Año/Cero : 2019-05-21

43 : 43 : 43

43

POLICÍAS, MILITARES Y VECINOS A LA CAZA DEL MONSTRUO DE PENAMOA «DISPARAMOS CONTRA EL HUMANOIDE» EN 1985, VECINOS DE UN ASENTAMIEN­TO CHABOLISTA SITUADO A LAS AFUERAS DE LA CIUDAD DE A CORUÑA SALÍAN ARMADOS POR LAS NOCHES PARA DAR CAZA A UN SER MONSTRUOSO QUE LLEVABA SEMANAS ATEMORIZÁN­DOLOS. POLICÍAS Y MILITARES TAMBIÉN PATRULLARO­N LA ZONA PARA LOCALIZAR AL «INTRUSO». NUESTRO COMPAÑERO MANUEL CARBALLAL HA OBTENIDO NUEVOS TESTIMONIO­S Y VALIOSAS INFORMACIO­NES SOBRE EL CASO. TEXTO Y FOTOS: MANUEL CARBALLAL M i primera investigac­ión sobre un caso de supuestos humanoides data de 1985. Sin embargo, en marzo 2019 todavía pude encontrar nuevos testigos de aquel sorprenden­te e inclasific­able suceso. En esa época, un grupo de amigos –todos menores de edad– decidimos crear una asociación para investigar toda clase de fenómenos anómalos. La llamamos Grupo Fénix. Poco tiempo después, los medios de comunicaci­ón locales comenzaron a hacerse eco de las aparicione­s de un ser de aspecto humanoide que se dedicaba a asediar a los habitantes del asentamien­to gitano de Penamoa, situado a las afueras de la ciudad de A Coruña. Éramos un puñado de niños inexpertos, sin medios ni recursos de tipo alguno, pero absolutame­nte apasionado­s por el mundo de las anomalías. Y como todos los niños, muy inconscien­tes. Justo en 1985 comenzaban a denunciars­e los primeros problemas en Penamoa relacionad­os con el tráfico de estupefaci­entes. Problemas que se fueron agravando con el paso de los años, hasta convertir el asentamien­to en el nuevo «supermerca­do de la droga», tal como publicaba la prensa. Pero, al mismo tiempo, los reportajes periodísti­cos se referían a la creación de patrullas armadas que intentaban dar caza al humanoide que mantenía en vilo a la comunidad gitana de Penamoa. De animales mutilados. De huellas físicas del humanoide. Según los titulares de prensa, los habitantes del asentamien­to gitano estaban aterroriza­dos, y organizaba­n batidas nocturnas, armados con rifles y escopetas de caza, para abatir a la criatura que incluso había atacado a su ganado. LA PRENSA SE HIZO ECO DE LAS EXTRAÑAS APARICIONE­S DEL HUMANOIDE Y DE LAS BATIDAS DE LOS VECINOS PARA ABATIRLO EN UN TIEMPO EN QUE PENAMOA FUE BAUTIZADO COMO «EL SUPERMERCA­DO DE LA DROGA». «ECHABA FUEGO POR LA BOCA» Nuestra primera iniciativa consistió en contactar con el director del programa de Radio Coruña (Cadena SER) para proponerle que nos permitiera convocar en antena a un grupo de voluntario­s para realizar una batida por Penamoa, con la esperanza de «cazar» al humanoide. Supongo que la insólita propuesta, viniendo de un grupo de adolescent­es tan apasionado­s por el mundo del misterio como inexpertos, le hizo gracia, y acabó aceptando. Pero la idea de pasearse en plena noche por los montes donde un grupo de hombres armados se liaban a tiros con cada cosa que se movía, no estusiasmó a nadie. En esos días, se presentó en A Coruña Felipe Iguiñiz, director del famoso programa de RNE. Iguiñiz se había desplazado hasta la ciudad herculina atraído por la historia del humanoide de Penamoa, y nosotros nos acabamos convirtien­do en sus guías y principale­s informador­es. Parece una Cowboy de Medianoche La Torre de Babel

© PressReader. All rights reserved.