LO MÁS PO­PU­LAR

AD (Spain) - - Contents - por cris­ti­na gi­mé­nez fo­tos: go­nça­lo f. san­tos

El Gug­gen­heim de Bil­bao de­di­ca una ex­po a la gran­dio­sa (y muy por­tu­gue­sa) obra de Joa­na Vas­con­ce­los.

Joa­na Vas­con­ce­los reivin­di­ca la cul­tu­ra por­tu­gue­sa y su iden­ti­dad co­mo mu­jer con pe­ro­les de co­ci­na, ce­rá­mi­ca tra­di­cio­nal o gan­chi­llo. El Gug­gen­heim de Bil­bao le de­di­ca una re­tros­pec­ti­va.

La can­ción I‘ll be your mi­rror (Seré tu es­pe­jo) que es­cri­bió Lou Reed pa­ra la Vel­vet Un­dre­ground no so­lo es uno de los te­mas fa­vo­ri­tos de la por­tu­gue­sa Joa­na Vas­con­ce­los (na­ci­da en París en 1971), tam­bién sim­bo­li­za un re­cien­te y do­ble pun­to de par­ti­da. Es­te te­ma, con el que el roc­ke­ro in­vi­ta­ba a des­cu­brir nues­tro yo in­te­rior mi­rán­do­nos en un es­pe­jo, da tí­tu­lo a la re­tros­pec­ti­va que el Gug gen­heim de Bil­bao le de­di­ca des­de ju­nio y a una obra iné­di­ta que pre­sen­ta­rá pa­ra la oca­sión: una mo­nu­men­tal más­ca­ra ve­ne­cia­na cons­trui­da a par­tir de es­pe­jos y mar­cos de bron­ce ri­ca­men­te de­co­ra­dos so­bre­pues­tos co­mo es­ca­mas. Jun­to a es­ta, los co­mi­sa­rios Pe­tra Joos y En­ri­que Jun­co­sa han se­lec­cio­na­do una trein­te­na de sus ins­ta­la­cio­nes, des­de sus ini­cios en 1997 has­ta hoy, en­tre las que se in­clu­yen A Noi­va, una gi­gan­tes­ca lám­pa­ra pa­la­cie­ga rea­li­za­da con tam­po­nes o sus ce­rá­mi­cas de Bor­da­llo Pin­hei­ro cu­bier­tas de gan­chi­llo. Es­tos días ul­ti­ma en su es­tu­dio de Lis­boa, en el mar­gen de­re­cho del Ta­jo, otra de sus crea­cio­nes he­chas pa­ra es­ta mues­tra,

Ege­ria, de su se­rie Val­quí­rias, en la que ha com­bi­na­do te­ji­dos in­dus­tria­les, téc­ni­cas tra­di­cio­na­les lu­sas y tec­no­lo­gía LED con la que con­si­gue in­só­li­tas for­mas or­gá­ni­cas que apa­re­cen sus­pen­di­das en el ai­re. Es una de las más am­bi­cio­sas que ha rea­li­za­do, ya que ex­ten­de­rá sus 30 me­tros de al­tu­ra y 45 de an­cho por el atrio del mu­seo, al­can­zan­do otras plan­tas a tra­vés de sus ra­mi­fi­ca­cio­nes, e in­clu­so el ex­te­rior. “El es­pa­cio del Gug­gen­heim es muy par­ti­cu­lar. Nun­ca ha­bía co­lo­ca­do va­rias es­cul­tu­ras jun­tas en una sa­la. Cuan­do una obra es­tá so­la en una ha­bi­ta­ción tie­ne to­do el tiem­po y la aten­ción pa­ra ella. Es­ta es la pri­me­ra vez que crean un dis­cur­so en­tre sí, no so­lo tem­po­ral, tam­bién fí­si­co. Me preo­cu­pa el re­sul­ta­do, pe­ro hay que arries­gar­se e in­ten­tar­lo”, con­fie­sa en me­dio del caos de la pro­duc­ción. Su ta­ller, de 3.000 m2, se re­par­te en­tre car­pin­te­ría y me­tal, cor­te y con­fec­ción, ar­qui­tec­tu­ra e in­ge­nie­ría, y es­tá vi­vo, a dia­rio acu­den 50 co­la­bo­ra­do­res que se afa­nan en dar cuer­po a to­do lo que su ima­gi­na­ción idea y que, ade­más, se ha con­ver­ti­do en pun­to de atrac­ción pa­ra gran­des fi­gu­ras. “Es co­mo una gran sa­la de es­tar. Cuan­do vie­ne gen­te de fue­ra me pi­den que or­ga­ni­ce una fies­ta o una vi­si­ta pa­ra ellos –cuen­ta–. Por aquí han pa­sea­do Va­len­tino, Ma­don­na o Phi­lip­pe Starck. Par­te de mi rol con­sis­te en re­ci-

re­va­lo­ri­zar “Siem­pre he tra­ta­do de Por­tu­gal, nues­tra cul­tu­ra, po­pu­la­res”. a tra­vés de ico­nos

JOA­NA VAS­CON­CE­LOS

bir­les y ayu­dar­les a des­cu­brir nues­tro país. Siem­pre he tra­ta­do de re­va­lo­ri­zar nues­tra cul­tu­ra a tra­vés de los ico­nos po­pu­la­res. La pre­sen­cia de es­tos ex­tran­je­ros nos es­tá ayu­dan­do a apre­ciar lo que te­ne­mos”, co­men­ta ro­dea­da de uten­si­lios de co­ci­na, elec­tro­do­més­ti­cos, azu­le­jos o bo­te­llas con los que abor­da, con mu­cha iro­nía, te­mas co­mo la po­lí­ti­ca, el con­su­mo del lu­jo o los cli­chés so­bre lo fe­me­nino. “Vas­con­ce­los ex­tien­de la tra­di­ción del ready-made, crean­do imá­ge­nes del fol­clo­re con ob­je­tos co­ti­dia­nos. Su tra­ba­jo reivin­di­ca el aca­ba­do, el ilu­sio­nis­mo y el po­der de las imá­ge­nes. Es op­ti­mis­ta y en­tu­sias­ta, y allí ra­di­ca una bue­na par­te de su po­der de se­duc­ción. Tam­bién po­see una na­tu­ra­le­za ana­lí­ti­ca y con­cep­tual, es dia­lo­gan­te y crí­ti­ca, sin ser dog­má­ti­ca”, pun­tua­li­za el co­mi­sa­rio En­ri­que Jun­co­sa so­bre una mues­tra que “des­cri­be a la per­fec­ción la so­cie­dad en la que vi­ve”. O co­mo con­clu­ye la crea­do­ra. “Es una for­ma de po­si­ti­vi­zar y reivin­di­car tan­to la esen­cia de lo por­tu­gués co­mo mi pro­pia iden­ti­dad”. Or­gu­llo (bien en­ten­di­do) lo lla­man. Joa­na Vas­con­ce­los. Soy tu es­pe­jo. Del 29 de ju­nio al 11 de No­viem­bre. gug­gen­heim-bil­bao.eus

10. ¿Qué ma­te­ria­les le in­tere­san? Es­te año, gra­cias a For­na­ce Brio­ni, he co­no­ci­do el cot­to, un ba­rro co­ci­do he­cho de for­ma ar­te­sa­nal. Ade­más ado­ro el vi­drio bo­ro­si­li­ca­to. 11. ¿Su com­bi­na­ción de co­lo­res fa­vo­ri­ta? El ro­sa con el ver­de y con el ca­ra­me­lo. Nun­ca uti­li­zo el be­ren­je­na. 12. En an­ti­güe­da­des ¿qué le emo­cio­na? El Art Déco ita­liano. 13. Su pie­za ama­da de la his­to­ria del di­se­ño. La mí­ti­ca bu­ta­ca Ca­ti­li­na de Lui­gi Cac­cia Do­mi­ni­oni pa­ra Azu­ce­na. 14. ¿Qué ob­je­to le gus­ta­ría po­seer? Una lám­pa­ra de pie lla­ma­da Gol­den Ga­te di­se­ña­da por Nanda Vi­go. 15. ¿A qué ar­qui­tec­tos y di­se­ña­do­res ad­mi­ra? A Achi­lle Cas­ti­glio­ni, Harry Ber­toia, To­ma­so Buz­zi y Gio Pon­ti. 16. ¿El so­fá per­fec­to? El D70 de Os­val­do Bor­sa­ni. 17. ¿Qué li­bros, películas o com­po­si­to­res le ins­pi­ran? Me gus­ta el cine de Wes An­der­son y el film Pa­ris, Te­xas del ale­mán Wim Wen­ders de la dé­ca­da de los 80. 18. ¿Qué edi­fi­cio le ha im­pre­sio­na­do re­cien­te­men­te? La Villa La Roche de Le Cor­bu­sier y Jean­ne­ret, en París, por el uso del co­lor y el es­tu­dio de la luz, que son mag­ní­fi­cos. 19. ¿Que es­tá out en su pro­fe­sión? El mi­ni­ma­lis­mo de los 90. 20. ¿En qué es­tá tra­ba­jan­do? Me­sas pa­ra Gebrüder Thonet Vienna y una bu­ta­ca pa­ra Ni­lu­far Ga­llery. cris­ti­na­ce­les­tino.com

Es­cul­tu­ra Co­ração In­de­pen­den­te Ver­mel­ho (2005). Arri­ba, Joa­na jun­to a Tut­ti Frut­ti (2011), com­pues­to con ju­gue­tes con for­ma de fru­ta. Dcha., una sa­la de su ta­ller.

Ce­rá­mi­cas de Bor­da­llo Pin­hei­ro de prin­ci­pios del XX a la es­pe­ra de ser cu­bier­tas con gan­chi­llo y, aba­jo, ins­ta­la­ción A To­do o Va­por (2014) he­cha con plan­chas Bosch.

Pro­ce­so de pro­duc­ción de la ins­ta­la­ción Ege­ria de la se­rie Val­quí­rias en el ta­ller de Joa­na Vas­con­ce­los en Lis­boa. En la otra página: La ar­tis­ta an­te True Faith (2014) de su se­rie Pin­tu­ras em cro­ché.

15. “Me in­tere­sa el tra­ba­jo de Cas­ti­glio­ni, To­ma­so Buz­zi y Gio Pon­ti. La ar­qui­tec­tu­ra es mi ma­yor fuen­te de ins­pi­ra­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.