Charlie Gard

ABC - Alfa y Omega Madrid - - La foto -

La so­cie­dad no pue­de acos­tum­brar­se a que la en­ga­ñen los de la cul­tu­ra de la muer­te, con per­dón de la cul­tu­ra. La iz­quier­da im­pe­tuo­sa, apro­ve­chan­do el acom­ple­ja­mien­to de la de­re­cha, mon­ta cir­cos pa­ra de­fen­der la li­ber­tad de un Sam­pe­dro a sui­ci­dar­se ca­mu­flán­do­lo ba­jo el su­pues­to de­re­cho a una muer­te dig­na. Bom­bo y pla­ti­llos, re­por­ta­jes y pe­lí­cu­las pa­ra ma­ni­pu­lar a los ciu­da­da­nos in­ge­nuos. Y aho­ra, cuan­do los pa­dres in­gle­ses del pe­que­ño Charlie Gard reivin­di­can el de­re­cho a la vi­da de su hi­jo, to­dos ellos ca­llan y sus ter­mi­na­les ape­nas tra­tan la no­ti­cia. Ya es ho­ra de que re­cha­ce­mos la hi­po­cre­sía de pre­sen­tar como de­re­cho el sui­ci­dio o la eli­mi­na­ción de una vi­da por par­te de quie­nes pien­san en los gas­tos oca­sio­na­dos a la sa­ni­dad por los an­cia­nos y en­fer­mos ter­mi­na­les, sal­tán­do­se la dig­ni­dad de las per­so­nas. Lau­ra Brio­nes Oce­jo León Las car­tas di­ri­gi­das a es­ta sec­ción de­be­rán ir fir­ma­das y con el nº del DNI, y te­ner una ex­ten­sión má­xi­ma de diez lí­neas. Al­fa y Ome­ga se re­ser­va el de­re­cho de re­su­mir y edi­tar su con­te­ni­do.

CNS/Cor­te­sía de la fa­mi­lia Gard

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.