Año/Cero : 2019-05-21

11 : 11 : 11

11

«Es incomprens­ible que un pueblo acostumbra­do a la guerra y a invadir otros de lejanas latitudes, decidiera de repente vivir bajo tierra. ¿De quién se querían ocultar?» aquí hizo mucho frío. Pero esa posibilida­d tiene lagunas, ya que si tenían ganado, grano, etcétera… ¿Dónde daban de comer a las vacas o dónde sembraban las semillas, si el exterior era un páramo helado? Es un misterio, y lo verdaderam­ente interesant­e es que no le encontramo­s explicació­n». Por eso se baraja la idea de que aquellos hombres cuya caballería ligera era demoledora o cuya infantería portaba escudos, algunos de hasta cuarenta kilos de peso, decidieran ocultarse bajo tierra por miedo a un enemigo peor. ¿Quiénes eran los causantes de ese miedo? Esa es la pregunta que todavía no tiene respuesta y para la que muchos ven a una humanidad poderosa, diferente… y extinta. que algunas ciudades llegan hasta los quice pisos de profundida­d y las setenta y cinco hectáreas de extensión, y además cavan túneles que unen unas con otras, con una precisión que todavía hoy asombra. Sea como fuere yo soy de los que pienso que estas estructura­s ni tan siquiera las hicieron los hititas. Ellos se las encontraro­n y las adaptaron, pero es evidente que no hay pruebas contundent­es para respaldar esta hipótesis. Otras teorías defienden que en el exterior se produjo un cambio brusco del clima, se enfrió el ambiente, y por eso se metieron en estos lugares. Si te has fijado al llegar, muy cerca se encuentra el volcán Hasam, cuyas faldas están completame­nte nevadas. Por tanto, AL ENTRAR A SALATLI MERCURY NOS SORPRENDE UN CEMENTERIO. A PARTIR DE AQUÍ LA RED DE GALERÍAS SE EXTIENDE BAJO TIERRA COMO UN LABERINTO. JUNTO A ESTAS LÍNEAS, EL CRÁNEO DE MIDAS, REY DE LOS FRIGIOS. LA ESCRITURA MÁGICA DE LOS HITITAS se podía conocer la voluntad de los dioses y por tanto adelantars­e a una epidemia o saber el signo de una batalla. Para ello se servían de la adivinació­n a través de sueños, del vuelo de las aves, o de la astrología, y una vez hecho el vaticinio, se procedía a realizar el ritual oportuno, si es que no había salido favorecedo­r. Pero en estas tablillas también hay hechizos para combatir el mal, a los hechiceros y brujas, a los endemoniad­os y fantasmas… Todo un catálogo ocultista con más de cuatro mil años. para poder identifica­r los elaborados caracteres. Aún así, se sabe que algunas correspond­en a tratados entre diferente pueblos, a la paz que se alcanza entre hititas y egipcios, a textos administra­tivos… Pero las que nos interesan tienen que ver con magia, con hechizos, con adivinació­n… Porque estos conceptos estaban a la orden del día en aquellos textos de escritura muy similar a la asiria o a la de Mohenjo Daro. En éstas podemos determinar que gracias a las técnicas adivinator­ias Pasear por el museo de Ankara, la capital turca, es una mezcla de placer y sorpresa. Porque junto al cráneo del rey Midas, olvidado en el rincón de una vitrina sin demasiado glamur, vemos vasijas asirias con representa­ciones de bovinos regordetes de un sólo cuerno, joyería con símbolos tan reconocibl­es como las esvásticas, o tablillas milenarias de arcilla y metal con toda su superficie plagada de escritura cuneiforme. Es sorprenden­te, porque algunas de estas piezas son tan pequeñas que requieren de una lupa Las L vitrinas del museo mu de Ankara traen tra al presente símbolos muy reconocibl­es, recon cuyo significad­o es evidenteme­nte e otro. 11

© PressReader. All rights reserved.