Guad­yer­bas Golf

Se tra­ta de una apues­ta per­so­nal del propietario, un gran afi­cio­na­do

ABC - Viajar - - Golf - TEX­TO: NU­RIA POM­BO

Que el golf no es un de­por­te de eli­te que­da pa­ten­te en Guad­yer­bas, un pe­que­ño campo de So­ti­llo de las Pa­lo­mas (cer­cano a Ta­la­ve­ra de la Rei­na) que se es­tá dan­do a co­no­cer gra­cias al es­fuer­zo de su propietario y de una cin­cuen­te­na de en­tu­sias­tas prac­ti­can­tes. No se tra­ta de un gran club en una zo­na tu­rís­ti­ca que pue­da pre­su­mir de gran­des ins­ta­la­cio­nes; al con­tra­rio, de lo que se sien­ten más or­gu­llo­sos es de es­tar in­te­gra­dos en la na­tu­ra­le­za y de apro­ve­char los re­cur­sos que es­ta les da. «Se tra­ta de un re­co­rri­do natural que en in­vierno se ve ver­de a cau­sa de la llu­via y en ve­rano ama­ri­llo, por­que la hier­ba se agos­ta. Aquí só­lo re­ga­mos los greens,

UNA FIN­CA GA­NA­DE­RA HA DA­DO PA­SO A 9 HO­YOS MUY COQUETOS

pa­ra man­te­ner su fir­me­za y poder pa­tear con re­gu­la­ri­dad», co­men­ta el propietario, Jesús Sán­chez. Con mu­cho es­fuer­zo ha con­se­gui­do sa­car ade­lan­te Guad­yer­bas Golf, un re­co­rri­do de 9 ho­yos ( par 34) que in­clu­ye tres pa­res 3, cin­co pa­res 4 y un par 5. Un to­tal de 2.032 me­tros, de dificultad me­dia al­ta.

La his­to­ria de la ges­ta­ción del pro­yec­to es muy cu­rio­sa, pues co­mo in­di­ca el propio Sán­chez, «es­to era una fin­ca fa­mi­liar ga­na­de­ra y ha­ce años que la ga­na­de­ría de­jó de fun­cio­nar. Co­mo yo era ju­ga­dor des­de ha­cía tiem­po, se me ocu­rrió ha­cer el campo de golf». Y lo que en prin­ci­pio era una idea des­ca­be­lla­da, pron­to fue to­man­do cuer­po, aun­que no sin di­fi­cul­ta­des. «Los trá­mi­tes los ini­cia­mos en 2007 y han si­do muy len- tos y di­fi­cul­to­sos. Por si fue­ra po­co, nos he­mos en­con­tra­dos sin ayu­das de los or­ga­nis­mos ofi­cia­les, por lo que los cos­tes se han dis­pa­ra­do mu­cho», se la­men­ta.

Afor­tu­na­da­men­te, gra­cias a la Co­pa de Es­pa­ña de 9 ho­yos, pro­mo­vi­da por las fe­de­ra­cio­nes Es­pa­ño­la y de Cas­ti­lla La Man­cha, lo­gra­ron ha­cer su pri­mer tor­neo y dar­se a co­no­cer a otros ju­ga­do­res. «Es un im­pul­so pa­ra que se co­noz­ca el campo y lo agra­dez­co, por­que cues­ta mu­cho ha­cer cual­quier co­si­ta. Es­ta­mos em­pe­zan­do y se ne­ce­si­ta bas­tan­te apo­yo», con­clu­ye.

Aun­que sus gol­fis­tas son muy va­rio­pin­tos (del pue­blo, de los al­re­de­do­res, de to­dos los ni­ve­les y es­tra­tos so­cia­les) es­tán bien ave­ni­dos y fe­li­ces de poder dis­fru­tar del golf.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.