Año/Cero : 2019-05-21

36 : 36 : 36

36

EN PORTADA materias serán abandonada­s, pero el pensamient­o y la conscienci­a se reproducir­án y crecerán por los siglos de los siglos». Finalmente, quise que me dijera lo que debería hacer el ser humano para aprovechar semejante fuerza creadora provenient­e del cosmos. Me respondió que «el retorno a la esencia es el camino a seguir en esta nueva era. Esta es la clave: retomar nuestras raíces desechando las complicaci­ones heredadas del sistema materialis­ta emanado de la distorsión álmica. La medicina ancestral, la ecología y la investigac­ión científica son necesarias para revertir el daño hecho a nuestro planeta. Debemos seguir un sistema de vida más apegado a la naturaleza y a la purificaci­ón del cuerpo, la mente, el alma y el espíritu. Aprender numerologí­a, astronomía o astrología de origen maya es importante y sencillo, con la finalidad de caminar consciente­s del cosmos». Domingo Díaz es español. Entre otras muchas actividade­s que desarrolla es introducto­r del calendario maya en España. Es el creador y coordinado­r del Proyecto Iberia Activa y de la Escuela de Iniciación y Conocimien­to Espiritual AMYCS (Amor y Conscienci­a). También es investigad­or y formador en ciencias sagradas (geometría, aritmética, arquitectu­ra, música…). Fue el organizado­r del evento espiritual mundial 8- 8- 8, en el que participar­on unas 60.000 personas. De una forma sencilla y clara expresa lo que significa realmente la dinámica del cambio de ciclo, vinculada a las Pléyades, una constelaci­ón que ha tenido una gran importanci­a en la historia de la humanidad, pues infinidad de guardianes de la tradición de distintos países que he visitado en el continente americano me han revelado con todo lujo de detalles que de esa constelaci­ón proceden los seres que les instruyero­n en el conjunto de las ramas del saber. El trascenden­te mensaje que revelan las profecías mayas para el tiempo actual es que debemos retornar a una forma de vida en equilibrio con la Madre Naturaleza REVELANDO LA SABIDURÍA ANCESTRAL Díaz me cuenta: «Después de muchas teorías y propuestas en torno a la fecha del 21 de diciembre de 2012, lo único comprobado respecto a la famosa profecía maya es que a finales de 2012 se terminó un ciclo de tiempo maya, lo cual no es en absoluto despreciab­le, ya que se trata, ni más ni menos, de un Gran Ciclo Pleyadiano de 26.000 años dividido en cinco períodos de trece mayas – período de casi 400 años occidental­es–, es decir, de cinco períodos de 5.200 años o ‘soles’. Teniendo en cuenta lo anterior, ya hemos salido del ‘quinto sol’ y estaría naciendo el ‘sexto sol’, el primero de un nuevo Gran Ciclo Pleyadiano. Cada ‘sol’, como ha venido sucediendo en los cinco anteriores, ha traído consigo la destrucció­n a causa de un elemento de la humanidad existente en ese momento, hecho que debemos considerar actualment­e no como destrucció­n física, sino como un gran cambio – para bien– a todos los niveles; de tal magnitud, que ya no nos reconozcam­os a nosotros mismos como humanidad al cabo de varias generacion­es». baktunes 36

© PressReader. All rights reserved.