Un jue­go de ni­ños

ABC - Alfa y Omega - - Cultura - Isi­dro Ca­te­la

Vuel­ve Ja­vier Sar­dá a sus orí­ge­nes te­le­vi­si­vos. Y los te­le­adic­tos de me­dia­na edad in­tu­yen que eso es una bue­na no­ti­cia. La apues­ta les sor­pren­de­rá a mu­chos que so­lo le co­noz­can de pos­te­rio­res an­dan­zas, no siem­pre tan afor­tu­na­das co­mo es­ta, pe­ro lo cier­to es que sus ini­cios en Te­le­vi­sión Es­pa­ño­la su­po­nen un re­cuer­do im­bo­rra­ble pa­ra to­da una ge­ne­ra­ción.

Se tra­ta del icó­ni­co pro­gra­ma Jue­go de ni­ños, que TVE emi­tió en­tre 1988 y 1992. En­ton­ces lo po­día­mos ver en la tar­de de los do­min­gos y sus pre­sen­ta­do­res fue­ron Ti­na Sainz, Ig­na­cio

Sa­las y Ja­vier Sar­dá, por es­te or­den. Aho­ra, el pro­pio Sar­dá, jun­to a la pro­duc­to­ra Vi­sión TV, lo han re­cu­pe­ra­do pa­ra la no­che de los sá­ba­dos de la ca­de­na pú­bli­ca (22:05 ho­ras). Es un Jue­go de ni­ños adap­ta­do al si­glo XXI, pe­ro que, afor­tu­na­da­men­te, guar­da la esen­cia del ori­gi­nal, gi­ran­do en torno a las su­rrea­lis­tas de­fi­ni­cio­nes que los más pe­que­ños dan de las reali­da­des más co­ti­dia­nas.

Pre­sen­ta­do por Sar­dá y con la co­la­bo­ra­ción de Jo­sé Cor­ba­cho y Juan Car­los Ortega, el pro­gra­ma en­fren­ta a dos fa­mo­sos que, en di­fe­ren­tes prue­bas, van a tra­tar de lle­var­se el ma­yor nú­me­ro de ga­lli­fan­tes po­si­ble. Lue­go al ga­lli­fan­te (su­rrea­lis­ta tro­feo, mi­tad ga­lli­na, mi­tad ele­fan­te) se le otor­ga al fi­nal del pro­gra­ma un de­ter­mi­na­do va­lor y se mul­ti­pli­ca por el nú­me­ro de bi­che­jos con­se­gui­dos pa­ra ha­cer una do­na­ción a la bue­na cau­sa que el fa­mo­so eli­ja.

El ori­gi­nal ape­nas du­ra­ba 25 mi­nu­tos y aho­ra se sos­tie­ne de for­ma irre­gu­lar so­bre una ho­ra y me­dia ex­ce­si­va de pro­gra­ma. No obs­tan­te aguan­ta con buen tono e in­clu­ye ma­yor va­rie­dad de sec­cio­nes, que van des­de las clá­si­cas e hi­la­ran­tes de­fi­ni­cio­nes de pa­la­bras, que nos dan ni­ños en­tre 5 y 10 años, has­ta prue­bas de dis­fra­ces o de his­to­rias ver­da­de­ras y fal­sas.

La au­dien­cia no es la de ha­ce 30 años y no lo va a te­ner fá­cil, pe­ro el nue­vo Jue­go de ni­ños se pue­de ver en fa­mi­lia y es el ejem­plo per­fec­to de que, tam­bién en te­le­vi­sión, ca­si cual­quier tiem­po pa­sa­do tie­ne mu­cho que apor­tar­le al tiem­po pre­sen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.