherry es el más mo­derno y cuen­ta con un sim­pá­ti­co bun­ker con ca­be­za de ca­ba­llo en el ho­yo 6; y el de to­da la vi­da es Mon­te­cas­ti­llo que, idea­do por Jack Nic­klaus, tra­jo a los me­jo­res pro­fe­sio­na­les del mun­do a sus ca­lles. Pa­ra no per­dér­se­lo.

Sherry Golf, en la cu­na del vino

Almenara: tres re­co­rri­dos de nue­ve hoyos en So­to­gran­de

Mon­te­cas­ti­llo, gran obra de Nic­klaus en Je­rez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.