La fies­ta de las mil ca­ras

Es­te año el Cor­pus (la fies­ta sa­cra­men­tal más grande del mun­do) se celebra en al­gu­nos ca­sos el 31 de ma­yo y en otros el 3 de ju­nio

ABC - Viajar - - Viajar - POR CÉ­SAR JUSTEL

a pri­me­ra vez que el Cor­pus se ce­le­bró en Es­pa­ña fue en 1319 y des­de en­ton­ces la fies­ta sa­cra­men­tal más grande del mun­do ca­tó­li­co se ex­ten­dió por to­das par­tes. El Cor­pus es una de las ce­le­bra­cio­nes que reúne ma­yor nú­me­ro de ma­ni­fes­ta­cio­nes po­pu­la­res, ca­si to­das di­fe­ren­tes. Que­dan en ellos res­tos de an­ti­guos ri­tua­les con pro­ce­sio­nes, dan­zas, gi­gan­tes, sal­tos so­bre niños, al­fom­bras de flo­res, col­ga­du­ras en bal­co­nes, al­ta­res, des­fi­les de animales mi­to­ló­gi­cos, más­ca­ras... y niños y ni­ñas de pri­me­ra co­mu­nión. En mu­chos Cor­pus sub­sis­te una lu­cha en­tre la Vir­tud y el Pe­ca­do, con el triun­fo fi­nal de la pri­me­ra. Con al­gu­na ex­cep­ción to­dos los Cor­pus se han pa­sa­do aho­ra al do­min­go si­guien­te.

LÁ­vi­la.

Pro­ce­sión con la be­lla cus­to­dia de Juan de Ar­fe tras la mi­sa de 11. Sa­le a eso de las 12.15 acom­pa­ña­da de es­tan­dar­tes por la puer­ta de los após­to­les de la Ca­te­dral (por don­de lo ha­cen to­das las pro­ce­sio­nes) y re­co­rre las ca­lles ha­cien­do pa­ra­das en los al­ta­res. En el pri­mer cuer­po de la cus­to­dia des­ta­ca el gru­po es­cul­tó­ri­co del sa­cri­fi­cio de Isaac (re­pre­sen­ta­ción de la eu­ca­ris­tía). 3 de ju­nio.

Bar­ce­lo­na.

L’ou com ba­lla («el hue­vo que bai­la») es una de las po­cas tra­di­cio­nes que so­bre­vi­ven del Cor­pus bar­ce­lo­nés (se co­men­zó a ha­cer a fi­na­les del si­glo XVIII). En el claus­tro de la ca­te­dral se ha­ce bai­lar a un hue­vo en lo al­to del sur­ti­dor de una fuente. Bar­ce­lo­na fue la pri­me­ra ciu­dad del mun­do que ce­le­bró la fies­ta del Cor­pus or­ga­ni­zan­do la lla­ma­da Pro­ce­sión Ge­ne­ral, que tan fa­mo­sa se hi­zo por los per­so­na­jes que en ella des­fi­la­ban.

Bé­jar, Sa­la­man­ca.

Cu­bier­tos de pies a ca­be­za de mus­go acom­pa­ñan al San­tí­si­mo en su re­co­rri­do por es­te pue­blo de Sa­la­man­ca. Se tra­ta de re­cor­dar la to­ma por los cris­tia­nos que así dis­fra­za­dos se in­tro­du­je­ron en la vi­lla. Se tie­ne cons­tan­cia del des­fi­le de los hom­bres de mus­go en la pro­ce­sión del Cor­pus al me­nos des­de el si­glo XVII. Día 31 de ma­yo.

Ber­ga (Bar­ce­lo­na).

La fies­ta se de­no­mi­na «Pa­tum» por el so- ni­do del tambor que sue­na sin ce­sar. Los días prin­ci­pa­les son el jueves y el do­min­go. Al ano­che­cer del do­min­go se lle­ga al pun­to cul­mi­nan­te: « la Pa­tum » com­ple­ta, en la que to­man par­te «Turcs i Ca­va­llets» ( Tur­cos y Ca­ba­lli­tos); « Dia­bles » , ves­ti­dos de bri­llan­tes co­lo­res y cu­bier­tos de ca­re­tas, que lan­zan fue­go ( pe­tar­dos y cohe­tes), y mul­ti­tud de animales mi­to­ló­gi­cos. Des­ta­can los «plens», quie­nes re­ves­ti­dos de hojas por­tan fuets (pe­que­ños cohe­tes) que es­ta­llan cuan­do ter­mi­na la lla­ma. Del 31 de ma­yo al 3 de ju­nio.

LAS FIES­TAS DEL COR­PUS SON MUY DI­FE­REN­TES EN CA­DA CIU­DAD

Cas­tri­llo de Mur­cia, Bur­gos.

Re­pre­sen­tan al dia­blo y lle­van en las ma­nos una po­rra y un lá­ti­go que agi­tan con­ti­nua­men­te. En el sue­lo de las ca­lles se co­lo­can col­cho­nes so­bre los que se po­nen a los niños na­ci­dos du­ran­te el año. Los dos co­la­chos sal­tan por en­ci­ma de los pe­que­ños pa­ra pro­te­ger­les de en­fer­me­da­des. En ca­da una de las pa­ra­das el sa­cer­do­te da la ben­di­ción con el San­tí­si­mo y los co­la­chos gol­pean con el lá­ti­go a los que no se arro­di­llen. Se vie­ne ha­cien­do des­de 1620. Día 3 de ju­nio.

Da­ro­ca, Za­ra­go­za.

Los fa­mo­sos «cor­po­ra­les» se sa­can en pro­ce­sión el día del Cor­pus, dán­do­se con ellos

La dan­za de la Moma, en el Cor­pus de Va­len­cia

JU­LIO GARCÍA ORTIZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.