La pre­sen­cia de Dios en me­dio de la tra­ge­dia

ABC - Alfa y Omega - - Opinión -

La ima­gen ha­bla por sí mis­ma. Un Pa­pa, con cas­co in­clui­do, re­za an­te la ima­gen de una Vir­gen des­tro­za­da. Su­ce­dió el pa­sa­do fin de se­ma­na en Ca­me­rino, una pe­que­ña lo­ca­li­dad del cen­tro nor­te de Ita­lia, que en 2016 fue des­trui­da en par­te por un te­rre­mo­to en el que per­die­ron la vi­da 296 per­so­nas. «Dios que es­tá cer­ca de no­so­tros pa­ra le­van­tar­nos des­de den­tro, nos ayu­da a ser bue­nos cons­truc­to­res, con­so­la­do­res de co­ra­zo­nes. To­dos pue­den ha­cer un po­co de bien, sin es­pe­rar a que otros co­mien­cen, no de­jar­se aba­tir por la de­s­es­pe­ran­za, co­men­zar a ha­cer ca­da uno al­go por el otro. To­dos pue­den con­so­lar a al­guien, sin es­pe­rar a que se re­suel­van sus pro­ble­mas», se­ña­ló el Pon­tí­fi­ce.

Reuters / Va­ti­can Me­dia

Reuters / Ka­ri­ne Pe­rret

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.