His­to­ria, re­li­gión y na­tu­ra­le­za

El par­que nacional y la Vir­gen de Co­va­don­ga ce­le­bran gran­des efe­mé­ri­des es­te año

ABC - Viajar - - Viajar - POR MANUEL MU­ÑIZ

Co­va­don­ga es un lu­gar don­de se unen de for­ma úni­ca la His­to­ria, la na­tu­ra­le­za y la re­li­gión, en­tre­la­zán­do­se en­tre sí: las ca­rac­te­rís­ti­cas na­tu­ra­les del lu­gar ju­ga­ron un pa­pel fun­da­men­tal en la ba­ta­lla de Co­va­don­ga, que tie­ne co­ne­xio­nes re­li­gio­sas que con­tri­bu­ye­ron a la le­yen­da del lu­gar, y el ac­tual co­ra­zón de la ve­ne­ra­ción ma­ria­na en Co­va­don­ga es tam­bién un pre­cio­so es­ce­na­rio na­tu­ral. Y los tres as­pec­tos –his­tó­ri­co, na­tu­ral y re­li­gio­so– ce­le­bran im­por­tan­tes aniver­sa­rios es­te año.

Pa­ra co­men­zar, re­mon­té­mo­nos al si­glo VIII. Si bien la ba­ta­lla de Co­va­don­ga no tu­vo lu­gar has­ta el año 722, fue ha­ce aho­ra 1.300 años –en el 718– cuan­do un gru­po de cau­di­llos as­tu­ria­nos, di­ri­gi­dos por Pe­la­yo, se re­be­la­ron. Pa­ra de­fen­der­se de las tropas del emi­ra­to de Cór­do­ba, Pe­la­yo y sus hom­bres se re­fu­gia­ron en las es­tri­ba­cio­nes de los Pi­cos de Eu­ro­pa.

Tam­bién de en­ton­ces arran­can las co­ne­xio­nes es­pi­ri­tua­les de es­te lu­gar. Se di­ce que Pe­la­yo por­ta­ba du­ran­te la ba­ta­lla una cruz de ma­de­ra, que dos si­glos más tar­de se­ría re­cu­bier­ta de oro y pie­dras pre­cio­sas pa­ra crear la Cruz de la Vic­to­ria que se en­cuen­tra en la Cá­ma­ra San­ta de la Ca­te­dral de Ovie­do y que fi­gu­ra en la ban­de­ra de As­tu­rias. Es­to es, sin em­bar­go, só­lo una le­yen­da, ya que las prue­bas ar­queo­ló­gi­cas han des­car­ta­do que la ma­de­ra de la cruz pue­da ser del si­glo VIII. Tam­bién cuen­ta otra le­yen­da que la Vir­gen se apa­re­ció a Pe­la­yo du­ran­te la ba­ta­lla. De ahí que el cen­tro de la ve­ne­ra­ción en Co­va­don­ga sea la San­ti­na, la Vir­gen de Co­va­don­ga.

Si bien hay his­to­rias so­bre la ve­ne­ra­ción a la Vir­gen en Co­va­don­ga des­de in­me­dia­ta­men­te des­pués de la ba­ta­lla, fue ha­ce aho­ra 100 años cuan­do tu­vo lu­gar un ri­to fun­da­men­tal: la co­ro­na­ción. Es­te ri­to, que se­ña­la la no­ción de la Vir­gen co­mo Rei­na de la Igle­sia, tu­vo lu­gar el 8 de sep­tiem­bre (fes­ti­vi­dad de la Vir­gen de Co­va­don­ga y Día de As­tu­rias) de 1918. Un gran hi­to pa­ra la fi­gu­ra de la San­ti­na y pa­ra con­so­li­dar el pe­re­gri­na­je a la ba­sí­li­ca y a la San­ta Cue­va.

Pa­ra ce­le­brar es­te cen­te­na­rio se ha de­cla­ra­do un Año Ju­bi­lar Ma­riano en Co­va­don­ga, que em­pe­zó el 8 de sep­tiem­bre y du­ra­rá has­ta la mis­ma fe­cha de 2019 y per­mi­ti­rá a los pe­re­gri­nos ga-

EN 1918 SE CREÓ EL PAR­QUE NACIONAL Y SE CO­RO­NÓ A LA VIR­GEN

nar el ju­bi­leo y lo­grar la in­dul­gen­cia ple­na­ria. Oca­sión ideal pa­ra acer­car­se a un san­tua­rio en un en­torno na­tu­ral úni­co, con la cue­va for­ma­da en la pa­red de ro­ca y la cas­ca­da ca­yen­do ba­jo ella. To­do ello ro­dea­do de un par­que nacional que es­te año tam­bién es­tá de cen­te- na­rio. En efec­to, en 1918 se inau­gu­ró de for­ma ofi­cial el Par­que Nacional de la Mon­ta­ña de Co­va­don­ga, pri­me­ro de Es­pa­ña y se­gun­do del mun­do. La de­cla­ra­ción co­mo par­que nacional fue fru­to de la pio­ne­ra ley im­pul­sa­da por un as­tu­riano pro­fun­da­men­te enamo­ra­do de Co­va­don­ga: Pe­dro Pidal, marqués de Vi­lla­vi­cio­sa.

Es­ta ley per­mi­tió a Pidal pro­te­ger un es­pa­cio de mon­ta­ña de gran ri­que­za na­tu­ral, atra­ve­sa­do por ríos co­mo el Ca­res o el Se­lla y sal­pi­ca­do de bos­ques au­tóc­to­nos. En es­te par­que –hoy am­plia­do y lla­ma­do Par­que Nacional de los Pi­cos de Eu­ro­pa– ha­bi­tan el oso par­do, el uro­ga­llo, el lo­bo y el que­bran­tahue­sos. Ade­más, es ideal pa­ra prac­ti­car el sen­de­ris­mo, el al­pi­nis­mo, la es­pe­leo­lo­gía o el ciclismo.

Por el par­que se re­par­ten pe­que­ñas al­deas que lo con­vier­ten en un lu­gar de gran im­por­tan­cia an­tro­po­ló­gi­ca y gas­tro­nó­mi­ca. El ga­na­do que se cría en los al­re­de­do­res de Co­va­don­ga pro­du­ce car­ne y le­che de ex­ce­len­te ca­li­dad y es­ta es una zo­na que con­cen­tra la ma­yor par­te de la pro­duc­ción de va­rios que­sos as­tu­ria­nos: el Ga­mo­néu, el de Los Be­yos y el más co­no­ci­do de to­dos, el Ca­bra­les.

La Cue­va San­ta de Co­va­don­ga, con el san­tua­rio y la cas­ca­da

Arri­ba, la ba­sí­li­ca. A la iz­quier­da, la Vir­gen de Co­va­don­ga, la San­ti­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.