CAM­PO ILUS­TRA­DO

es­tre­na re­fu­gio en ple­na Sie­rra de Gua­da­rra­ma, un es­pa­cio blan­co, se­reno y con un pun­to sal­va­je don­de do­mes­ti­ca su ex­cen­tri­ci­dad. Es uno de los in­te­rio­res que in­clu­ye su pri­mer li­bro, un tra­ta­do de sus prin­ci­pios es­té­ti­cos: historia, tex­ti­les y au­da­cia.

AD (Spain) - - Diciembre 2017 - fo­tos: ma­no­lo ylle­ra tex­to: itziar na­rro

Lo­ren­zo Cas­ti­llo pre­sen­ta su pri­mer li­bro a la vez que es­tre­na re­fu­gio en la sie­rra ma­dri­le­ña.

Tar­dó un año en en­con­trar­la. Lo­ren­zo Cas­ti­llo, el in­terio­ris­ta de­trás de mu­chos de los ho­te­les Room Ma­te que hay re­par­ti­dos por to­do el mun­do, de los res­tau­ran­tes His­pa­nia en Lon­dres y Bru­se­las, y de al­gu­nas de las ca­sas más im­pre­sio­nan­tes de nues­tro país, bus­ca­ba un lu­gar aco­ge­dor, a me­nos de una ho­ra de Ma­drid, con buen ta­ma­ño y me­ti­do en la na­tu­ra­le­za. Fi­nal­men­te se to­pó con es­ta cons­truc­ción de pie­dra y ma­de­ra en el Va­lle del Lo­zo­ya, cer­ca de Ras­ca­fría, ro­dea­da de lagos, con un pai­sa­je “ca­si al­pino, re­cuer­da a Ca­na­dá. La es­truc­tu­ra te­nía el pun­to jus­to de sal­va­je, con lo bueno y lo ma­lo. La ca­rre­te­ra no es de fá­cil ac­ce­so y hu­bo que ha­cer mu­cha obra, pe­ro la pri­va­ci­dad es im­pa­ga­ble y tam­bién el he­cho de que es­té en el Par­que Na­cio­nal de la Sie­rra de Gua­da­rra­ma, un pa­ra­je pro­te­gi­do en el que no se pue­de cons­truir así co­mo así”, nos di­ce el in­terio­ris­ta. Se tra­ta de un con­jun­to de ca­si­tas eri­gi­das en los años 30. El pri­mer pro­pie­ta­rio que­ría vi­vien­das in­de­pen­dien­tes pa­ra el ser­vi­cio y por eso edi­fi­có di­fe­ren­tes es­truc­tu­ras pa­ra el chó­fer, la co­ci­ne­ra, un pa­be­llón de ca­za... De mo­men­to, Lo­ren­zo ha res­tau­ra­do cua­tro: la prin­ci­pal, la de San­tia­go Cas­ti­llo, su her­mano, una que fun­cio­na co­mo co­me­dor y co­ci­na, y la pe­que­ña ca­pi­lla de los años 50, que le hi­zo es­pe­cial ilu­sión re­cu­pe­rar. “En to­tal son más de 1.000 me­tros. El co­ra­zón del lu­gar es el in­ver­na­de­ro, que ade­más co­mu­ni­ca la ca­sa prin­ci­pal con la de la co­ci­na. Es una idea muy ame­ri­ca­na la de te­ner un con­ser­va­tory, un es­pa­cio in­te­rior en el que co­mer sin pa­sar frío pe­ro abier­to al ex­te­rior. Hay mu­chas zo­nas así en Las Cum­bres, el an­ti­guo nom­bre de la fin­ca que con­ser­vé por­que me ha­cía gra­cia”, re­ma­ta. A pe­sar de que la ma­yo­ría de sus es­pa­cios son ex­ce­si­vos e in­ten­sos, y que sus pro­yec­tos re­zu­man Al­ta De­co­ra­ción por los cua­tro cos­ta­dos, en es­ta oca­sión el an­ti­cua­rio bus­ca­ba crear una ca­ja blan­ca don­de sus po­cos pe­ro ex­qui­si­tos mue­bles y an­ti­güe­da­des des­ta­ca­sen. “Que­ría lle­nar­la de ma­de­ra pe­ro sin caer en la es­té­ti­ca ca­ba­ña, por eso la pin­té con un off whi­te de Fa­rrow & Ball. (con­ti­núa en pá­gi­nas fi­na­les)

En el sa­lón, vi­gas de ma­de­ra con pin­tu­ra de Fa­rrow & Ball, co­mo los pi­la­res de ro­ble. Chi­me­nea años 30 y, a los la­dos, bu­ta­cas Di­rec­to­rio con mohair de Ru­be­lli y cor­ti­nas de Lar­sen, to­do en Gas­tón y Da­nie­la. So­fá y puf re­don­do con ter­cio­pe­lo de De­dar y...

En el dor­mi­to­rio de Lo­ren­zo, ca­ma con bal­da­quino de lino de Pie­rre Frey y vi­drio eglo­mi­za­do de Mo­zart. Dcha., en el ba­ño de San­tia­go, la­va­bo del XIX so­bre me­sa de co­ci­na Car­los IV, si­llón Re­gen­cia con mohair de Jim Thom­pson y es­pe­jo y apli­que Art Dé­co...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.