Art Nou­veau y Art Dé­co

La Ca­sa Lis de Sa­la­man­ca ins­ta­la en el par­la­men­to au­to­nó­mi­co una mirilla ha­cia la vi­da bur­gue­sa de los si­glos XIX y XX

ABC - Viajar - - Viajar - POR M. G.

El ar­te tie­ne el poder de ha­cer que la ima­gi­na­ción dé un sal­to en el tiem­po. Es ca­paz de re­fle­jar la vi­da de una épo­ca, sus tra­di­cio­nes, sus lo­cu­ras y sus en­can­tos, un ele­men­to bá­si­co pa­ra quie­nes tie­nen la in­quie­tud de sa­ber o, al me­nos, apro­xi­mar­se a có­mo era la vi­da en un tiem­po pa­sa­do. Buen ejem­plo de ello es la ex­po­si­ción que has­ta el 1 de ju­lio plan­tea en la se­de de las Cor­tes de Cas­ti­lla y León en Va­lla­do­lid un via­je a tra­vés de la vi­da bur­gue­sa eu­ro­pea de fi­na­les el si­glo XIX y prin­ci­pios del XX me­dian­te el Art Nou­veau y Art Dé­co que mar­có ese pe­rio­do. ¿Qué les ins­pi­ra­ba?, ¿ por qué moda se de­ja­ron arras­trar?, ¿se ha­cía ma­ni­fies­ta la di­fe­ren­cia de cla­ses? Son al­gu­nos de los interrogantes a los que da res­pues­ta es­ta mues­tra.

En con­cre­to, y ba­jo el nom­bre «Uni­ver­so Lis » , la ex­po­si­ción reúne cua­ren­ta pie­zas per­te­ne­cien­tes al Museo de Art Nou­veau y Art Dé­co Ca­sa Lis, que pro­po­ne en Sa­la­man­ca ob­ser­var a tra­vés de una mirilla la vi­da de la Be­lle Épo­que. Fiel re­fle­jo de la co­lec­ción de la que se nu­tre, la mues­tra ins­ta­la- da en el hall de las Cor­tes cas­te­llano y leo­ne­sas tra­ta de su­bir al vi­si­tan­te a una máquina del tiem­po y guiar­le por las dis­tin­tas par­ce­las de la vi­da pú­bli­ca del mo­men­to me­dian­te ele­men­tos de in­cal­cu­la­ble va­lor ar­tís­ti­co y otros que vi­sual­men­te pue­den no des­ta­car pe­ro que per­mi­ten tra­zar una apro­xi­ma­ción de la for­ma de ser de la so­cie­dad.

LA MUES­TRA SE PUE­DE VI­SI­TAR EN VA­LLA­DO­LID HAS­TA EL 1 DE JU­LIO

Es­cue­la de Nancy

So­bre­sa­len, por ejem­plo, los vi­drios de la Es­cue­la de Nancy rea­li­za­dos por Emi­le Ga­llé, crea­dor de la es­cue­la y má­xi­mo re­pre­sen­tan­te del vi­drio Art Nou­veau. La co­lec­ción de ja­rro­nes que se ex­hi­be mues­tra la téc­ni­ca del vi­drio doblado y so­pla­do con decoración gra­ba­da al áci­do, ins­pi­ra­dos en la na­tu­ra­le­za así co­mo en mo­ti­vos orien­ta­les.

«Uni­ver­so Lis » in­sis­te en ex­pli­car qué mo­vió a los ar­tis­tas de es­ta épo­ca, que bus­can­do inspiración, in­clu­so, se iban de gi­ra, co­mo así de­mos­tró un gru­po de es­cul­to­res cen­troeu­ro­peos sub­yu­ga­dos por el es­pí­ri­tu de la mo­der­ni­dad que su­pu­so el Art Dé­co y que re­co­rrie­ron tea­tros pa­ra cap­tar el mo­vi­mien­to y los rit­mos de los nue­vos bai­les que sur­gían de la vie­ja Eu­ro­pa y del otro la­do del char­co.

Ade­más, se po­ne de ma­ni­fies­to que du­ran­te los años vein­te, el ar­te con­quis­tó, ade­más, otras par­ce­las de las que an­tes se ha­bía man­te­ni­do al mar­gen: fue­ron mu­chos los ar­tis­tas plás­ti­cos que di­se­ña­ron vestuario pa­ra es­pec­tácu­los co­mo los Ba­llets Ru­sos de Diag­hi­lev; y al fi­na­li­zar la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial, se con­so­li­dó una alian­za en­tre la al­ta cos­tu­ra y la per­fu­me­ría.

Más allá de es­tas ma­ni­fes­ta­cio­nes ar­tís­ti­cas, la mues­tra in­da­ga en las in­quie­tu­des de la so­cie­dad eu­ro­pea, na­rran­do as­pec­tos co­mo la gran atrac­ción por los via­jes a los paí­ses afri­ca­nos y asiá­ti­cos lla­ma­dos por el exo­tis­mo que re­fle­ja­ba la li­te­ra­tu­ra de la épo­ca –con ellos lle­ga­ron los animales sal­va­jes y se fun­dan los pri­me­ros zoo­ló­gi­cos, mien­tras el ci­ne­ma­tó­gra­fo pro­yec­ta­ba do­cu­men­ta­les so­bre es­tos paí­ses y «Las Mil y Una No­ches» de­ve­nía en pro­ta­go­nis­ta de las ter­tu­lias de los ca­fés vie­ne­ses–; có­mo con el pe­rio­do de paz que lle­gó a prin­ci­pios del XX la Be­lle Épo­que se ex­ten­dió y se con­cen­tró en los ve­ra­nos en las pla­yas de la Cos­ta Azul; o los mé­to­dos de la al­ta bur­gue­sía pa­ra de­jar pa­ten­te su su­pe­rio­ri­dad a tra­vés de mu­ñe­cas con ca­be­za de por­ce­la­na do­ta­das con au­to­ma­tis­mos y mú­si­ca que los ma­ri­dos re­ga­la­ban a sus mu­je­res a la vuel­ta de via­jes de ne­go­cios y és­tas ex­hi­bían en sus ca­sas co­mo signo de dis­tin­ción so­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.