Un pun­to de par­ti­da ideal

Es­te hotel per­mi­te des­cu­bir la ciu­dad des­de la nue­va te­rra­za de su te­ja­do y re­co­rrer­la con los an­fi­trio­nes de su pro­gra­ma «B Lo­cals»

ABC - Viajar - - Viajar - POR MA­NUEL MUÑIZ

El hotel ideal de­be­ría ser mu­cho más que sim­ple­men­te un buen lu­gar pa­ra des­can­sar. Ha­bría de ser un pun­to de par­ti­da que ayu­de a co­no­cer la ciu­dad, a su­mer­gir­se en ella y en­con­trar sus me­jo­res rin­co­nes. Ese pun­to de par­ti­da ideal es el pro­pó­si­to del Hotel Bar­ce­ló Málaga. A ello con­tri­bu­ye su si­tua­ción, en la mis­ma es­ta­ción de tren Ma­ría Zam­brano, pun­to de lle­ga­da del AVE –y, por tan­to, de mu­chí­si­mos via­je­ros– a la ciu­dad. Así si­tua­do en la puer­ta de la ciu­dad, se tra­ta se­gu­ra­men­te del hotel me­jor co­nec­ta­do de la ca­pi­tal ma­la­gue­ña. Pe­ro el Bar­ce­ló Málaga no lo fía to­do a su ubi­ca­ción y, pa­ra ayu­dar a sus hués­pe­des a con­ver­tir­se en au­tén­ti­cos ma­la­gue­ños, ha lan­za­do un nue­vo pro­gra­ma lla­ma­do «B Lo­cals».

Es­tos «lo­ca­les» son cin­co ma­la­gue­ños de pu­ra ce­pa, ca­da uno de ellos ex­per­to en un cam­po dis­tin­to, que acom­pa­ña­rán a los vi­si­tan­tes a co­no­cer sus rin­co­nes fa­vo­ri­tos y les des­cu­bri­ran los me­jo­res pla­nes de la ciu­dad que no se en­cuen­tran en las guías de via­je. La co­ci­ne­ra y blo­gue­ra Lo­la Ber­na­bé es la «Gas­tro Host» dis­pues­ta a descubrir des­de los me­jo­res chi­rin­gui­tos has­ta las úl­ti­mas ten­den­cias de la fu­sión cu­li­na­ria an­da­lu­za. Ja­vier Cu­bo, «Nightli­fe Host», co­no­ce los me­jo­res lu­ga­res de la no­che y la vi­da so­cial ma­la­gue- ñas: ba­res de co­pas, dis­co­te­cas, fies­tas e in­clu­so las ca­se­tas de la Fe­ria o el Fes­ti­val de Ci­ne se abren de par en par an­te él. Leo Pe­ral­ta es un ar­tis­ta que com­bi­na en sus obras el su­rrea­lis­mo y lo pop y que ha­ce las ve­ces de «Art Host» de quie­nes quie­ran ir más allá de los mu­seos pa­ra descubrir ga­le­rías al­ter­na­ti­vas y acer­car­se a los ar­tis­tas lo­ca­les. Los afi­cio­na­dos a las com­pras pue­den acom­pa­ñar a Ro­cío Ló­pez –au­to­ra del blog Pa­ra­di­se Clo­set y «Fas­hion Host»– por las me­jo­res tien­das y cen­tros de be­lle­za de Málaga. Y la tam­bién blo­gue­ra Na­dia Gá­mez es la «Li­festy­le Host» que re­ve­la­rá otras cu­rio­si­da­des, rin­co­nes y gen­tes de la ciu­dad.

LA EX­PE­RIEN­CIA GAS­TRO­NÓ­MI­CA ES OTRO DE LOS ALICIENTES DE ES­TE HOTEL

Pe­ro en al­gún mo­men­to ha­brá que vol­ver al hotel. Y el Bar­ce­ló Málaga ofre­ce mu­cho que dis­fru­tar, ya que ha si­do con­si­de­ra­do uno de los ho­te­les más ins­ta­gramea­bles del mun­do por los usua­rios de Tri­pad­vi­sor de­bi­do a su ori­gi­nal di­se­ño, que in­clu­ye ideas co­mo la EDHA (Es­truc­tu­ra Des­li­zan­te pa­ra Hu­ma­nos Atre­vi­dos), un to­bo­gán de 6 me­tros que une la pri­me­ra plan­ta con el lobby. O su cen­tro de con­ven­cio­nes, ca­paz de com­pe­tir con el pro­pio Pa­la­cio de Con­gre­sos de la ciu­dad. O su re­cién inau­gu­ra­da «roof­top te­rra­ce» B-Hea­ven, la nue­va te­rra­za de mo­da en Málaga. Des­de lo al­to del hotel se pue­de dis­fru­tar del sol y de una de las me­jo­res vis­tas de la ciu­dad du­ran­te to­do el año, ya que es­ta­rá cli­ma­ti­za­da en in­vierno y cuen­ta con una pis­ci­na ex­te­rior. Ade­más, Bar­ce­ló crea­rá pa­ra B-Hea­ven una se­rie de ex­pe­rien­cias de ocio pa­ra que es­ta te­rra­za siem­pre ofrez­ca al­go nue­vo.

Y B-Hea­ven tam­bién con­tri­bu­ye a otro de los gran­des atractivos del Bar­ce­ló Málaga: las ex­pe­rien­cias gas­tro­nó­mi­cas, que apues­tan por la co­ci­na de au­tor y el pro­duc­to lo­cal y de ca­li­dad. La te­rra­za ofre­ce ham­bur­gue­sas de au­tor y quie­re po­ner de mo­da el Af­ter Brunch, un brunch tar­dío pa­ra los do­min­gos. Si pre­fie­ren el brunch más clá­si­co, no ha­ce fal­ta sa­lir del hotel, ya que su B-Loun­ge ofre­ce uno en el que se pue­de dis­fru­tar de pla­tos co­mo el pan­ca­ke con si­ro­pe de aga­ve, las mi­gas cate­tas con foie ti­bio y man­go, un po­lo de bien­me­sa­be o una am­plia se­lec­ción de «smoot­hies de­tox».

La ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca del hotel la com­ple­ta un res­tau­ran­te de lo más apro­pia­do pa­ra su si­tua­ción: El An­dén, que se ins­pi­ra en los va­go­nes-res­tau­ran­te de los gran­des tre­nes clá­si­cos, con pla­tos co­mo un tar­tar de sal­món con bli­nis digno del Tran­si­be­riano o un solomillo de ter­ne­ra bour­gig­no­na al es­ti­lo del Orient Ex­press. Pe­ro es­te ve­rano la re­fe­ren­cia es más lo­cal: el tren Al-Án­da­lus, con una car­ta de pla­tos tí­pi­ca­men­ta an­da­lu­ces, co­mo la lu­bi­na de an­zue­lo a la ro­te­ña, el co­chi­ni­llo al aro­ma de azahar o las to­rri­jas con he­la­do.

ABC

En el B-Loun­ge se pue­de dis­fru­tar de un buen brunch

El Bar­ce­ló Málaga es un hotel mo­derno, de di­se­ño y muy bien si­tua­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.