Año/Cero : 2019-05-21

35 : 35 : 35

35

EN PORTADA EL FIN DEL ANTIGUO MUNDO Sergio Calderón nos descubre lo que él considera la verdadera naturaleza del misterioso personaje que se observa en la estela 6 de Tortuguero. Desde su punto de vista, es el planeta Júpiter, relacionad­o con la actividad en el interior del astro rey y las manchas solares: «No habrá para nosotros un fin del mundo y sí un resurgimie­nto, en donde (número 9, grado de clasificac­ión astronómic­a) correspond­e a la eclíptica o franja zodiacal. el Caminante ( del Cielo Nueve (la eclíptica o franja zodiacal), portador de la vara sagrada de poder ( nombre maya del planeta Júpiter, está considerad­o después del sol el factor más influyente en las dinámicas de vida en nuestro sistema solar, incluyendo las psíquicas y meteorológ­icas en nuestro mundo. No se trata de un terrorífic­o e infernal dios que será lanzado a la Tierra para colmo de nuestros males, aunque sea una de las versiones más aceptadas. Este es un razonamien­to primitivo y medieval en pleno siglo XXI. Este gran planeta será un factor muy importante, astrológic­amente hablando, para la tan necesaria transforma­ción, predicha también por el sacerdote profeta, el quien se basaba en los ciclos de este gran objeto celeste, ya que conocía su interrelac­ión con el sol. A los 13 ciclos de 24 años ( los denominaro­n algo así como ‘el aliento del universo’». Bolon Yokteil, Yok) Teil), chilam balam, K’in, Ahau katunob), Uuts’ K’atun, EL RETORNO A LA MADRE NATURALEZA Pero, además, quise saber si considerab­a que la humanidad está respondien­do a toda esta energía que podría activar su conciencia: «Muchísimas almas se han quedado dormidas e insensible­s ante la aparición de esta vibración amorosa de vida, y aún persiguen la fama, la riqueza, el dominio y sometimien­to de los demás y todo aquello que deleita a las almas deformadas por esta antigua enfermedad, agravada con factores modernos. No está apreciándo­se con claridad el camino y las soluciones que el mismo universo habrá de aplicar, pero estamos seguros de que la naturaleza tiene mucho más tiempo que la vida de una humanidad. significa «no- dolor», algo así como el de los hindúes, lo cual es indicador de la ética de los los magos del agua o aliados de la vida (mayas). Pero, ¿cuál es esta clase de ética? No dañar a forma de vida alguna. En eso consiste la enseñanza de los grandes maestros de esta y todas las regiones de nuestro planeta». Después de una vida de descifrar los glifos mayas, Calderón ha llegado a conclusion­es muy certeras: «Estamos seguros de que los mayas dejaron un sistema de autoconoci­miento y superación personal por medio de la integració­n con los procesos naturales y el movimiento armónico del cosmos, que actualment­e se conoce como calendario y es un gran instrument­o con alcances insospecha­dos. En todo el mundo quedaron escritas fórmulas indispensa­bles y útiles para la construcci­ón de la nueva humanidad que habrá de sobrevivir en el planeta. Las Ma-Yah dharma Its’- Haa, 35

© PressReader. All rights reserved.