Pa­ra­dor El Sa­ler

El mí­ti­co cam­po de La Al­bu­fe­ra es un re­fe­ren­te de los links eu­ro­peos

ABC - Viajar - - Golf - TEX­TO: M. Á. B.

En el mes en el que más se ha­bla de links por to­do el mun­do (la ce­le­bra­ción anual del Open Bri­tá­ni­co en es­tos re­co­rri­dos cos­te­ros es mo­ti­vo de com­pa­ra­ción cons­tan­te con el res­to de cam­pos), hay uno es­pa­ñol que co­bra es­pe­cial pro­ta­go­nis­mo. Se tra­ta de El Sa­ler, una au­tén­ti­ca jo­ya del golf que ideó Ja­vier Ara­na en 1968 y que cumple aho­ra sus bo­das de oro.

Si­tua­do en el Par­que Na­cio­nal de El Sa­ler, los 18 ho­yos ac­tua­les y los 9 que se pe­die­ron en la úl­ti­ma re­mo­de­la­ción sir­vie­ron pa­ra co­lo­car al ge­nial die­ña­dor vas­co co­mo uno de los más im­por­tan­tes del mun­do. El re­co­rri­do res­pe­ta pro­fun­da­men­te la fau­na

EL PA­RA­DOR Y LA CO­CI­NA DE SANDOVAL, ATRACTIVOS AÑA­DI­DOS

y flo­ra au­tóc­to­nas y, de he­cho, con­vir­tió los pi­na­res y las uñas de ga­to en su prin­ci­pal re­fe­ren­te de­co­ra­ti­vo. Y la pro­pia con­fi­gu­ra­ción oro­grá­fi­ca y los vien­tos cam­bian­tes hi­cie­ron el res­to.

Los ho­yos es­tán mar­ca­dos por pi­na­res y du­nas y no hay for­ma de ju­gar­los dos ve­ces de la mis­ma ma­ne­ra a cau­sa de la fuer­za al­ter­na del le­van­te o del po­nien­te. Es­to su­po­ne un atrac­ti­vo y un re­to pa­ra los gol­fis­tas que no en­cuen­tran en otro ti­po de di­se­ños más con­ven­cio­na­les. Y por eso es­ta ma­ra­vi­lla va­len­cia­na es­tá con­si­de­ra­da co­mo el me­jor links de la Eu­ro­pa con­ti­nen­tal.

El re­co­rri­do es un par 72 de 6.042 m que com­bi­na las zo­nas de pe­ga­da con al­gu­nas emi­nen­te­men­te téc­ni­cas. Por eso gus­ta tan- to a los ju­ga­do­res y ha si­do se­de en cua­tro oca­sio­nes del Open de Es­pa­ña. Apar­te, el club dis­po­ne de es­cue­la, cam­po de prác­ti­cas, tres put­ting greens y dos de aproach.

Por si ca­li­dad de las ins­ta­la­cio­nes de­por­ti­vas no fue­ra un re­cla­mo su­fi­cien­te pa­ra los ju­ga­do­res, el Pa­ra­dor que las aco­ge y da nom­bre se en­cuen­tra a la mis­ma al­tu­ra y cumple con los re­qui­si­tos de los via­je­ros más exi­gen­tes. Ade­más de un alo­ja­mien­to de ca­li­dad, ha in­cor­po­ra­do nue­vas ofer­tas gas­tro­nó­mi­cas co­mo las de Ma­rio Sandoval que ha­rán las de­li­cias de los vi­si­tan­tes. Y, en cual­quier ca­so, sea cual sea el me­nú ele­gi­do, no pue­de fal­tar en al­gún mo­men­to una de­gus­ta­ción de hor­cha­ta con far­tons o de pae­lla, pro­duc­tos tí­pi­cos de la zo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.