Desa­yuno de do­min­go con…

ABC - XL Semanal - - SUMARIO -

la ac­triz Eva Llorach.

Eva Llorach Na­cí en Mur­cia. ¿Mi edad? Lo confirmo: no soy 'mi­llen­nial'. De­jé Psi­co­lo­gía por la Es­cue­la de Ar­te Dra­má­ti­co. El 26 de oc­tu­bre es­treno 'Quién te can­ta­rá', el nue­vo fil­me de Car­los Ver­mut, que pro­ta­go­ni­zo con Naw­ja Nim­ri.

XLSe­ma­nal. Di­cen que Car­los Ver­mut re­cuer­da al me­jor Al­mo­dó­var y que us­ted es la 'chi­ca Ver­mut' por ex­ce­len­cia.

Eva Llorach. ¡Ab­so­lu­ta­men­te! [ri­sas]. Re­cuer­do que en Diamond flash, la pri­me­ra pe­lí­cu­la que hi­ce con él en 2011, mi par­te la ro­da­mos en su ca­sa: ilu­mi­ná­ba­mos con las po­cas lám­pa­ras que ha­bía, y sus pa­dres nos ha­cían los bo­ca­di­llos. He te­ni­do la suer­te de ser la úni­ca ac­triz que ha tra­ba­ja­do en sus tres pe­lí­cu­las y sé de mu­chas, y muy re­co­no­ci­das, que quie­ren ser tam­bién 'chi­cas Ver­mut'.

XL. Y eso que lo pa­sa mal en to­das... E.L. Fa­tal. En es­ta úl­ti­ma no me de­jó son­reír en nin­gún plano. Le en­can­tan los per­so­na­jes mis­te­rio­sos y du­ros.

XL. Con Ma­gi­cal girl to­ca­ron el cie­lo.

E.L. Fue un sue­ño. To­das las crí­ti­cas fue­ron ma­ra­vi­llo­sas. Y la pe­lí­cu­la ga­nó la Con­cha de Oro en San Se­bas­tián; Car­los, la de Pla­ta a la me­jor di­rec­ción; y tu­vo dos no­mi­na­cio­nes a los Go­ya.

XL. Su in­ter­pre­ta­ción en Quién te can­ta­rá ha re­ci­bi­do las me­jo­res crí­ti­cas en los fes­ti­va­les de cine de To­ron­to y San Se­bas­tián. ¿Dónde es­ta­ba us­ted me­ti­da? E.L. Lle­vo más de diez años ha­cien­do cine in­de­pen­dien­te; Juan Ca­ves­tany me lla­ma­ba 'la mu­sa de los stran­ge' [ríe]. XL. Es que di­cen que es la gran sor­pre­sa del cine es­pa­ñol.

E.L. Eso di­cen [son­ríe]. Llo­ré de emo­ción al leer to­das esas crí­ti­cas. Al fi­nal, lo que to­dos so­ña­mos es vi­vir de nues­tra pro­fe­sión. He estado mu­chos años ha­cien­do otros trabajos que na­da tie­nen que ver con el de ac­triz pa­ra po­der sa­lir ade­lan­te: ca­ma­re­ra, en­cues­ta­do­ra... Has­ta he gra­ba­do mú­si­ca por las no­ches se­cre­ta­men­te en los ba­res pa­ra que los ar­tis­tas co­bra­ran de­re­chos de au­tor.

XL. Y en cine ha he­cho de to­do: ha ilu­mi­na­do, pro­du­ci­do, di­ri­gi­do…

E.L. Y he ro­da­do lar­go­me­tra­jes en 24 ho­ras: era la ma­ne­ra de no mo­rir en la espera. Aquí, el cine in­de­pen­dien­te no tie­ne el apo­yo que en otros paí­ses. XL. Ya no llo­re que Quién te can­ta­rá tu­vo un pre­su­pues­to de dos mi­llo­nes de eu­ros. E.L. ¡No llo­ro na­da! Eso ya son pa­la­bras ma­yo­res. De pron­to, he sen­ti­do que pa­sa­ba a ser muy im­por­tan­te y que ni po­día po­ner­me mala en el ro­da­je.

XL. Re­cuer­da que a su pa­dre le gus­ta­ba re­ci­tar La venganza de don Men­do.

E.L. Sí, pe­ro lue­go se lle­vó un dis­gus­to tre­men­do cuan­do le di­je que que­ría ser ac­triz. Él pen­sa­ba que lo su­ce­de­ría en su em­pre­sa de ma­qui­na­ria in­dus­trial. Mi ma­dre lo lle­vó me­jor: ella can­ta, bai­la y ha­ce tea­tro en un cen­tro de ma­yo­res. Es­tá cla­ro que to­dos lle­vá­ba­mos den­tro el tea­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.