ABC - Alfa y Omega - - Fe Y Vi­da -

Quinto mis­te­rio: el niño per­di­do y ha­lla­do du­ran­te el pri­mer pa­seo del des­con­fi­na­mien­to

El quinto mis­te­rio go­zo­so ha­bla del Niño per­di­do y ha­lla­do en el tem­plo. Co­mo ma­dre, Mar­ta Cue­vas en­tien­de «la an­gus­tia que tu­vie­ron que sen­tir Ma­ría y Jo­sé al per­der al Niño Je­sús». Sin em­bar­go, per­der a un niño no fue su pri­me­ra preo­cu­pa­ción ni la de su ma­ri­do, Tono Mar­tín, de ca­ra a la pri­me­ra sa­li­da a la ca­lle con sus tres hi­jos des­pués de más de 40 días en­claus­tra­dos en ca­sa.

«Cuando se anun­ció que los ni­ños po­drían sa­lir a la ca­lle, la ver­dad es que sen­ti­mos ali­vio. Lle­vá­ba­mos de­ma­sia­do tiem­po en ca­sa y los ni­ños –Ál­va­ro, Isa­bel y Pa­blo– ya ne­ce­si­ta­ban sa­lir a dar un pa­seo. Aun­que tam­bién nos in­va­dió la preo­cu­pa­ción an­te un po­si­ble con­ta­gio y que to­do el es­fuer­zo que ha­bía­mos he­cho has­ta aho­ra hu­bie­ra si­do en bal­de», ase­gu­ra Cue­vas. «Lo que hi­ci­mos fue po­ner­nos en las ma­nos del Se­ñor» y, en­ton­ces, cru­za­ron el um­bral de la puer­ta con ex­pec­ta­ción. So­lo des­pués de va­rios días de pa­seo y de los con­si­guien­tes gri­tos pa­ra que Ál­va­ro e Isa­bel no se ale­ja­ran tan­to y fre­na­ran a tiem­po an­tes de ca­da pa­so de ce­bra, acep­ta­ron representa­r a Ma­ría y Jo­sé en el santo rosario del si­glo XXI.

Mar­ta Cue­vas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.