Ar­te, re­li­gión y tra­di­cio­nes

Las ca­de­nas, los vi­tra­les y tam­bo­res re­tum­ban por las ca­lles y pla­zas de es­tas ciu­da­des que vi­ven con in­ten­si­dad es­ta ce­le­bra­ción

ABC - Viajar - - Viajar - POR F. RA­MÍ­REZ

l sua­ve re­tum­be de tam­bo­res y cor­ne­tas mar­ca el ini­cio de la Se­ma­na de Pa­sión en Cuen­ca, de­cla­ra­da de In­te­rés Tu­rís­ti­co In­ter­na­cio­nal. Se tra­ta de una ce­le­bra­ción sin­gu­lar que so­bre­co­ge a quie­nes la con­tem­plan. Ade­más, du­ran­te los días san­tos las pro­ce­sio­nes se com­ple­men­tan con la pro­gra­ma­ción de la Se­ma­na de Mú­si­ca Re­li­gio­sa, que es­te año lle­ga a la 57 edi­ción, sien­do ca­da vez más in­ter­na­cio­nal y abrién­do­se a las jó­ve­nes pro­me­sas.

Si hay al­go ca­rac­te­rís­ti­co que mar­ca la Se­ma­na Santa con­quen­se es el si­len­cio, el fer­vor y la de­vo­ción re­li­gio­sa, que des­ta­ca en­tre el pú­bli­co que acu­de a es­ta ci­ta, aglu­ti­nan­do en torno a 30.000 na­za­re­nos, que des­fi­lan en­tre el Do­min­go de Ra­mos y el de

ERe­su­rrec­ción. Ade­más, es­te año se in­clu­ye una nue­va procesión, la del Sá­ba­do San­to, lle­gan­do a los cua­ren­ta y tres pa­sos pro­ce­sio­na­les du­ran­te los días san­tos. Las pro­ce­sio­nes se su­ce­den des­de el Do­min­go de Ra­mos, con «La Bo­rri­qui­lla» acom­pa­ña­da de pal­mas y ra­mas de oli­vo y el pa­so de Nues­tra Se­ño­ra de la Es­pe­ran­za; la procesión de la Ve­ra Cruz, el lu­nes; la del Per­dón, el Mar­tes San­to, y la del Si­len­cio, el Miér­co­les San­to.

Pe­ro si hu­bie­ra que des­ta­car una de las ci­tas más im­por­tan­tes se­ría la del Vier­nes San­to, con tres pro­ce­sio­nes: al ama­ne­cer, la del Ca­mino del Cal­va­rio (más co­no­ci­da co­mo la­sTur­bas), de un gran arrai­go en­tre los con­quen­ses y vi­si­tan­tes. Atro­na­do­res tam­bo­res de las Tur­bas, cla­ri­nes des­tem­pla­dos, ríos de gen­te en las ca­lles... Al­go de eso es lo que se pue­de es­cu­char en la ma­dru­ga­da del Vier­nes San­to, una jor­na­da glo­rio­sa e his­tó­ri­ca de la procesión Ca­mino del Cal­va­rio, la más em­ble­má­ti­ca en Cuen­ca.

Di­fí­cil des­cri­bir ese mo­men­to su­bli­me que año tras año atrae más pú­bli­co. El cor­te­jo, arro­pa­do por mul­ti­tud de con­quen­ses y vi­si­tan­tes, re­co­rre la par­te ba­ja de Cuen­ca. A su pa­so por la he­rre­ría de Alon­so de Oje­da se can­ta a la Vir­gen el «Oh, So­le­dad» en­tre los so­ni­dos de los mar­ti­llos so­bre los

EL RE­TUM­BE DE TAM­BO­RES Y RÍOS DE GEN­TE EN LAS CA­LLES ACOM­PA­ÑAN LAS TUR­BAS EN CUEN­CA

AYUN­TA­MIEN­TO

La sa­li­da de la Vir­gen des­de la ca­te­dral en Al­ba­ce­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.