El le­tra­do de Puig­de­mont quie­re guar­dar­se la op­ción del in­dul­to

Ame­na­za con acu­dir a Es­tras­bur­go si se ex­clu­ye la re­be­lión del per­dón gu­ber­na­men­tal

ABC - - ESPAÑA - JUAN CA­SI­LLAS

Jau­me Alon­so-Cue­vi­llas, abo­ga­do de la de­fen­sa es­pa­ño­la del hui­do ex­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat Car­les Puig­de­mont, de­jó ayer cla­ra en el Con­gre­so de los Diputados su dis­con­for­mi­dad con li­mi­tar la ac­tual ley de in­dul­tos, que da­ta de 1870, pa­ra que no pue­da con­ce­dér­se­le es­ta gra­cia a los cul­pa­bles de delitos de re­be­lión o se­di­ción.

El le­tra­do ca­ta­lán, doc­tor en De­re­cho y ca­te­drá­ti­co de De­re­cho Pro­ce­sal en la Uni­ver­si­dad de Bar­ce­lo­na, com­pa­re­ció en la Co­mi­sión de Jus­ti­cia pa­ra ex­po­ner su pun­to de vis­ta so­bre la re­for­ma de los in­dul­tos que es­tá en trá­mi­te en la Cá­ma­ra Ba­ja y se ma­ni­fes­tó «par­ti­cu­lar­men­te en con­tra» de que una mo­di­fi­ca­ción le­gis­la­ti­va es­ta­blez­ca una suer­te de ca­tá­lo­go de delitos que no po­drían ate­ner­se a un hi­po­té­ti­co per­dón gu­ber­na­men­tal. Tan­to el PDECat co­mo ERC apo­ya­ron en su día, en fe­bre­ro de 2017, la ini­cia­ti­va so­cia­lis­ta que pe­día prohi­bir con­ce­der in­dul­tos a co­rrup­tos o con­de­na­dos por vio­len­cia de gé­ne­ro. Sin em­bar­go, la in­tro­duc­ción de una en­mien­da en la que el PP pi­de tam­bién de­jar fue­ra la re­be­lión y la se­di­ción ha pro­vo­ca­do que es­ta re­for­ma con­ti­núe va­ra­da en el Con­gre­so an­te la re­ti­cen­cia de los so­cia­lis­tas a pro­nun­ciar­se so­bre es­te ex­tre­mo.

El co­que­teo de Pe­dro Sán­chez y de otros miem­bros de su Eje­cu­ti­vo con la idea de in­dul­tar a los má­xi­mos res­pon­sa­bles del «pro­cés» –que cul­mi­nó

con la de­cla­ra­ción de in­de­pen­den­cia en el Par­la­men­to ca­ta­lán el 27 de oc­tu­bre de 2017 y la pri­me­ra apli­ca­ción en de­mo­cra­cia del ar­tícu­lo 155 pa­ra res­ta­ble­cer el or­den cons­ti­tu­cio­nal en Ca­ta­lu­ña– pa­re­ce ha­ber ca­la­do en el abo­ga­do de Puig­de­mont. «Si prohi­bie­ran el in­dul­to por re­be­lión y por se­di­ción, me fal­ta­ría tiem­po pa­ra tra­du­cir­lo y pre­sen­tar­lo al Tri­bu­nal de Es­tras­bur­go», ame­na­zó ayer co­mo co­lo­fón de su in­ter­ven­ción en el Con­gre­so. Pos­te­rior­men­te, en los pa­si­llos de la Cá­ma­ra Ba­ja, Alon­so-Cue­vi­llas ma­ti­zó sus pa­la­bras, cons­cien­te de que esa po­si­ción cho­ca fron­tal­men­te con la man­te­ni­da has­ta aho­ra por los in­de­pen­den­tis­tas en pri­sión, que abo­gan por la ab­so­lu­ción al en­ten­der que no han co­me­ti­do re­be­lión, se­di­ción ni mal­ver­sa­ción.

De­li­to de «fau­na y flo­ra»

Sin em­bar­go, en el seno de la Co­mi­sión de Jus­ti­cia sí se mos­tró es­pe­cial­men­te in­có­mo­do con los plan­tea­mien­tos del PP y de Cs –que re­cla­ma de­ne­gar in­dul­tos a los te­rro­ris­tas–. A los pri­me­ros, les es­pe­tó que so­lo les que­da por in­cluir el de­li­to de «fau­na y flo­ra» en sus en­mien­das, mien­tras que ad­vir­tió a los se­gun­dos de que «en los tiem­pos ac­tua­les to­do pue­de ser te­rro­ris­mo».

Alon­so-Cue­vi­llas ase­ve­ró que so­lo ca­be la «ab­so­lu­ción» en el jui­cio y que no se­rá ne­ce­sa­rio so­li­ci­tar nin­gún in­dul­to, pe­ro por si aca­so avi­só a su clien­te: «He re­co­men­da­do a Puig­de­mont que apren­da fla­men­co».

JAU­ME ALON­SO-CUE­VI­LLAS ABO­GA­DO DE PUIG­DE­MONT «No ten­go nin­gu­na con­fian­za en el in­dul­to, por tan­to, he re­co­men­da­do a Puig­de­mont que apren­da fla­men­co»

El abo­ga­do del «ex­pre­si­dent» fugado, en el Con­gre­soEP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.