UNA DE VAQUEROS

De 1954 a 1980 Joa­quín Va­que­ro Pa­la­cios trans­for­mó cin­co cen­tra­les hi­dro­eléc­tri­cas as­tu­ria­nas en ver­da­de­ras obras de ar­te in­dus­trial. Una ex­po­si­ción en el ICO las res­ca­ta del ol­vi­do. AR­QUI­TEC­TU­RA

AD (Spain) - - Contents - por itziar narro fotos: luis asín

Una mues­tra re­pa­sa la obra de Joa­quín Va­que­ro, el hom­bre que con­vir­tió cen­tra­les de ener­gía en ar­te.

Es una de esas his­to­rias que se trans­mi­ten de pa­dres a hi­jos des­de ha­ce ge­ne­ra­cio­nes. En es­te ca­so, de Va­que­ro a Va­que­ro. El pri­me­ro de to­dos fue Nar­ci­so Her­nán­dez Va­que­ro, el pa­dre de nues­tro pro­ta­go­nis­ta que, co­mo di­rec­tor de la en­ton­ces Hi­dro­eléc­tri­ca del Can­tá­bri­co, lle­va­ba a su hi­jo por As­tu­rias bus­can­do em­pla­za­mien­tos pa­ra cons­truir nue­vas cen­tra­les. Im­preg­na­do de la be­lle­za del pai­sa­je, el jo­ven Joa­quín Va­que­ro Pa­la­cios (1900-1998) em­pe­zó a pin­tar. Más tar­de es­tu­dió en la Es­cue­la de Ar­qui­tec­tu­ra de Ma­drid y se lan­zó a di­se­ñar mue­bles, es­pe­cial­men­te tras vi­vir en Nue­va York y de­jar­se sor­pren­der por los ras­ca­cie­los Art Dé­co. A su re­gre­so a Ovie­do, ideó el Mer­ca­do de San­tia­go de Com­pos­te­la (1942) y se con­vir­tió en Di­rec­tor de la Real Aca­de­mia Es­pa­ño­la en Roma has­ta que, en 1954, la em­pre­sa de su pa­dre le en­car­gó su pri­me­ro pro­yec­to de in­te­gra­ción ar­tís­ti­ca de la pre­sa de Gran­das de Sa­li­me, se­gui­da de las de Mi­ran­da, Proa­za, Abo­ño y Ta­nes en co­la­bo­ra­ción con su hi­jo, Joa­quín Va­que­ro

Mo­bi­lia­rio in­te­rior en la Cen­tral de Sa­li­me (1954-80) y, de­ba­jo, Joa­quín Va­que­ro Pa­la­cios fren­te a los re­lie­ves de la Cen­tral de Mi­ran­da en 1962.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.