La es­tra­fa­la­ria vi­si­ta de Ni­ki­ta Krus­chev a Es­ta­dos Uni­dos en 1959.

EN 1959, EN PLE­NA TEN­SIÓN DE LA GUE­RRA FRÍA, EL LÍ­DER DE LA URSS PRO­TA­GO­NI­ZÓ UN DISPARATADO VIA­JE A ES­TA­DOS UNI­DOS. UN NUE­VO LI­BRO LO RE­CUER­DA.

ABC - XL Semanal - - SUMARIO - FÁ­TI­MA URI­BA­RRI

Gor­di­to, his­trió­ni­co, im­pre­vi­si­ble, gru­ñón y te­mi­ble. Así era el lí­der de la URSS Ni­ki­ta Krus­chev. Fue in­mi­se­ri­cor­de en las pur­gas de los años más os­cu­ros del es­ta­li­nis­mo, pe­ro cuan­do via­jó a Es­ta­dos Uni­dos, en sep­tiem­bre de 1959, él y su mu­jer, Nina, de­ja­ron ti­tu­la­res que da­ban de ellos una ima­gen sim­pá­ti­ca e in­fan­til. Aho­ra lle­ga a Es­pa­ña Krus­chev se ca­brea, de Pe­ter Carl­son (Ma­cha­do Li­bros), una cró­ni­ca de aquel via­je es­per­pén­ti­co en tiem­pos de al­ta ten­sión en­tre Was­hing­ton y Mos­cú. Krus­chev es­tu­vo diez días en Es­ta­dos Uni­dos in­vi­ta­do por el pre­si­den­te Dwight Ei­sen­ho­wer. Ha­bló en la ONU; acu­dió a ce­nas y pre­sen­ta­cio­nes. Y so­por­tó las pi­ta­das de ciu­da­da­nos ame­ri­ca­nos al pa­so de su caravana. Lo lle­va­ron a Pittsburgh, Io­wa... Pe­ro él in­sis­tía en vi­si­tar Dis­ney­lan­dia. Es­tu­vo en Los Án­ge­les y en Holly­wood (le pre­sen­ta­ron a Ma­rilyn Mon­roe), pe­ro no le de­ja­ron ir a 'el país de los sue­ños' por mo­ti­vos de se­gu­ri­dad. «¿Qué pa­sa en Dis­ney­lan­dia? ¿Hay una epi­de­mia de có­le­ra? ¿Es que los gáns­te­res se han he­cho los amos de aque­llo?», di­jo.

NINA, FE­LIZ Un po­li­cía res­ca­tó a Nina Krus­chev en­tre una ma­ra­bun­ta de pe­rio­dis­tas y ella le dio la mano. Aba­jo, ce­nan­do en­tre Bob Ho­pe y Frank Si­na­tra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.