DO­BLE VI­SIÓN Pe­pe Leal y Pa­tri­cia Bustos die­ron vida a dos cha­lets de La Fin­ca by Kro­nos Ho­mes. Lu­jo y per­so­na­li­dad de­có.

Dos de­co­ra­do­res, dos ca­sas, dos es­ti­los. Pe­pe Leal y Pa­tri­cia Bustos han ima­gi­na­do sen­das vi­vien­das de La Fin­ca by Kro­nos¿ho­mes en So­to­gran­de. Sus pun­tos en co­mún? Lu­jo co­me­di­do y per­so­na­li­dad de­có.

AD (Spain) - - Contents - tex­to: eduardo in­fan­te & ro­cío ley fo­tos:ger­mán saiz

Son un ma­tri­mo­nio jo­ven y aman el di­se­ño: ella es crea­do­ra de jo­yas y él per­te­ne­ce al mun­do de la co­mu­ni­ca­ción”. Con es­ta cla­ri­dad ima­gi­na el in­terio­ris­ta Pe­pe Leal a los hi­po­té­ti­cos pro­pie­ta­rios de es­ta es­pec­ta­cu­lar vi­vien­da del re­si­den­cial La Fin­ca de So­to­gran­de (Cá­diz). Un refugio uni­fa­mi­liar, cer­ca del mar y pro­yec­ta­do por el ar­qui­tec­to Ra­fael de La-hoz, que la pro­mo­to­ra Kro­nos Ho­mes le ha en­car­ga­do de­co­rar a mo­do de pi­so piloto. “De­ci­dí omi­tir las antigüedades y lo vin­ta­ge. El es­pa­cio me pe­día que to­do fue­ra nue­vo, ac­tual y con­tem­po­rá­neo”, se­ña­la. Sus ca­si 630 m2 se re­par­ten en cin­co dor­mi­to­rios con ba­ños en sui­te, sa­lón-co­me­dor, te­rra­za, so­lá­rium y jar­dín en los que Leal nun­ca ha ol­vi­da­do su con­di­ción de se­gun­da re­si­den­cia con vo­ca­ción va­ca­cio­nal. “Que­ría que el hi­lo con­duc­tor fue­ra la ma­de­ra, pa­ra que to­do co­nec­ta­se con la na­tu­ra­le­za en la que es­tá in­mer­sa, aun­que fue­se una ver­sión mo­der­na y ur­ba­ni­ta”, ex­pli­ca. Lo lo­gró con pie­zas de crea­ción pro­pia, co­mo el ar­ma­rio del co­me­dor cu­yas puer­tas emu­lan la ces­te­ría (y que es de sus fa­vo­ri­tos) o los ta­bu­re­tes del sa­lón en for­ma de raí­ces de ár­bol. Ade­más, in­ten­tó que la ca­sa dia­lo­ga­se con la ar­qui­tec­tu­ra a tra­vés de co­lo­res y tex­ti­les sen­ci­llos co­mo los so­fás, en blan­co, o las al­fom­bras, ape­nas es­tam­pa­das. “Pe­ro no lo pue­do evi­tar y le aca­bé po­nien­do un to­que ale­gre, un po­co fes­ti­vo, con to­nos in­ten­sos en los biom­bos ama­ri­llos del sa­lón, que se de­gra­dan a un azul pe­tró­leo, los co­ji­nes y el es­pe­jo azul ochen­te­ro”. En los dor­mi­to­rios tam­po­co pu­do re­sis­tir­se a dar al­go de rien­da suel­ta al es­ti­lo Leal. En el prin­ci­pal, un ca­be­ce­ro de me­tal gal­va­ni­za­do iri­dis­cen­te di­se­ño del in­terio­ris­ta pre­si­de la es­tan­cia, fo­rra­da con un pa­pel que imi­ta el te­rra­zo, mien­tras en el pe­que­ño, “que po­dría ser per­fec­ta­men­te un dor­mi­to­rio pa­ra ni­ños”, ha op­ta­do por lí­neas grá­fi­cas y re­mi­nis­cen­cias a los 80 y al Gru­po Memp­his. To­ques de per­so­na­li­dad de­có pa­ra es­ta ca­sa que, aún sin due­ños, se­gu­ro que se­du­ci­rá a to­do aquel que se de­je lle­var por “una de­co­ra­ción muy pen­sa­da, con pie­zas bue­nas y con ca­rác­ter”, re­ma­ta Pe­pe. kro­nos­fin­ca.es; pe­pe­leal.com

Quién di­jo que se­gun­das par­tes nun­ca fue­ron bue­nas? El año pa­sa­do la in­terio­ris­ta Pa­tri­cia Bustos de­co­ró pa­ra la pro­mo­to­ra Kro­nos Ho­mes un stand en el San­ta Ma­ría Po­lo Club de So­to­gran­de y aho­ra es­ta vi­vien­da, tam­bién en la lo­ca­li­dad ga­di­ta­na, en el re­si­den­cial La Fin­ca. “He­mos con­ge­nia­do muy bien, de he­cho es­toy ha­cien­do otra pa­ra ellos en Ca­la­fell (Ta­rra­go­na). Bus­ca­ban un look fres­co y jo­ven y me die­ron car­ta blan­ca”, ex­pli­ca la ma­dri­le­ña. Aquí ha con­se­gui­do me­ter to­do lo que le ca­rac­te­ri­za: co­lo­res lla­ma­ti­vos, mue­bles mid­cen­tury, fo­to­gra­fía de mo­da y ese ai­re a Palm Springs; la­cas re­lu­cien­tes, már­mo­les y la­tón, pin­tu­ras em­pol­va­das, mez­cla de pa­tro­nes atre­vi­dos, li­nos, ter­cio­pe­los y cor­ti­nas (“Me gus­ta usar­las. En­ca­re­cen mu­cho pe­ro nun­ca pres­cin­do de ellas”, di­ce). En to­tal son 480 m2 (cons­trui­dos 218, más 262 ex­te­rio­res) dis­tri­bui­dos en tres pi­sos: sa­lón-co­me­dor, co­ci­na, aseo y te­rra­za; aba­jo, tres dor­mi­to­rios que dan al jar­dín y dos ba­ños, y arri­ba, el dor­mi­to­rio prin­ci­pal inun­da­do de luz. “Pe­pe Leal y yo pu­di­mos ele­gir cier­tos aca­ba­dos du­ran­te la fa­se de cons­truc­ción. En mi ca­so, por ejem­plo, pu­se un sue­lo por­ce­lá­ni­co imi­tan­do ma­de­ra de Por­ce­la­no­sa y una co­ci­na blan­ca, con mue­bles al­to bri­llo y sin ti­ra­do­res. Que­ría una ar­qui­tec­tu­ra que no man­da­ra mu­cho pa­ra me­ter ca­ña con las pie­zas. Pin­té las pa­re­des de ver­de agua, azul cla­ri­to o ro­sa sua­ve y es­co­gí mu­chos pa­pe­les, que me en­can­tan”, con­ti­núa. Su ha­bi­li­dad pa­ra crear am­bien­tes so­fis­ti­ca­dos y op­ti­mis­tas se ma­te­ria­li­za aquí, de nue­vo, con su ama­do mo­bi­lia­rio de los 50 a los 70 y mu­cho di­se­ño pro­pio, en su lí­nea hi­per­fe­me­ni­na y emo­cio­nal. Es un lu­jo re­fres­can­te muy per­so­nal con al­gún gui­ño sor­pren­den­te y di­ver­ti­do, co­mo unas me­si­llas y una có­mo­da de Ikea cus­to­mi­za­das con ta­chue­las do­ra­das: “El re­sul­ta­do es mo­ní­si­mo y bien ba­ra­to”. “Lo me­jor de es­ta ca­sa, en la que me ima­gino vi­vien­do a una per­so­na de men­ta­li­dad muy ale­gre, es su em­pla­za­mien­to: des­de to­dos los cuar­tos ves el mar y es­tá cons­trui­da de tal for­ma que res­pe­ta la pri­va­ci­dad. Ade­más, la fa­cha­da es pre­cio­sa”, con­clu­ye la de­co­ra­do­ra. kro­nos­fin­ca.es; pa­tri­cia-bustos.com

La co­ci­na con ar­ma­rio de ma­de­ra de man­go di­se­ño de Leal y lám­pa­ra Cherry de Daniel-em­ma pa­ra Pe­ti­te Fri­tu­re. Arri­ba, ha­bi­ta­ción in­fan­til con ca­be­ce­ro geo­mé­tri­co del in­terio­ris­ta, lám­pa­ra For­ma­ka­mi de Jaime Ha­yón pa­ra&tra­di­tion, me­si­ta Te­rra de Nor­mann Co­pen­ha­gen y ro­pa de ca­ma de Za­ra Ho­me. Aba­jo, la fa­cha­da de la vi­vien­da de La Fin­ca, obra de Ra­fael de La-hoz.

En el aseo, pa­pel Mau­ri­tius de Pie­rre Frey y fo­to de Gray Ma­lin. Arri­ba, en el dor­mi­to­rio prin­ci­pal, me­si­llas y có­mo­da de Ikea cus­to­mi­za­das, ro­pa de ca­ma de Za­ra Ho­me, lám­pa­ra Ver­ti­go de Cons­tan­ce Guis­set pa­ra Pe­ti­te Fri­tu­re, en Rue Vin­ta­ge 74, y fo­to de la ins­ta­la­ción He­ri­ta­ge de Cai Guo-qiang. Aba­jo, jun­to a la es­ca­le­ra, ban­co de la in­terio­ris­ta con ter­cio­pe­lo de De­sig­ners Guild y fo­to de Lu­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.