La car­ta de la se­ma­na

Por qué la he pre­mia­do… Por en­no­ble­cer con el afec­to y el re­cuer­do ese ob­je­to co­ti­diano, dán­do­le al­ma y va­lor.

ABC - XL Semanal - - MAGAZINE CARTAS - ALE­JAN­DRO MAR­TÍN CAS­CÓN. PLA­SEN­CIA (CÁ­CE­RES)

His­to­ria de mi pri­mer bo­lí­gra­fo. Ten­go que re­mon­tar­me al año 1948, cuan­do es­ta­ba cum­plien­do el ser­vi­cio mi­li­tar en Ma­drid y su­frí un arres­to de quin­ce días en los ca­la­bo­zos de pla­za del Re­gi­mien­to León nú­me­ro 38 por fal­tas re­in­ci­den­tes en los ser­vi­cios de la com­pa­ñía. Allí exis­tía una gran ca­ma­ra­de­ría, y un día lle­gó un sol­da­do al que ha­bían co­gi­do en el Me­tro ro­ban­do y, en­tre otras co­sas, lle­va­ba un lá­piz que es­cri­bía con tin­ta. Yo me que­dé pren­da­do y le di­je que me lo te­nía que ven­der y que le da­ría to­do lo que yo tu­vie­ra, y en efec­to te­nía un pa­que­te de co­mi­da en los bol­si­llos, unas se­ten­ta y pi­co pe­se­tas. Ce­rra­mos el tra­to y nos comimos en­tre to­dos el pa­que­te. Me gus­tó más el bo­lí­gra­fo porque te­nía tin­ta ver­de, que he se­gui­do usan­do y con la que es­cri­bo es­ta car­ta a los 92 años. Me per­mi­to in­for­mar de có­mo se in­ven­tó el bo­lí­gra­fo, allá por el año 1938: fue gra­cias a Lasz­lo Jo­sef Bi­ro, en Hun­gría, y le tu­vo que ayu­dar un her­mano su­yo que era quí­mi­co por la mu­cha di­fi­cul­tad en con­se­guir dar­le flui­dez a la tin­ta para pa­sar­la por la bo­la del fi­nal. Soy co­lec­cio­nis­ta de bo­lí­gra­fos, con in­con­ta­ble nú­me­ro de ellos, y so­lo me fal­ta el su­yo, que es­pe­ro me­re­cer. Les que­da­ría eter­na­men­te agra­de­ci­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.