de cul­to...por Tris­tán Do­mecq BA­ÑO CA­SA DE ALBA

AD (Spain) - - Radar - TRISTANDOMECQ.COM

Lo­gró ha­cer de un es­pa­cio fun­cio­nal, co­mo un ba­ño, un lu­gar don­de que­dar­se ho­ras. Una lec­ción que apren­dí y que apli­co.

“Lo des­cu­brí por ca­sua­li­dad, ha­ce unos cua­tro años, an­tes de que Ch­ris­tie’s subas­ta­ra sus mue­bles por al­go más de seis mi­llo­nes de eu­ros. Fue lo úni­co que se sal­vó tras el bom­bar­deo que su­frió el Pa­la­cio de Li­ria du­ran­te la Gue­rra Ci­vil. Me im­pac­tó el con­jun­to ori­gi­nal con ese lu­jo ex­ce­si­vo na­da ha­bi­tual en una re­si­den­cia pri­va­da es­pa­ño­la, que sí en­ten­de­ría en otro país co­mo Tur­quía. Es­te re­ga­lo de bo­das del XVII du­que de Alba a su mu­jer fue una obra de Ar­mand-al­bert Ra­teau que lo di­se­ñó en los años 20 más que co­mo un ba­ño, co­mo un sa­lón en­vol­ven­te re­ple­to de mo­ti­vos na­tu­ra­les art dé­co, to­do so­bre­di­men­sio­na­do pe­ro con un gran es­tu­dio de la pro­por­ción y la si­me­tría. Hi­zo de un es­pa­cio fun­cio­nal un lu­gar don­de que­dar­se ho­ras en­can­ta­do de la vida. Esa lec­ción la in­ten­to apli­car a mi tra­ba­jo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.