EX­TRA­ÑA BE­LLE­ZA

El res­tau­ran­te Ca­sa­pla­ta de Sevilla apues­ta por el bru­ta­lis­mo en su ver­sión más de­li­ca­da. Ma­te­ria­les ro­tun­dos crean una at­mós­fe­ra sutil que pa­re­ce ve­ni­da del ma­ña­na.

AD (Spain) - - Contents - por eduar­do in­fan­te

Lu­cas y Her­nán­dez-gil apues­tan en el res­tau­ran­te Ca­sa­pla­ta por el bru­ta­lis­mo en ver­sión de­li­ca­da.

En­tre un bo­de­gón de Gior­gio Mo­ran­di y un fo­to­gra­ma de Bla­de Run­ner. Así podría de­fi­nir­se el res­tau­ran­te Ca­sa­pla­ta de Sevilla en el que el es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra Lu­cas y Her­nán­dez-gil ha de­ja­do a un la­do cual­quier atis­bo de re­vi­val del pa­sa­do pa­ra mi­rar ha­cia el fu­tu­ro. “Ha si­do una apues­ta por una ima­gen sin­gu­lar y pro­pia, ale­ja­da de la nos­tal­gia. El clien­te que­ría un es­pa­cio fle­xi­ble que fun­cio­na­ra co­mo co­me­dor, coc­te­le­ría y pa­ra or­ga­ni­zar even­tos”, ex­pli­can Cris­ti­na Do­mín­guez Lu­cas y Fer­nan­do Her­nán­dez-gil. La obra fue in­te­gral y los 140 m2 se di­vi­die­ron en cua­tro am­bien­tes: pa­tio, ven­ta­na­les, co­me­do­res in­di­vi­dua­les y zo­na cen­tral. Eli­gie­ron ma­te­ria­les en bru­to ma­ti­za­dos por una ilu­mi­na­ción que cam­bia a lo lar­go del día. “Usa­mos ce­men­to, me­tal y ma­de­ra, pe­ro re­ela­bo­ran­do los có­di­gos de la es­té­ti­ca in­dus­trial. Ele­men­tos cru­dos pe­ro de­li­ca­dos, en un equi­li­brio de con­tra­rios”. So­bre el fon­do neu­tro, des­ta­ca el mo­bi­lia­rio de cha­pa per­fo­ra­da que, sal­vo las si­llas Ces­ca de Mar­cel Breuer, es obra de su pro­pio se­llo, Kres­ta De­sign. “Al di­fu­mi­nar el en­torno, se con­cen­tra la aten­ción en lo que es­tá al al­can­ce de la mano: va­sos, pla­tos, bo­te­llas... Así re­fuer­za la ex­pe­rien­cia gas­tro­nó­mi­ca”, con­clu­yen. Sevilla: Amor de Dios, 7. lu­casy­her­nan­dez­gil.com

fo­tos: juan del­ga­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.