SÁN­CHEZ VUEL­VE A SER­VIR­SE DE LA ABO­GA­CÍA DEL ES­TA­DO

Po­lé­mi­ca en los ser­vi­cios ju­rí­di­cos por la es­tra­te­gia de li­be­rar 4.700 mi­llo­nes a las co­mu­ni­da­des an­tes del 10-N

ABC - - PORTADA - MA­RÍA CUES­TA/VÍC­TOR R. ALMIRÓN MA­DRID

El Go­bierno for­zó un in­for­me pa­ra jus­ti­fi­car el blo­queo de los pa­gos a las Co­mu­ni­da­des al es­tar en fun­cio­nes y pre­sio­nar­las: só­lo re­ci­bi­rían el di­ne­ro si apo­ya­ban su in­ves­ti­du­ra

Tras no lo­grar ser in­ves­ti­do, Sán­chez cam­bia de cri­te­rio y en­car­ga otro in­for­me en sen­ti­do con­tra­rio: hay que en­tre­gar los fon­dos a las Au­to­no­mías an­tes de las elec­cio­nes

La Abo­ga­da Ge­ne­ral del Es­ta­do asu­me aho­ra la fir­ma, an­te el ma­les­tar de sus su­bor­di­na­dos por el uso par­ti­dis­ta de la ins­ti­tu­ción, y da luz ver­de al pa­go de los 4.700 mi­llo­nes

El blo­queo, pri­me­ro, y la li­be­ra­ción, des­pués y en ple­na pre­cam­pa­ña elec­to­ral, de par­te de la fi­nan­cia­ción de las Co­mu­ni­da­des Au­tó­no­mas ha ori­gi­na­do una au­tén­ti­ca ma­re­ja­da en la Abo­ga­cía Ge­ne­ral del Es­ta­do. El Go­bierno ha lo­gra­do fi­nal­men­te el in­for­me fa­vo­ra­ble al des­blo­queo de los 4.700 mi­llo­nes de eu­ros en con­cep­to de en­tre­gas a cuen­ta re­te­ni­dos mien­tras el Eje­cu­ti­vo es­ta­ba en fun­cio­nes pe­ro ha te­ni­do que ser ava­la­do por la abo­ga­da ge­ne­ral del Es­ta­do, Con­sue­lo Cas­tro, tras la po­lé­mi­ca sur­gi­da en­tre los re­pre­sen­tan­tes de los ser­vi­cios ju­rí­di­cos del Es­ta­do des­ple­ga­dos en el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da. Se­gún han con­fir­ma­do a ABC fuen­tes cer­ca­nas al mi­nis­te­rio, los fun­cio­na­rios de­mos­tra­ron su ma­les­tar por las for­mas del Go­bierno. Una se­gun­da fuen­te con­fir­ma que el in­for­me ha­bría si­do ele­va­do a la abo­ga­da ge­ne­ral del Es­ta­do des­pués de que el do­cu­men­to re­mi­ti­do por el mi­nis­te­rio de Ha­cien­da no sus­ci­ta­se con­sen­so en los ser­vi­cios ju­rí­di­cos. Des­de el Go­bierno no se pre­ci­sa es­te ex­tre­mo ni se quie­re en­trar a ana­li­zar quién ha­bría fir­ma­do el in­for­me. Pe­ro sí se re­co­no­ce que ha exis­ti­do «un de­ba­te ju­rí­di­co» pa­ra ver có­mo ar­ti­cu­lar al­go «que no se ha­bía he­cho nun­ca» por­que for­ma­ba par­te del des­pa­cho or­di­na­rio del Eje­cu­ti­vo. Fuen­tes ofi­cia­les del mi­nis­te­rio de Ha­cien­da ase­gu­ran que el in­for­me «se ha re­mi­ti­do por el ca­nal ha­bi­tual» y que «en to­dos los pre­pa­ra­ti­vos han es­ta­do pre­sen­tes los abo­ga­dos ads­cri­tos al mi­nis­te­rio». Por su par­te, fuen­tes ofi­cia­les del mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia ase­gu­ran que «na­die ha he­cho lle­gar el ma­les­tar a la Abo­ga­cía del Es­ta­do y que na­die se ha ne­ga­do a fir­mar el in­for­me» y ase­gu­ran que el he­cho de que se ha­ya ele­va­do se de­be a la «es­pe­cial com­ple­ji­dad» del ca­so.

En el Go­bierno de­fien­den que la so­lu­ción su­po­ne «un hi­to» en la ma­ne­ra de en­ten­der la fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca. Y que se sen­ta­rá un pre­ce­den­te por­que, a par­tir de aho­ra, la fi­nan­cia­ción de las au­to­no­mías ya no de­pen­de­rá de que ha­ya o no Pre­su­pues­tos del Es­ta­do.Des­de pre­si­den­cia del Go­bierno tam­po­co se quie­re ase­gu­rar la fe­cha en la que se lle­va­rá la cues­tión al Con­se­jo de Mi­nis­tros, por­que aho­ra mis­mo tam­bién se acu­mu­la con otros te­mas im­por­tan­tes pa­ra el Go­bierno, co­mo la ex­hu­ma­ción de los res­tos de Fran­co. Pe­ro sí lan­zan un men­sa­je de de­ter­mi­na­ción: «El pre­si­den­te ha di­cho que se­rá an­tes del 10 de no­viem­bre y así se­rá». Fuen­tes par­la­men­ta­rias ase­gu­ran, no obs­tan­te, que el de­cre­to pue­de apro­bar­se es­te mis­mo vier­nes y, de he­cho, Sán­chez apro­ve­chó ayer una en­tre­vis­ta en te­le­vi­sión pa­ra dar la no­ti­cia de que ya tie­ne en su po­der «to­dos los in­for­mes» que le per­mi­ti­rán des­blo­quear las en­tre­gas a cuen­ta y que po­drá ha­cer­lo «en los pró­xi­mos días». Co­mo fue­re, ese de­cre­to ley ten­dría que ser con­va­li­da­do por la Dipu­tación Per­ma­nen­te del Con­gre­so. En el Go­bierno son cons­cien­tes de que ha­cer­lo en es­te pe­rio­do sus­ci­ta­rá crí­ti­cas, por elec­to­ra­lis­mo y por su ro­tun­da ne­ga­ti­va an­te­rior, pe­ro se con­fía en que el apo­yo del PP, an­te las ne­ce­si­da­des de sus re­gio­nes, y las de las pro­pias co­mu­ni­da­des evi­te que la po­lé­mi­ca se ex­tien­da. No obs­tan­te, los po­pu­la­res fue­ron muy crí­ti­cos con la ac­tua­ción del Eje­cu­ti­vo en es­te ca­so. «Su­po­ne la uti­li­za­ción par­ti­dis­ta de un ór­gano con­sul­ti­vo co­mo la Abo­ga­cía del Es­ta­do y un gra­ve de­te­rio­ro de los ser­vi­cios pú­bli­cos so­cia­les edu­ca­ti­vos y sa­ni­ta­rios en las co­mu­ni­da­des. Es una irres­pon­sa­bi­li­dad», de­nun­ció en su mo­men­to el por­ta­voz eco­nó­mi­co del PP, Ma­rio Gar­cés.

El fon­do ju­rí­di­co

Los fon­dos au­to­nó­mi­cos re­te­ni­dos fue­ron es­te ve­rano uno de los ele­men­tos de pre­sión del Go­bierno, a tra­vés del Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da, pa­ra in­ten­tar fa­ci­li­tar la in­ves­ti­du­ra de Sán­chez, ar­gu­men­tan­do que so­lo un Go­bierno con ple­nas fun­cio­nes po­día des­blo­quear­los. Pe­ro el fra­ca­so de las ne­go­cia­cio­nes en­tre el PSOE y Po­de­mos y la con­si­guien­te con­vo­ca­to­ria elec­to­ral ha ter­mi­na­do por po­ner en evi­den­cia es­ta

es­tra­te­gia y ha de­ja­do «a los pies de los ca­ba­llos», se­gún las mis­mas fuen­tes, a los ser­vi­cios ju­rí­di­cos es­ta­ta­les. De he­cho, el blo­queo suscitó la de­nun­cia de las co­mu­ni­da­des afec­ta­das, que ta­cha­ron de «chan­ta­je» la ac­ti­tud del Eje­cu­ti­vo y al­gu­nas, co­mo Ca­ta­lu­ña, lle­ga­ron a anun­ciar me­di­das le­ga­les. Ga­li­cia fue la pri­me­ra co­mu­ni­dad en de­man­dar una so­lu­ción y lo hi­zo an­tes in­clu­so de que el Go­bierno cen­tral es­tu­vie­se en fun­cio­nes.

La mi­nis­tra Mon­te­ro afir­ma­ba en­ton­ces que su po­si­ción con­tra­ria al des­blo­queo se res­pal­da­ba en un in­for­me de la Abo­ga­cía Ge­ne­ral del Es­ta­do. Aun­que días des­pués tu­vo que re­co­no­cer que aún no exis­tía tal do­cu­men­to pe­ro que lo re­ci­bi­ría «en bre­ve». Sin em­bar­go, el Go­bierno cam­bió su pos­tu­ra an­te la con­vo­ca­to­ria de las elec­cio­nes lo que le hi­zo ne­ce­si­tar un nue­vo in­for­me de los ser­vi­cios ju­rí­di­cos, pe­ro es­ta vez con la te­sis con­tra­ria. Des­de el Go­bierno ex­pli­can aho­ra que, al pro­lon­gar­se su si­tua­ción en fun­cio­nes, se re­quie­re una ac­tua­ción que «no te­nía sen­ti­do» abor­dar en un mo­men­to en el que exis­tían po­si­bi­li­da­des de que lle­ga­se a cons­ti­tuir un Go­bierno en ple­ni­tud de fun­cio­nes. Se­gún ase­gu­ran, el me­ca­nis­mo con­sis­ti­ría en un de­cre­to ley. Pe­ro aun­que se aprue­be esa nor­ma con­si­de­ra­ban ne­ce­sa­rio el vis­to bueno de la Abo­ga­cía del Es­ta­do pa­ra lo que pre­ten­dían ha­cer­les lle­gar un in­for­me pa­ra «con­ven­cer» a los ser­vi­cios ju­rí­di­cos.

Dos son las pre­mi­sas que el Go­bierno pre­ten­día ar­gu­men­tar: que la de­ci­sión que se to­me no com­pro­me­te al Go­bierno en­tran­te y que el de­cre­to res­pon­de a una ne­ce­si­dad pe­ren­to­ria, cri­te­rios que el Eje­cu­ti­vo in­ter­pre­ta que aho­ra mis­mo sí se cum­plen. Res­pec­to al pri­me­ro de ellos, el Go­bierno pre­ten­día que la Abo­ga­cía del Es­ta­do no com­pa­ra­se es­ta si­tua­ción con otras de­ci­sio­nes de gas­to que pue­dan com­pro­me­ter a un nue­vo Eje­cu­ti­vo, ya que en­tien­den que en es­te ca­so se tra­ta de an­ti­ci­pos que de­be­ría abor­dar cual­quier Go­bierno, sea del signo que sea, una vez se cons­ti­tu­ya. El se­gun­do ele­men­to con­sis­tía en jus­ti­fi­car la ur­gen­te ne­ce­si­dad del des­blo­queo de fon­dos. El Go­bierno ha uti­li­za­do la com­pli­ca­da si­tua­ción de dos re­gio­nes en con­cre­to, la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na y la Re­gión de Mur­cia, que pue­den en­trar en bre­ve en una si­tua­ción de gra­ves pro­ble­mas pa­ra aten­der a sus gas­tos más bá­si­cos. Esa si­tua­ción de pre­vi­si­ble co­lap­so fi­nan­cie­ro ha si­do uno de los ar­gu­men­tos que el Go­bierno uti­li­za pa­ra jus­ti­fi­car su ac­tua­ción, pa­ra apun­ta­lar el cri­te­rio de «in­te­rés pú­bli­co y ur­gen­te ne­ce­si­dad».

Pe­dro Sán­chez ya anun­ció du­ran­te un mi­tin de par­ti­do en la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na, la re­gión más afec­ta­da por es­ta fal­ta de fon­dos, la li­be­ra­ción de las en­tre­gas a cuen­ta, aun­que la fór­mu­la fi­nal no es­ta­ba to­da­vía de­fi­ni­da en ese mo­men­to. Se da la cir­cuns­tan­cia que cuan­do Sán­chez hi­zo ese anun­cio, Ha­cien­da to­da­vía no ha­bía ter­mi­na­do de pre­pa­rar esa ar­gu­men­ta­ción pa­ra con­ven­cer a la Abo­ga­cía ni ha­bía re­ci­bi­do por tan­to el vis­to bueno a sus ar­gu­men­tos.

En la tar­de de ayer, Ha­cien­da anun­cia­ba tam­bién la pues­ta a dis­po­si­ción de los ayun­ta­mien­tos con más pro­ble­mas de deu­da. «Se ha abier­to el pla­zo pa­ra que los ayun­ta­mien­tos que se en­cuen­tran en si­tua­ción de ries­go fi­nan­cie­ro pue­dan pre­sen­tar sus so­li­ci­tu­des pa­ra aco­ger­se a di­ver­sas me­di­das de apo­yo», ase­gu­ra­ba en un co­mu­ni­ca­do.

Con­sue­lo Cas­tro fue nom­bra­da je­fa de la Abo­ga­cía del Es­ta­do tras la lle­ga­da al Go­bierno de Sán­chez

Ma­ría Je­sús Mon­te­ro, mi­nis­tra de Ha­cien­da

EFE

Con­sue­lo Cas­tro, Abo­ga­da Ge­ne­ral del Es­ta­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.