Re­li­gión, diá­lo­go fren­te a vio­len­tos en­cuen­tros ideo­ló­gi­cos

ABC - Alfa y Omega - - Mundo - V. I. C.

El nue­vo Di­rec­to­rio pa­ra la Ca­te­que­sis se di­vi­de en do­ce ca­pí­tu­los en los que se ana­li­zan los es­ce­na­rios cul­tu­ra­les con­tem­po­rá­neos mar­ca­dos por una «gran dis­tan­cia en­tre fe y cul­tu­ra», que ha­cen re­pen­sar la evan­ge­li­za­ción «con nue­vas ca­te­go­rías y nue­vos len­gua­jes» que sub­ra­yen su «di­men­sión mi­sio­ne­ra» y que no lle­ven en pri­mer lu­gar la doc­tri­na. Asi­mis­mo, se reivin­di­ca el pa­pel de la asig­na­tu­ra de Re­li­gión co­mo fuen­te de diá­lo­go «res­pe­tuo­so y abier­to» fren­te a po­si­cio­nes que lle­gan in­clu­so a ser «vio­len­tos en­cuen­tros ideo­ló­gi­cos». En es­te sen­ti­do, el Va­ti­cano de­nun­cia que es­tán cre­cien­do «for­mas de in­di­fe­ren­cia e in­sen­si­bi­li­dad re­li­gio­sa, de re­la­ti­vis­mo o sin­cre­tis­mo, con el ro­pa­je de una vi­sión se­cu­la­ris­ta que nie­ga to­da aper­tu­ra a la tras­cen­den­cia», an­te lo que pro­po­ne no sen­tir­se «con­fun­di­dos y des­orien­ta­dos», sino se­guir anun­cian­do el Evan­ge­lio.

El do­cu­men­to po­ne en evi­den­cia que las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes es­tán fuer­te­men­te mar­ca­das por las re­des so­cia­les y el lla­ma­do mun­do vir­tual, por lo que in­sis­te en la ne­ce­si­dad de una «ac­ción pas­to­ral que adap­te la ca­te­que­sis de los jó­ve­nes pa­ra sa­ber tra­du­cir, en su len­gua­je, el men­sa­je de Je­sús». So­bre las es­cue­las ca­tó­li­cas, sub­ra­ya que son un su­je­to ecle­sial que «ha­ce vi­si­ble la mi­sión de la Igle­sia, so­bre to­do en el cam­po de la edu­ca­ción y de la cul­tu­ra».

«La re­li­gión no so­lo es una in­vi­ta­ción al diá­lo­go, sino que es la fuen­te fun­da­men­tal del res­pe­to, que va mu­cho más allá de la sim­ple to­le­ran­cia al di­ver­so. Es la ba­se prin­ci­pal de la con­vi­ven­cia», apun­ta a es­te res­pec­to mon­se­ñor Fi­si­che­lla. En un mo­men­to en el que en Es­pa­ña la asig­na­tu­ra de Re­li­gión es­tá sien­do de­va­lua­da al re­du­cir su im­por­tan­cia a efec­tos aca­dé­mi­cos, el Va­ti­cano sub­ra­ya la ne­ce­si­dad de que su en­se­ñan­za «pre­sen­te la mis­ma exi­gen­cia de sis­te­ma­ti­za­ción y ri­gor que las de­más dis­ci­pli­nas ya que, so­bre to­do en es­te ám­bi­to, la im­pro­vi­sa­ción es per­ju­di­cial y de­be evi­tar­se». «La Re­li­gión es una asig­na­tu­ra muy im­por­tan­te, por­que for­ma par­te de nues­tras raí­ces cul­tu­ra­les. No po­de­mos con­si­de­rar Eu­ro­pa fue­ra del con­tex­to del cris­tia­nis­mo. Eu­ro­pa na­ce cris­tia­na», in­ci­de el ar­zo­bis­po ita­liano.

CNS

Un pro­fe­sor en­se­ña a re­zar el Ro­sa­rio du­ran­te la cla­se de Re­li­gión

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.