Los ex­per­tos re­cuer­dan que los ni­ños me­no­res de un año no de­ben ex­po­ner­se a las ra­dia­cio­nes so­la­res e in­sis­ten a los pa­dres en la im­por­tan­cia que tie­ne una una co­rrec­ta fo­to­pro­tec­ción in­fan­til

ABC - Viajar - - Viajar -

Aun­que ca­da vez es­ta­mos más in­for­ma­dos so­bre los efec­tos no­ci­vos que el sol pue­de te­ner so­bre nues­tra piel, es­ta con­cien­cia­ción no pa­re­ce abar­car la ne­ce­si­dad de pro­te­ger de sus ra­yos a los más pe­que­ños. «Ellos son, sin du­da, los más vul­ne­ra­bles a los da­ños que pue­de cau­sar el sol, por­que la ba­rre­ra cu­tá­nea de su piel no ha ter­mi­na­do de desa­rro­llar­se y cuen­ta con me­nos me­ca­nis­mos de de­fen­sa na­tu­ra­les que la de los adul­tos. Sin em­bar­go, mu­chos pa­dres si­guen ex­po­nien­do di­rec­ta­men­te a sus hi­jos a las ra­dia­cio­nes so­la­res, cuan­do, an­tes de te­ner un año, nun­ca de­be­rían es­tar al sol», afir­ma Su­sa­na Mez­qui­ta, ex­per­ta del De­par­ta­men­to Cien­tí­fi­co de Cin­fa.

En con­cre­to, ca­si la mi­tad de los pa­dres es­pa­ño­les (48,8%) se sal­ta es­ta pre­cau­ción, se­gún el IV Es­tu­dio Cin­faSa­lud «Per­cep­ción y há­bi­tos de sa­lud de la po­bla­ción es­pa­ño­la en torno a la fo­to­pro­tec­ción», ela­bo­ra­do en 2016 por La­bo­ra­to­rios Cin­fa con el aval de la Aca­de­mia Es­pa­ño­la de Der­ma­to­lo­gía y Ve­ne­reo­lo­gía (AEDV). «Es­ta ma­la pra­xis con­lle­va pa­ra los pe­que­ños un ma­yor ries­go de su­frir da­ños tras la ex­po­si­ción so­lar, co­mo en­ro­je­ci­mien­to, que­ma­du­ras y otros gra­ves per­jui­cios que se ma­ni­fies­tan a lar­go pla­zo», aña­de Mez­qui­ta.

Re­du­cir o evi­tar las ra­dia­cio­nes

Por tan­to, con la lle­ga­da del ve­rano, es ne­ce­sa­rio ex­tre­mar las pre­cau­cio­nes en torno a la fo­to­pro­tec­ción in­fan­til. «Si tie­nen me­nos de un año, nun­ca pue­den re­ci­bir de for­ma di­rec­ta las ra­dia­cio­nes so­la­res. A par­tir de esa edad y has­ta los tres años, po­de­mos plan­tear­nos que les dé el sol, pe­ro siem­pre li­mi­tan­do el tiem­po, evi­tan­do las ho­ras cen­tra­les del día y con las co­rrec­tas me­di­das de fo­to­pro­tec­ción», sub­ra­ya la ex­per­ta de Cin­fa.

Asi­mis­mo, no es re­co­men­da­ble apli­car fo­to­pro­tec­to­res a los be­bés me­no­res de seis me­ses y, a par­tir de esa edad, se han de usar aque­llos es­pe­cial­men­te for­mu­la­dos y tes­ta­dos pa­ra ellos. So­bre to­do, son con­ve­nien­tes los fo­to­pro­tec­to­res pe­diá­tri­cos que cuen­ten con un ín­di­ce de pro­tec­ción so­lar al­to (SPF 50+), ca­paz de pro­te­ger fren­te a los ra­yos UVB, UVA e in­fra­rro­jos (IR-A) y que con­ten­gan fil­tros fí­si­cos.

Por lo de­más, con los ni­ños y be­bés han de se­guir­se las mis­mas pau­tas que con los adul­tos, quie­nes, co­mo con­clu­ye Su­sa­na Mez­qui­ta, «de­be­mos ser el me­jor ejem­plo pa­ra nues­tros hi­jos y po­ner en prác­ti­ca to­das las me­di­das a nues­tro al­can­ce pa­ra una co­rrec­ta fo­to­pro­tec­ción. No ex­po­ner­nos al sol en las ho­ras cen­tra­les del día, man­te­ner­nos a la som­bra, cu­brir­nos con ro­pa ade­cua­da y go­rro y usar ga­fas de sol ho­mo­lo­ga­das son al­gu­nas de las más sen­ci­llas de in­cul­car».

CA­SI LA MI­TAD DE LOS PA­DRES SE SAL­TA LA PRE­CAU­CIÓN DE NO EX­PO­NER AL SOL A SUS HI­JOS ME­NO­RES DE UN AÑO

Un be­bé jue­ga con la are­na de la pla­ya

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.