Evan­ge­lio

ABC - Alfa y Omega - - Fe Y Vida - Ma­teo 11, 25-30

En aquel tiem­po, to­mó la pa­la­bra Je­sús y di­jo: «Te doy gra­cias, Pa­dre, Se­ñor del cie­lo y de la tie­rra, por­que has es­con­di­do es­tas co­sas a los sa­bios y en­ten­di­dos, y se las has re­ve­la­do a los pe­que­ños. Sí, Pa­dre, así te ha pa­re­ci­do bien. To­do me ha si­do en­tre­ga­do por mi Pa­dre, y na­die co­no­ce al Hi­jo más que el Pa­dre, y na­die co­no­ce al Pa­dre sino el Hi­jo y aquel a quien el Hi­jo se lo quie­ra re­ve­lar. Ve­nid a mí to­dos los que es­táis can­sa­dos y ago­bia­dos, y yo os ali­via­ré. To­mad mi yu­go so­bre vo­so­tros y apren­ded de mí, que soy man­so y hu­mil­de de co­ra­zón, y en­con­tra­réis des­can­so pa­ra vues­tras al­mas. Por­que mi yu­go es lle­va­de­ro y mi car­ga li­ge­ra».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.