Po­lí­ti­cos y fra­ses es­tú­pi­das

Do­nos­tia­rra, de 1938. Abo­ga­do, pe­rio­dis­ta y en­sa­yis­ta. Ha si­do uno de los po­lí­ti­cos pro­ta­go­nis­tas de la Tran­si­ción. Pu­bli­ca el li­bro 'La manipulación del len­gua­je. Breve dic­cio­na­rio de los en­ga­ños' (Editorial Es­pa­sa).

ABC - XL Semanal - - MAGAZINE | SE HABLA DE... - Con Ni­co­lás Sar­to­rius

XL. ¿Có­mo es que un po­lí­ti­co es­cri­be un li­bro so­bre el len­gua­je?

N.S. Me preo­cu­pa que a tra­vés de la manipulación tor­ti­ce­ra del len­gua­je se con­tri­bu­ya a de­te­rio­rar la de­mo­cra­cia que nos ha cos­ta­do tan­to con­se­guir.

XL. ¿Por qué es tan im­por­tan­te el len­gua­je?

N.S. Por­que a tra­vés de él se em­pie­zan a ga­nar o per­der las ba­ta­llas po­lí­ti­cas. Ha­ce cua­tro o cin­co años me di cuen­ta de que se de­cían co­sas que, ana­li­za­das, sig­ni­fi­ca­ban lo con­tra­rio.

XL. Uno de los tér­mi­nos que se usan mal, di­ce us­ted, es 'co­mo no pue­de ser de otra ma­ne­ra'.

N.S. Quie­nes lo di­cen en reali­dad quie­ren de­cir 'lo que yo di­go va a mi­sa'. Es una fra­se es­tú­pi­da.

XL. Otro es 'ar­mas in­te­li­gen­tes'. N.S. Así des­apa­re­ce la res­pon­sa­bi­li­dad de los su­je­tos que las ma­ne­jan.

XL. Ban­co ma­lo. N.S. Pa­ra em­pe­zar, no es un ban­co. Es el que se que­da con los ac­ti­vos ma­los pa­ra que los ban­cos ma­los se con­vier­tan en bue­nos.

XL. Co­man­do le­gal. N.S. ¿Có­mo pue­de ser le­gal un co­man­do te­rro­ris­ta?

XL. Iz­quier­da aber­tza­le.

N.S. Pe­ro si aber­tz­la­le quie­re de­cir 'pa­trio­ta'. Se les ha da­do el re­ga­lo de lla­mar­los así.

XL. Pa­raí­so fiscal. N.S. Pe­ro si es un in­fierno. Pa­ra el res­to de la gen­te es la eva­sión fiscal ma­si­va. Pre­fie­ren lla­mar­lo así quie­nes lo han in­ven­ta­do.

XL. Fas­cis­ta.

N.S. Esa ter­gi­ver­sa­ción del con­cep­to es muy gra­ve. El fas­cis­mo nos lle­vó a la gue­rra, usar­lo de esa for­ma tan po­co ri­gu­ro­sa lo ba­na­li­za.

XL. Po­pu­lis­mo. N.S. Aca­ba da­ñan­do al pue­blo por­que es un con­cep­to muy de­ma­gó­gi­co. El bre­xit, Sal­vi­ni, el Ame­ri­ca first de Trump... Es muy preo­cu­pan­te. XL. Pos­ver­dad N.S. Lla­man así a la men­ti­ra pa­ra ocul­tar­la con al­go que sue­na bien: más allá de la ver­dad. Es crear una reali­dad que es men­ti­ra y en­ga­ña a la gen­te. XL. So­cia­lis­mo y co­mu­nis­mo. N.S. En mi con­cep­ción, am­bos tér­mi­nos no re­fle­jan ideas ni par­ti­dos po­lí­ti­cos, sino es­ta­dios de la so­cie­dad, co­mo es­cla­vis­mo o ca­pi­ta­lis­mo. Pe­ro ha ha­bi­do fuer­zas po­lí­ti­cas que han da­do nom­bre a es­tos es­ta­dios. No ha ha­bi­do, sin em­bar­go, un par­ti­do ca­pi­ta­lis­ta. XL. ¿Qué ha­bía en­ton­ces en la URSS?

N.S. Lo de la URSS no te­nía na­da de co­mu­nis­ta. En teo­ría, la co­mu­nis­ta es una so­cie­dad utó­pi­ca muy su­pe­rior a la ca­pi­ta­lis­ta. Lo que ha ha­bi­do en la URSS era mu­cho peor, pe­ro no era co­mu­nis­mo ni so­cia­lis­mo. Da­ña­ron el con­cep­to.

XL. Se­gui­mos con su dic­cio­na­rio. Ré­gi­men del 78.

"En 1978, con la Cons­ti­tu­ción, vi­ví el mo­men­to más emocionante de mi vi­da"

N.S.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.