Los in­de­pen­den­tis­tas fla­men­cos de­ja­rán caer al Gobierno bel­ga

Rom­pe­rán la coa­li­ción si el pri­mer mi­nis­tro fir­ma el Pac­to Mun­dial pa­ra la Mi­gra­ción

ABC - - INTERNACIONAL - E. SERBETO CORRESPONSAL EN BRU­SE­LAS

El par­ti­do in­de­pen­den­tis­ta fla­men­co, el N-VA, lan­zó ayer un ul­ti­má­tum al pri­mer mi­nis­tro bel­ga, el li­be­ral Char­les Mi­chel, con la ad­ver­ten­cia de que rom­pe­rán la coa­li­ción de gobierno y aban­do­na­rán el Eje­cu­ti­vo fe­de­ral si Mi­chel sus­cri­be en Ma­rra­kech, co­mo tie­ne la cla­ra in­ten­ción de ha­cer, el Pac­to Mun­dial pa­ra la Mi­gra­ción de la ONU.

Ayer mis­mo se ha­bía ce­le- bra­do un Con­se­jo de Mi­nis­tros ex­tra­or­di­na­rio en el que se so­pe­sa­ron las exi­gen­cias del N-VA so­bre el pac­to de Na­cio­nes Uni­das, pe­ro los mi­nis­tros fla­men­cos aban­do­na­ron el con­se­jo me­dia ho­ra des­pués de co­men­za­do. Po­co des­pués, los se­ce­sio­nis­tas fla­men­cos con­vo­ca­ron una con­fe­ren­cia de pren­sa pa­ra anun­ciar su ul­ti­má­tum al Gobierno fe­de­ral con una muy se­ria ad­ver­ten­cia: si Mi­chel via­ja a Ma­rrue­cos, «ate­rri­za­rá co­mo pri­mer mi­nis­tro de la coa­li­ción de Ma­rra­kech», en pa­la­bras del pre­si­den­te del N-VA, Bart De We­ver.

Es tan­to co­mo de­cir que los fla­men­cos rom­pen la ba­ra­ja y sa­len del Gobierno, tras al­go más de cua­tro años de ines­ta­ble coa­li­ción, en la que se ha­bían com­pro­me­ti­do a no adop­tar me­di­das de cor­te se­pa­ra­tis­ta. Mo­de­ra­ción en sus pos­tu­la­dos a cam­bio de otras ven­ta­jas en su feu­do. En ho­nor a la ver­dad, el desafío del N-VA no ha lle­ga­do a anun­ciar de for­ma ex­plí­ci­ta la sa­li­da del Gobierno, co­mo se pen­sa­ba que ha­rían los fla­men­cos. «Si per­sis­ten en el error, ten­drá se­rias con­se­cuen­cias», afir­mó De We­ver.

Por el mo­men­to, el pri­mer mi­nis­tro Mi­chel no ha da­do se­ña­les de que va­ya a can­ce­lar su pre­vis­to via­je a Ma­rra­kech, lo cual se­ría dar su bra­zo a tor­cer de una ma­ne­ra más que evi­den­te.

Has­ta ha­ce ape­nas cua­tro días el N-VA, de he­cho, apo­ya­ba el Pac­to Mun­dial pa­ra la Mi­gra­ción de la ONU, pe­ro los in­de­pen­den­tis­tas fla­men­cos han da­do mar­cha atrás. Es­ti­man que di­cho acuer­do im­pe­di­rá a Bél­gi­ca de­ci­dir so­bre su pro­pia po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria, por mu­cho que la pro­pia Unión Eu­ro­pea re­cha­za esa te­sis: es un pac­to no vin­cu­lan­te pa­ra los paí­ses que lo sus­cri­ban.

Son ya ocho los paí­ses de la Unión que han re­cha­za­do fir­mar­lo: Ita­lia, Aus­tria, Po­lo­nia, Hun­gría, Bul­ga­ria, la Re­pú­bli­ca Che­ca, Croa­cia y Es­lo­va­quia. El co­mi­sa­rio eu­ro­peo de In­mi­gra­ción, el grie­go Di­mi­tris Avra­mo­pou­los, les ha pe­di­do que re­con­si­de­ren su de­ci­sión.

Ce­der al chan­ta­je

Pa­ra Char­les Mi­chel, acep­tar la sa­li­da del N-VA sig­ni­fi­ca la rup­tu­ra de la coa­li­ción de gobierno, con­vo­car elec­cio­nes an­ti­ci­pa­das o re­sis­tir en mi­no­ría y con apo­yos pun­tua­les has­ta las pre­vis­tas pa­ra ma­yo pró­xi­mo. Ce­der al chan­ta­je de los se­ce­sio­nis­tas, por el con­tra­rio, su­pon­dría una hu­mi­lla­ción y una de­rro­ta an­te sus so­cios, que sin du­da le sal­dría ca­ra en las pró­xi­mas elec­cio­nes.

La rup­tu­ra de la coa­li­ción de gobierno re­tro­trae a Bél­gi­ca a tiem­pos cer­ca­nos en los que so­bre­vi­vió, y no muy mal por cier­to, sin un Eje­cu­ti­vo al fren­te. Los fla­men­cos no han di­cho con cla­ri­dad que se van. Mi­chel no di­ce sin am­ba­ges que rom­pe la ba­ra­ja, pe­ro ya les ha di­cho adiós.

Así las co­sas, es muy pre­vi­si­ble un in­me­dia­to re­cru­de­ci­mien­to de los pos­tu­la­dos in­de­pen­den­tis­tas del N-VA, en la línea de sus alia­dos los in­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes con quie­nes man­tie­nen tan es­tre­chos la­zos.

Se­ce­sio­nis­mo El N-VA re­cru­de­ce­rá pre­vi­si­ble­men­te su ofen­si­va in­de­pen­den­tis­ta al sa­lir del Go­bieno Op­cio­nes El pri­mer mi­nis­tro Mi­chel po­dría op­tar por re­sis­tir en mi­no­ría has­ta ma­yo o con­vo­car elec­cio­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.