CREO EN SÃO PAU­LO Re­co­rre­mos las ga­le­rías, show­rooms y an­ti­cua­rios que mar­can el ayer y hoy de la ur­be ca­rio­ca.

Des­de los años 50, la me­ga­ló­po­lis bra­si­le­ña siem­pre ha si­do un her­vi­de­ro de crea­ti­vi­dad en ar­qui­tec­tu­ra, ar­te y di­se­ño. Pa­sea­mos por lo me­jor de ayer y de hoy.

AD (Spain) - - Contents - por isa­bel mar­ga­le­jo fo­tos: fran pa­ren­te

Ca­sa de Vi­dro HO­GAR MO­DERNO

Li­na Bo Bar­di se cons­tru­yó es­ta ca­sa en 1951 en una la­de­ra bos­co­sa de Mo­rum­bi, al sur de São Pau­lo. Hoy es un lu­gar de peregrinaje pa­ra

grou­pies de la ar­qui­tec­tu­ra. La ita­lia­na res­pe­tó la ve­ge­ta­ción le­van­tán­do­la so­bre pi­la­res y acris­ta­lan­do el in­te­rior pa­ra no per­der nun­ca de vis­ta el pai­sa­je. INSTITUTOBARDI.COM.BR

Gal­pão For­tes Vi­laça AR­TE MAYÚSCULO

Un an­ti­guo ta­ller de au­to­mó­vi­les en el ba­rrio obre­ro de Vi­la Ma­da­le­na, en pleno pro­ce­so de gen­tri­fi­ca­ción, aco­je el spin off de la ga­le­ría For­tes D’aloia & Gabriel. Gal­pão For­tes Vi­laça, inau­gu­ra­do en 2008, mues­tra las obras de gran for­ma­to di­fí­ci­les de ex­hi­bir en una sa­la con­ven­cio­nal. En la ima­gen,

Cards on the Ta­ble de la his­pano bra­si­le­ña Sa­ra Ra­mo . FDAG.COM.BR

Sp-ar­te DÍAS DE FE­RIA

14 edi­cio­nes cum­ple es­ta ci­ta que tie­ne lu­gar en mar­zo, siem­pre en el mis­mo edi­fi­cio, una obra de Nie­me­yer en el par­que de Ibi­ra­pue­ra. “Des­de el prin­ci­pio tu­vo vo­ca­ción in­ter­na­cio­nal y he­mos lo­gra­do po­ner­la en el ca­len­da­rio mun­dial –ex­pli­ca su di­rec­to­ra Fernanda Fei­to­sa–. Mu­chas ga­le­rías im­por­tan­tes ya han re­pe­ti­do cin­co años, lo que sig­ni­fi­ca que es un buen mer­ca­do y des­de en­ton­ces ar­tis­tas nacionales han em­pe­za­do a ser re­pre­sen­ta­dos por gran­des sa­las, co­mo Jack Ler­ner por Whi­te Cu­be,y to­do es un re­sul­ta­do de sus vi­si­tas a la fe­ria". En la pa­sa­da edición, ade­más del pro­gra­ma ge­ne­ral, tres es­pa­cios co­mi­sa­ria­dos, uno cen­tra­do en el ar­te en­tre los 30 y los 80, So­lo, de­di­ca­do a

mid­ca­reer in­ter­na­cio­na­les y bra­si­le­ños, y uno cen­tra­do en per­for­man­ce, que des­de ha­ce unos años es una sec­ción fi­ja y con pe­so es­pe­cí­fi­co. SP-AR­TE.COM

Pi­vô UNA EMER­GEN­CIA

Una en­tre­plan­ta del mí­ti­co edi­fi­cio

Co­pan de Nie­me­yer em­pe­zó a ser ocu­pa­da por ar­tis­tas y fue de­vi­nien­do en Pi­vô, una or­ga­ni­za­ción sin áni­mo de lu­cro. “Me cos­tó años usar la pa­la­bra ins­ti­tu­ción por­que to­do es ex­pe­ri­men­tal. Ce­de­mos es­pa­cios a los crea­do­res y les da­mos tiem­po pa­ra tra­ba­jar. He­mos bus­ca­do fon­dos y abier­to al pú­bli­co aun­que el fo­co es­tá en la crea­ti­vi­dad", di­ce Fernanda Bren­ner, su di­rec­to­ra. PIVO.ORG.BR

Etel ICO­NOS VI­VOS

Con sus re­edi­cio­nes ar­te­sa­na­les son los guar­dia­nes de la me­mo­ria del Mo­vi­mien­to Mo­derno en Bra­sil. Bo Bar­di, Zals­zu­pin, Nie­me­yer, Ro­dri­gues… y sus su­ce­so­res co­mo Isay Wein­feld, Carlos Mot­ta o la mis­ma Etel Car­mo­na, fun­da­do­ra y di­se­ña­do­ra de al­gu­nas pie­zas. Su show­room de Jar­dim Ame­ri­ca es un re­su­men de sus 25 años de bue­na an­da­du­ra. ETEL.DE­SIGN

Pro­totyp& SA­LI­DO DE FÁ­BRI­CA

Es­te jo­ven es­tu­dio de di­se­ño ocu­pa una vi­lla del ba­rrio de Vi­la Ma­da­le­na don­de ex­hi­ben sus bu­ta­cas, so­fás, me­sas y lám­pa­ras, en­tre in­dus­tria­les y re­fi­na­das que be­ben de la tra­di­ción bra­si­le­ña. “Usa­mos ma­te­ria­les pu­ros lo­ca­les: al­go­dón te­ji­do, ma­de­ras y cue­ro en nues­tros mue­bles”, cuen­ta su ha­ce­dor, el ar­qui­tec­to Fe­li­pe Prot­ti. En bre­ve da­rán el sal­to al ex­tran­je­ro. PROTOTYPESP.COM.BR

Apar­ta­men­to 61 VIE­JOS EN FOR­MA

En es­te an­ti­cua­rio has­ta el edi­fi­cio es de au­tor: una vi­lla años 50 de Rino Le­vi. “La en­con­tra­mos en mal es­ta­do, pe­ro al la­do de to­das las tien­das de di­se­ño”, cuen­tan An­dré Vi­soc­kis y Vi­vian Lo­ba­to. Allí vi­ven y ex­hi­ben su co­lec­ción de ico­nos nacionales del XX mez­cla­da con di­se­ño de hoy en edición li­mi­ta­da co­mo el de Bian­ca Bar­ba­to. “El mer­ca­do del mid­cen­tury se va a ago­tar en al­gún mo­men­to. En Bra­sil hay un pro­ble­ma con las fal­si­fi­ca­cio­nes que no pa­gan ro­yal­ties a los he­re­de­ros y usan ma­de­ras ile­ga­les”, di­cen. APARTAMENTO61.COM.BR

IMS CUL­TU­RA PO­PU­LAR

La nue­va se­de pau­lis­ta del Ins­ti­tuo

Moreira Sa­lles (la ori­gi­nal es­tá en Mi­nas Ge­rais) es un edi­fi­cio cris­ta­lino del es­tu­dio An­dra­de Mo­ret­tin que ha co­se­cha­do bue­nas críticas . En él con­ti­núa la la­bor ini­cia­da por el mag­na­te que le da nom­bre pa­ra di­fun­dir la cul­tu­ra. IMS.COM.BR

Masp PINACOTECA FU­TU­RIS­TA

Li­na Bo Bar­di, la arquitecta más im­por­tan­te de la es­cue­la mid­cen­tury bra­si­le­ña, pro­yec­tó el Museo

de Ar­te Mo­der­na de la ciu­dad en 1958, un vo­lu­men bru­ta­lis­ta de cemento y cris­tal que emer­ge en la Ave­ni­da Pau­lis­ta, y que no fue inau­gu­ra­do has­ta 1968. En él rom­pió con mu­chas nor­mas, co­mo crear la ma­yor plan­ta li­bre sin pi­la­res (74 me­tros de lar­go) o ex­hi­bir los cua­dros en unos ex­po­si­to­res de di­se­ño pro­pio de hor­mi­gón y vi­drio ob­vian­do las pa­re­des. MASP.ORG.BR

Ovo NEODESIGN

Sus mue­bles son ro­tun­dos y fo­to­gé­ni­cos (co­mo la chai­se lon­gue

Ti­ras de Lei­tu­ra, de­ba­jo) y en ello tie­ne que ver que Lu­cia­na Mar­tins y Ger­son de Oli­vei­ra se co­no­cie­ran en la es­cue­la de ci­ne. En 1991 lan­za­ron su pri­me­ra co­lec­ción y hoy son una de las fir­mas bra­si­le­ñas más co­no­ci­das fue­ra. Lle­van tres años pre­sen­tan­do pie­zas en edición li­mi­ta­da en la sec­ción de di­se­ño de la fe­ria Sp-ar­te. “OVO.ART.BR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.