El Aqua­rius y los re­fu­gia­dos traen la so­lu­ción

ABC - XL Semanal - - CORREO - LUIS ÁN­GEL DIEZ. CO­RREO ELEC­TRÓ­NI­CO MA­NUEL DO­MÍN­GUEZ III. SAN­TIA­GO DE COM­POS­TE­LA

La gen­te que es­ca­pa de Áfri­ca es gen­te de la agri­cul­tu­ra, del in­te­rior, acos­tum­bra­da a la la­bran­za, la re­co­lec­ción, y vie­nen ni­ños sin fa­mi­lia. En Es­pa­ña hay pue­blos aban­do­na­dos y otros que lo se­rán, es­cue­las que se cie­rran por fal­ta de ni­ños. Pues bien, con una pe­que­ña ayu­da de los ayun­ta­mien­tos, otra de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas y otra del Es­ta­do cen­tral se pue­de dar vi­da a esos pue­blos aban­do­na­dos. Se re­cons­tru­yen las ca­sas, se pre­pa­ra la tie­rra y esos ni­ños so­li­ta­rios en­tran en esas es­cue­las de vie­jos pue­blos ca­si de­sér­ti­cos. Esa gen­te pue­de dar vi­da a muer­tos cam­pos, ha­cer re­na­cer los vie­jos pue­blos de Cas­ti­lla, de Ga­li­cia. Esos ni­ños 'huér­fa­nos' y to­da esa gen­te es­ca­pan de gue­rras y de la peor gue­rra, la mi­se­ria. No­so­tros lo su­fri­mos, te­ne­mos una Es­pa­ña en el ex­te­rior: Cu­ba, Amé­ri­ca y, úl­ti­ma­men­te, tam­bién Eu­ro­pa. Es­tos emi­gran­tes for­za­dos, to­dos lo son, ne­ce­si­tan un tiem­po de adap­ta­ción y apren­di­za­je, pe­ro con una bue­na po­lí­ti­ca, pue­de ser positivo pa­ra ellos y pa­ra el país. Den­tro de unos años po­dre­mos ver re­vi­vir vie­jos pue­blos de Cas­ti­lla, hoy mo­ri­bun­dos. So­lo se ne­ce­si­ta vo­lun­tad y ra­cio­ci­nio. Twitter Fa­ce­book.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.